Portada » Análisis » Beyond: Dos Almas – Análisis

Que quede clara una cosa: Beyond: Dos Almas no es un videojuego. Es otra cosa diferente, más tirando a película interactiva, incluso serie de televisión corta, de esas que se emiten en televisión por cable y tienen pocos episodios. Un thriller con tintes paranormales que busca la complicidad del ¿jugador? para vivir una historia y empatizar con una serie de personajes muy bien recreados.

Al César lo que es del César, me ha gustado bastante. En mi haber tengo que reconocer que Heavy Rain me encantó y que no entiendo todas esas críticas que dicen que es injugable o aburrido. A mi me pareció una apuesta muy arriesgada que dio como resultado un híbrido extremadamente interesante, a caballo entre el videojuego y el cine y que ha encontrado su digno sucesor en este Beyond: Dos Almas.

Beyond: Dos Almas entra por los ojos

Lo primero que hay que destacar es que estamos ante un juego cuidado hasta el extremo y con una influencia cinematográfica enorme. Los escenarios están muy detallados y hay que destacar, sobre todo, los modelos faciales. La recreación de los rostros de Willem Dafoe y Ellen Paige es asombrosa, aunque a veces da ese pequeño repelús atribuible al llamado Valle Misterioso. Tanto detalle y perfección sólo es posible gracias al enorme control que hay sobre lo que se muestra en pantalla, ya que los escenarios son realmente pequeños. Tan sólo en un momento nos encontraremos en una zona más o menos amplia y hay un ligero popping y largos periodos de transición entre zonas. Por lo demás, en rara ocasión el juego pega tirones y, eso sí, el lector hace un ruido considerable, incluso después de la instalación.

La cámara siempre se sitúa en el plano adecuado para mostrar la toma más espectacular y, a veces, si tratamos de moverla, responde con lentitud, casi impidiendo que lo hagamos. Esto es especialmente destacable en ciertas persecuciones, en las que girar por las esquinas se convierte casi que en un acto de fe. Eso sí, el plano por defecto funciona en casi todo momento y cuando se tiene más o menos libertad de movimiento no hay ningún problema. Beyond: Dos Almas es un juego tan espectacular de probar con un pad en la mano como de ver, dada su vocación de película.

Pero estamos ante un título que también entra por los oídos, aunque en este apartado haya una crítica realmente gorda para Sony y Quantic Dream. La banda sonora es realmente buena, volvemos al corte cinematográfico, y tiene piezas tanto de acción como emotivas. El doblaje en español es soberbio, pero es mejor intentar jugarlo con las voces originales para que no se pierda el trabajo de Willem Dafoe y Ellen Paige.

Beyond Dos Almas 03

Aiden: la segunda alma

La protagonista de Beyond: Dos Almas es Jodie (Ellen Paige), una chica que ha estado unida desde que nació a Aiden, una entidad invisible pero que es capaz de interactuar con el mundo. Desde niña, Jodie ha estado confinada en una base gubernamental, en la que es estudiada por Nathan Dawkins (WIllem Dafoe), sin apenas contacto con el mundo exterior y buscando cuál es el origen de Aiden y la naturaleza de sus poderes.

Efectivamente, la gracia de Beyond: Dos Almas consiste en que prácticamente en cualquier momento seremos capaces de tomar el control de Aiden y, con la libertad de un ser invisible e intangible, interactuar con el entorno. Aiden puede hacer cosas tan sencillas como tirar vasos al suelo, o encender y apagar un ordenador, pero también puede conseguir cosas mucho más peligrosas, como dominar a un ser vivo en contra de su voluntad, sanar heridas y proporcionar visiones acerca de objetos: incluso puede usar a Jodie de médium para hablar con los muertos.

La forma que tienen tanto Jodie como Aiden para actuar sigue un patrón similar al que ya se pudo ver en Heavy Rain. Si se puede interactuar con un objeto, aparecerá una pequeña ayuda visual (en este caso, un punto blanco en la pantalla). Si pulsamos el stick derecho, la acción se hará de forma automática, ya sea abrir un sobre, sentarnos o darle a la llave de contacto de un coche. De vez en cuando se pedirá que se pulse un secuencia de botones o de direcciones con el stick, al más puro estilo QTE.

Beyond Dos Almas 02

Los críticos de su predecesor (en espíritu, porque de lo otro no tiene absolutamente nada que ver) no tendrán motivos para ver esta jugabilidad con buenos ojos, ya que adolece de las mismas virtudes y defectos que la otra. Muy limitada en opciones, el jugador no es tal, sino que se limita a pulsar combinaciones de botones de forma pausada, y la narrativa y las pequeñas opciones que se pueden tomar para resolver las situaciones cobran toda su importancia.

La primera partida

Las opciones son un tema aparte en este Beyond: Dos Almas. Ya en la primera partida nos damos un poco cuenta de que el juego nos guía, lo queramos nosotros o no. Una segunda visita a un mismo episodio nos puede desvelar que elegir una opción diferente no tiene por qué desembocar en un desenlace alternativo. Hay muy pocas opciones que realmente tengan una importancia a la larga en la historia y casi todas tienen que ver con si podemos salvar o se nos mueren secundarios por el camino.

Pero en la primera partida, al no conocer las alternativas, si se tiene más sensación de control y de que se vive la trama. La relación con los personajes está muy bien conseguida y consigue que el usuario se sienta de verdad implicado en la historia y desee saber más. El efecto es divertido consigue su objetivo de entretener.

Beyond Dos Almas 04

Conclusión

Un apartado técnico completamente sobresaliente. Una ambientación muy lograda que consigue transmitir compasión, furia, miedo o lo que se pretenda que se sienta en ese momento. Pero Beyond: Dos Almas no es un videojuego, ya que realmente no tienes en ningún momento la sensación de estar jugando, sino de estar contemplando una historia. Pero funciona, entretiene, y el par de tardes que puedes tardar en pasártelo por primera vez son memorables.

Jose Manuel Bringas

30 años siendo adicto al cine, las series de TV, los libros y los videojuegos. Creo firmemente que el gato de Schrödinger está vivo y que Shenmue 3 no existe, son los padres.

Ver todos

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* ]]> */