Portada » Análisis » Castlevania: Lords of Shadow 2 – Análisis

Castlevania: Lords of Shadow 2 es un juego decepcionante en muchos sentidos. También es gratificante en otros pero, al final, cuando se ponen todos los elementos en la balanza, esta está descompensada claramente y ganan los apartados negativos. Entonces llega la labor de pensar por qué, ya que este juego lo tenía absolutamente todo para ser uno de los juegos del año, puede que de la generación y, hasta el último momento, todo parecía que así iba a ser.

http://youtu.be/M7Ujh-8iqiY

La culminación de la trilogía de Mercury Steam no podía comenzar en un mejor punto. El primer Lords of Shadow nos contó la historia de Gabriel Belmont y su transformación en el Príncipe de las Tinieblas, el temido Drácula. Un viaje que nos llevaba por los mitos de la Europa Medieval con unos escenarios espectaculares y una personalidad arrebatadora. La segunda parte, en un inicio exclusiva para Nintendo 3DS pero luego portada a Xbox 360 PS3 y PC, mostraba cómo el clan Belmont se enfrenta con el paso de los años a Drácula, primero con Trevor Belmont, su hijo, y luego con Simon, su nieto.

Los comienzos de Lords of Shadows 2 son apoteósicos (están contemplados de forma casi íntegra en la demo gratuita): Drácula en su castillo, completamente asediado por un ejército. Los escenarios siguen siendo impresionantes, puede que el tope de lo que la generación de PS3 y Xbox 360 pueden ofrecer, y su estilo artístico tampoco le anda a la zaga. El detalle de los elementos arquitectónicos o el diseño de los enemigos es altísimo y se nota el extraordinario trabajo que hay detrás. Lo mismo se puede decir de la música, una verdadera maravilla que sube, baja, y se integra perfectamente con lo que estamos haciendo, proporcionando algunas piezas realmente sublimes.

El sistema de combate es completísimo. Drácula tiene a su disposición tres armas principales, el látigo de sangre, la Espada del Vacío y las Garras del Caos, cada una con sus características especiales y su árbol de desarrollo. Hay que saber cuándo usar cada una, pero queda a discreción del jugador decidir en qué quiere especializarse. Los combates son frenéticos y dinámicos, obligando al jugador a pensarse las cosas y no atacar a lo loco, sino yendo a la defensiva y midiendo los movimientos. Hay, además, un amplio abanico de armas secundarias, muchas dependiendo del arma principal que tengamos activada. Sin embargo, la dificultad de los combates ha bajado sensiblemente, al menos en el nivel de dificultad más alto disponible desde el inicio, y bastan un par de intentos para afrontar con éxito los más duros.

Castlevania-Lords-Of-Shadow-2-2

De hecho, los momentos más difíciles de Lords of Shadows 2, esos que te llevan a morir una y otra vez, vienen dados por escenarios mal diseñados o mecánicas de juego no demasiado bien implementadas. Es decir: cuando Mercury Steam traiciona la identidad de la saga y es incapaz de innovar con sentido, integrando bien las mejoras. Y es que, una vez pasamos de los inicios, cuando Drácula despierta en plena época actual (en mundo alternativo eso sí) y se tiene que mover por ambientes urbanos, uno ya comienza a notar que no todo el monte es orégano.

Lords of Shadow 2 se derrumba

El primer punto a criticar es la mala decisión de ambientar la mayoría del juego en la época actual. Drácula despierta en una ciudad, construida sobre lo que era su Castillo. Todo el mundo cree que murió en la batalla del inicio del juego y la humanidad se ha sobrepuesto con el paso de los siglos y ha medrado. Se sabe que los vampiros, hombres lobo y demonios existen, son reales, y se lucha contra ellos, aunque han conseguido expulsarlos de la ciudad.

La magia mitológica de los dos primeros Lords of Shadow muere totalmente y los entornos urbanos son aburridos y sin personalidad. Toda la grandiosidad del Castillo se ha derrumbado y sólo quedan calles vacías de gente… y de carisma. Eso sí, de vez en cuando los recuerdos de Gabriel nos llevan de nuevo a aquellas altas paredes, a los salones acristalados, a los teatros llenos de grotescas marionetas, y el juego vuelve a subir a los niveles de calidad que se merece Castlevania.

Castlevania Lords of Shadow 2 13012014-07

Esta situación se repite como un mantra a lo largo de todo el desarrollo. En el momento en el que Lords of Shadow 2 se desvía de lo que la saga de Mercury Steam había establecido cae en picado y nos arrastra con él. No sólo con los escenarios, sino con la historia, a estética y ciertas mecánicas, directamente aborrecibles.

En referencia a esto último es obligatorio hablar de las fases de sigilo, absolutamente desastrosas. No sólo rompen el ritmo totalmente, sino que están mal diseñadas, son aburridas y genéricas. Especialmente hay una, en una parte ya adelantada del juego, en la que te dan ganas de arrojar el mando por la ventana. Confusa, sin un camino claro a seguir, agobiante y en la que no se permiten errores… para justo en la siguiente escena enfrentarte a ese personaje que te podía matar de un golpe si te descubría. Argumentalmente injustificable.

Drácula está triste, ¿qué tendrá Drácula?

Y es que Lords of Shadow 2 es una conclusión argumental pésima a una premisa muy interesante: abordar la saga desde el punto de vista de Drácula. El guión es torpe y te lleva de un lugar a otro de la ciudad y del Castillo sin ton ni son. El jugador se siente como un saco de boxeo, apaleado por todas partes y sin saber dónde está en cada momento. ¿Esto es parte de sueño de Gabriel? ¿Estamos ahora en la Ciudad? ¿Dónde están las conexiones entre las zonas? ¿Por qué los personajes aparecen y desaparecen de esa forma?

El linaje Belmont está pobremente representado, la trama es de mercadillo y los diálogos parecen más bien una consecución de frases molonas puestas como quien echa un puñado de harina sobre un lienzo negro. Las cosas ocurren porque alguien se ha empeñado que sean así, sin importarle todo el trabajo previo o lo que ha escrito dos horas atrás. Personalmente, todavía no tengo demasiado claro el papel del Espejo del Destino en todo este embrollo y de cuál es la personalidad de Drácula, eso por no mencionar el papel de los personajes secundarios, que salen y entran en escena a voluntad y sin explicaciones. Especialmente dolorosa es la conclusión de la subtrama del Juguetero, sobre todo porque su escenario y puesta en escena son, posiblemente, los mejores momentos del juego.

Ya habíamos visto la caída de Gabriel y éste se descubre en los primeros compases como una criatura despiadada. De hecho, a lo largo de todo el juego se habla de las tropelías del personaje una vez convertido en Drácula, del terror que se vivió bajo su reinado, y basta con ver los seres con quienes se relaciona y cómo son ciertas partes de su castillo para intuir su maldad sin límites. Pero en cambio tenemos a un blandengue, a un hombre que se derrite con nada y al que todo el mundo le da sopapos, que tiene que escabullirse como una rata (literalmente, hay niveles en los que te infiltras adoptando la forma de una), que sigue llorando por su mujer e hijos muertos y hace de recadero a cambio de una promesa que a mitad de juego te das cuenta que es vacía. Pero el tío sigue ahí, perseverando en su error. De vez en cuando hay retazos de genio, en los que se enfrenta a Dios y proclama abiertamente su crueldad, pero son pequeños rayos de sol en una personalidad soseras.

Castlevania-LoS2-13012014-11

Y se hizo el Caos

Lords of Shadow 2 es un juego confuso. Confuso para el jugador porque no sabe exactamente ni lo que hace ni por qué lo hace, rebotando por los escenarios y, al final, olvidándose de comprender a lo que juega y dejándose llevar, que da menos dolores de cabeza. Lo que está claro es que en algún momento del desarrollo las cosas debieron cambiar, fragmentando su identidad tal y como está el recurrente Espejo del Destino, en varios trozos.

Como este último Castlevania no se aclara, pues es complicado presentar un todo coherente. Curiosamente, lo bueno que tiene es lo que ha permanecido fiel a los dos primeros: la ambientación gótica-medieval-mitológica, el Castillo como personaje propio o, en su defecto, con ruinas exóticas o entornos completamente de fantasía y no lo que hemos visto ya medio millón de veces en otros juegos genéricos: ciudades abandonadas y laboratorios donde hacen peligrosos virus.

Esta sensación de Caos se acentúa con la presencia de ciertos bugs, que te dejan completamente descolocado. Enemigos que se atascan al interferir dos scripts, puertas que no se abren (y no, no son las que se usan como excusa para los tiempos de carga), cinemáticas que no arrancan hasta la tercera vez que pasas por el mismo sitio… Por una no pasa nada, pero a la tercera ya te planteas si no ha habido dejadez.

Castlevania Lords of Shadow 2 01

Conclusión

Castlevania: Lords of Shadow 2 se malogró en algún momento de su desarrollo. Lo tenía todo y en la recta final, cuando tienes la versión definitiva en las manos, se derrumba sin remedio. Tiene cosas brillantes, como los escenarios del Castillo, el desempeño técnico, la banda sonora y el sistema de combate, que es bastante completo.

Sin embargo, los escenarios en la parte moderna de la ciudad, la pésima historia y tratamiento de los personajes, el caos en la presentación de situaciones y en arrastrar al jugador al interior de la fantasía y ciertas mecánicas de juego (los momentos de sigilo) se cargan completamente la experiencia de juego y convierten el último trabajo de Mercury Steam en la decepción del año… y puede que de la generación que acaba.

Jose Manuel Bringas

30 años siendo adicto al cine, las series de TV, los libros y los videojuegos. Creo firmemente que el gato de Schrödinger está vivo y que Shenmue 3 no existe, son los padres.

Ver todos

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* ]]> */