Portada » Análisis » Chivalry: Medieval Warfare – Análisis

Chivalry: Medieval warface es un peculiar FPS basado en la edad media que se está abriendo poco a poco con una gran cantidad de adeptos. Su antecesor fue un mod del Half-Life 2 llamado Age of Chivalry con exactamente la misma sistemática de juego pero bastante más simple y básico gráficamente. Este es el primer desarrollo comercial de la empresa Torn Banner Studios expandiendo las ideas usadas en dicho mod. El juego fue financiado con Kickstarter y lanzado exclusivamente para PC. En Steam se ha convertido en unos de los juegos más descargados de esta plataforma en las pasadas navidades.

Los cambios estéticos son muy grandes con respecto a su predecesor, que haciendo uso del Unreal Engine 3 nos resulta en un juego con un gran acabado gráfico para su rango de precio. El juego es totalmente competitivo, nos encontramos con dos facciones La Orden de los Masones y los Caballeros de Agatha (Equipo azul y equipo rojo), además de 4 diferentes clases con una gran variedad de armas, que han aumentado considerablemente en su última expansión.

analisis de chivalry

La gran baza de este juego es su jugabilidad. Sin llegar a ser realmente difícil entraña cierta dificultad el convertirse en un jugador competitivo. Su gran variedad de armas hace que tengas que saber cómo comportante en cada situación y mirar muy bien el momento de realizar una estocada o lanzar una flecha. La acción es realmente rápida y un paso en falso te lleva a la muerte en un santiamén. Las armas van desde la lanza hasta la ballesta pasando por muchas de las armas medievales que os podéis imaginar. Cada clase (Arquero, Hombre de Armas, Vanguardia y Caballero) tiene una habilidad especial además de sus propias armas. Cada una de estas clases puede tener un arma principal y dos secundarias, lo que hace que puedas adaptar las armas muy bien a tu estilo de juego. La barra de cansancio y el fuego amigo le da un plus de realismo al juego y como no, la sangre y desmembramientos que a algunos les puede parecer gore, pero estamos jugando a guerrear en la edad media, ¿no?

Con una variedad de mapas considerable y con bastante tipos de juegos como por ejemplo realizar objetivos de matar al rey, destruir la puerta de un castillo o simplemente un todos contra todos en una arena, hace que el juego no se convierta en repetitivo. Con cierta cantidad de bug en su inicio, algunos mapas eran poco jugables, pero con el último gran parche el juego está mucho más pulido y nos encontramos con muy pocos bugs.

A nivel de servidores encontramos una buena cantidad repartidos por el mundo además de tener la posibilidad de poder crear el vuestro. Un gran problema de este juego fue en un primer momento los servidores, los cuales no aparecían en la lista o incluso te era imposible jugar a la vez con un amigo. Cave destaca el apartado sonoro, que sin tener una música épica si tiene una gran cantidad de sonidos de efectos y voces bastante considerable y te meten muy bien en el papel.

Conclusión: ¿Cansado de los típicos FPS?

El juego en general es adictivo, una vez te encuentras cómodo con el sistema de combate y con las armas empiezas a disfrutar de este sangriento juego. Si a esto le sumamos unos amigos para jugar la diversión está asegurada para muchísimas horas.

Redacción

Ver todos

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* ]]> */