Portada » Análisis » Deadpool – Análisis

Deadpool – Análisis

Los superhéroes de Marvel tienen sus peculiaridades. Pero si tenemos que hablar de uno que es peculiar hasta la médula, ese es Deadpool. Además de tener un genial sentido del humor, es su habilidad para “romper la cuarta pared” la mayor peculiaridad que tiene Deadpool.

Y es que el famoso superhéroe de Marvel, conocido como Masacre en Español, hace uso de esa habilidad para comunicar en los cómics con el lector, normalmente para hacer comentarios de todo tipo, y generar un humor ácido que le sienta genial.

En esta ocasión Deadpool llega a Playstation 3, Xbox 360 y PC con un título bastante entretenido. Veamos cuales son sus puntos destacables y en cuales flojea más.

deadpool-game-04

Historia

Hay que empezar teniendo en cuenta que Deadpool es un personaje perfectamente consciente de qué es: Un superhéroe de Marvel, así de simple. Y como buen superhéroe tiene ganas de empezar a ver acción (y chicas guapas ya de paso). Así que se pone en contacto con High Moon Studios (desarrolladores del juego) y les ha pasado un guión para realizar un videojuego. A partir de ahí, veremos cameos de todo tipo, como Lobezno o Cable por ejemplo, aunque la historia no es más que un montón de personajes hilando una aventura donde lo que prima es la acción… Eso y las conversaciones hilarantes, como las que hace Deadpool hablando con su mente, con el director de High Moon Studios o con el propio jugador, ya que nos contará todo tipo de tonterías en clave de humor. No quiero citar frases para no estropear los divertidísimos momentos a lo largo de la historia principal.

Jugabilidad

Aquí también las citas del Mercenario Bocazas harán de las suyas. Por citar alguna tontería de las más simples, si lanzas una granada cuando no hay ningún enemigo te dirá que a lo mejor lo necesitaría más adelante. Más allá de eso nos encontramos ante un juego que mezcla acción con armas blancas y de fuego con algunos momentos plataformeros. Si bien las conversaciones y las ganas de oir y ver más momentos divertidos ayudan mucho a seguir jugando, el título no ofrece una gran variedad en cuanto a jugabilidad. Tendremos enemigos con armas blancas, eléctricas, con escudo y otros con armas de fuego, incluso algunos que se autodestruyen pero en general son poco variados. Los jefes finales le dan un poco de variedad pero tampoco son la panacea. Es imposible no recordar los últimos títulos de Batman ya que cuando varios enemigos se juntan, podremos realizar contraataques teniendo en cuenta los tiempos. Ahí ocurre un fallo de jugabilidad que resulta incómodo, y es que el botón (B en el mando de Xbox si lo juegas en PC o 360 y círculo en PS3) es también el que se encarga de realizar el teletransporte, una suerte de botón de esquivar que tiene el personaje. Por otro lado la IA de los enemigos en general brilla por su ausencia. Las coberturas de los enemigos armados son de lo más básico y  los que van con armas blancas suelen ir a saco, lo que fomenta hacer uso del clásico machacabotones para ejecutar combos. Al darle varios ataques de seguido a los enemigos iremos aumentando la barra de inercia, dándole uso a un ataque especial que estará disponible al llegar al máximo de inercia.

El factor curativo de Deadpool visto en sus cómics, hace que en esta ocasión sea lógico recuperar nuestra energía de manera automática. Algo que no es tan comprensible en la mayoría de FPS y juegos en tercera persona es algo que queda bien aquí simplemente por la naturaleza del personaje.

Lo único que le añade un punto extra a la jugabilidad es la mejora de armas y poderes de personaje con los puntos que encontraremos en la pantalla, aunque resulta aburrido, porque lo único que hará es que queramos personalizarla buscando facilitarnos los combates y seguir escuchando y ver chorradas del protagonista, el cual también tiene momentos en los que iremos despacio (de manera automática) buscando sorprender al enemigo desde atrás para acabar con él de diversas maneras. Estas muertes de distintas maneras y las gracias propias de Deadpool le dan un extra de calidad a un apartado pobre en general.

El juego en su campaña dura aproximadamente 8 horas, y además no incita demasiado a la rejugabilidad puesto que el factor sorpresa de los momentos cómicos se pierden en una segunda jugada. También existe un modo desafío que francamente resulta aburrido ya que la jugabilidad es quizá su peor baza, que se podría resumir como un poco entretenida pero excesivamente usada.

deadpool-game-13

Sonido

Sin duda es la mejor parte del juego, por el doblaje más que nada, ya que es Nolan North quien interpreta a Deadpool, su voz animada que ya prestó en otros videojuegos como Marvel VS Capcom 3, donde también hacía de Deadpool y conocido por ser la voz en inglés de Nathan Drake en Uncharted y Desmond Miles en Assassin´s Creed entre muchas otras. En esta ocasión el nivel de doblaje (en inglés) es impecable, y estamos ante un juego que ha sido traducido al castellano pero no doblado, algo que en esta ocasión me parece un acierto, ya que la voz es sencillamente perfecta para este personaje.

La banda sonora es simple, para acompañar el juego… Algo comprensible en parte, ya que se trata de un personaje de cómic, más que de animación, pero vamos, que en este sentido ninguno de sus temas son para el recuerdo. Lo que más vais a recordar sin duda son frases del propio Deadpool.

Gráficos

El ya tan usadísimo motor Unreal Engine 3 es el encargado de da vida a este juego, y aunque queda resultón se notan escenarios vacíos y sin vida en su mayoría. Además los modelados de los personajes tampoco son muy interesantes, más allá del propio Deadpool, puesto que incluso los pocos cameos de los X-Men, Cable y demás personajes son bastante mejorables. En PC apenas he notado tirones, aunque si que he visto alguna ligera carga de texturas que aparecen de la nada a lo lejos, sin embargo no me ha resultado nada molesto.

Deadpool-Game-Screenshot-Stabbed

Conclusiones – Deadpool

No encuentro mucho sentido en recomendar Deadpool al precio actual (unos 60 € en PS3 y Xbox 360 y 50 € en PC) si no eres fan del irreverente personaje de Marvel. Pero si eres fan de Deadpool, seguramente, pese a las carencias jugables, te lo pasarás tan bien con la experiencia que no te importará el desembolso. Aún así mi recomendación con el título, que como muchas campañas de juegos actuales no pasan de 8 horas, es intentar alquilarlo y jugarlo, probar por uno mismo la experiencia que nos propone, y si no os gustan sus chascarrillos, aparte de no tener sentido del humor, quedará claro que no es vuestro juego.

Sergio Amor

Sumergido en mundos inventados desde hace más de dos décadas, fan incondicional de las clásicas recreativas. Jugón, cinéfilo empedernido y a ratos persona.

Ver todos

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* ]]> */