Portada » Análisis » Ni no Kuni – Análisis

Dice la tercera Ley de Clarke que cualquier tecnología si es lo suficientemente alta puede ser percibida como magia para tecnologías inferiores. Ni no Kuni es tecnología pura y dura, son bits, animaciones por ordenador, datos digitales… es tecnología de hoy en día y, sin embargo, tiene esa misma capacidad de transmitir magia con cada uno de sus aspectos.

Ni no Kuni

Level 5 y Ghibli

Una cosa hay que advertir sobre Ni no Kuni: si no te gustan los juegos de rol japoneses tradicionales aléjate de él, no te va a gustar. Si no te gustan las películas de Estudios Ghibli tampoco te acerques demasiado, pero en este caso te recomendaría un TAG cerebral, porque te pasaría algo raro en la cabeza.

Y es que estamos ante un título que no se puede entender sin el magistral trabajo de Estudios Ghibli unido a la increíble experiencia de Level-5 haciendo juegos de rol. Sin embargo, las mecánicas de juego son muy tradicionales y lo verdaderamente revolucionario es tener delante a uno de juegos más bonitos y cuidados de esta generación.

Un cuento de hadas

La historia es tremendamente sencilla: Oliver es un joven que ve cómo su mundo se derrumba cuando muere su madre. En plena llorera, sus lágrima liberan al Maestre de los Duendes, que estaba atrapado en forma de peluche. Así, Oliver descubre que tiene que viajar a Ni no Kuni, un mundo fantástico, para liberarlo de la tiranía y, de paso, buscar la forma de recuperar a su madre.

La estética del juego es totalmente Ghibli. Cualquier aficionado a sus películas reconocerá de forma inmediata el estilo visual y la maravillosa música de Joe Hisaishi. De hecho, si uno cierra los ojos puede encontrar reminiscencias de El Viaje de Chihiro y la Princesa Mononoke. El juego, además, contiene multitud de secuencias animadas desarrolladas por el propio estudio de cine, escenas que sirven para contar trozos de la historia y que están llenas de magia.

Hay que sumar a todo esto un diseño muy original de las criaturas que pueblan el mundo. Es imposible no acordarse de las criaturas divertidas que aparecen en Dragon Quest, pero con un toque mucho más loco, mezclando criaturas ya existentes y formando quimeras de aspecto simpaticón. Se aleja, por tanto, del típico orco, esqueleto o rata gigante y se centra en mostrar un mundo fantástico propio, con entornos preciosos y nada grotesco o realista.

Rol clásico

Y es que Ni no Kuni cumple todas las premisas de los juegos de rol de toda la vida. Comienzos lentos, muchos elementos para aprender en las primeras horas, subidas de nivel, centenares de combates y decenas de horas de juego por delante, ya que la historia principal se ve aderezada con muchísimas misiones secundarias.

El sistema de combate es de estilo TBA, eligiendo las acciones de un menú pero a la vez transcurriendo en tiempo real, por lo que podremos movernos por el escenario y le concede algo más de dinamismo. No lucharemos solos porque, aparte de los personajes secundarios que nos acompañen, tendremos a nuestro lado a los únimos, seres que criaremos para luchar por nosotros, con diferentes habilidades. Podremos escoger a varios de ellos para que nos acompañen en todo momento y adaptarnos a cada situación de combate, escogiendo a quién queremos usar, favoreciendo así la parte estratégica.


Ni no Kuni

Pero, y sin que sirva de precedente, aquí el sistema de juego es una excusa para contarnos una historia, para deleitarnos con los escenarios, maravillarnos con la espectacular banda sonora y disfrutar de un cuento sencillo que poco a poco se va tiñendo de épica, aunque sin abandonar la idea principal: un niño y su madre.

Y es que Ni no Kuni es un título realmente sencillo de comprender una vez que entras en su dinámica (que tampoco cuesta demasiado) y te sientas a disfrutarlo, ya que entra por los ojos y los oídos. Si te gustan los JRPG (un género que está de capa caída) es un verdadero imprescindible.

Ni no kuni 02

Jose Manuel Bringas

30 años siendo adicto al cine, las series de TV, los libros y los videojuegos. Creo firmemente que el gato de Schrödinger está vivo y que Shenmue 3 no existe, son los padres.

Ver todos

3 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Para mi Ni no Kuni tiene un problema, solo uno y son sus batallas por turnos. Todo lo demás lo dejaría tal cual, porque es todo precioso. El problema y es algo personal mío, es que las batallas por turnos se me han hecho de siempre muy frustrantes, pesadas e incluso aburridas. Al final terminan matándome y dejando el juego a la mitad.

    Eso no me está pasando con Ni No Kuni, porque hay ciertas cosas que me están gustando mucho pero, entendiendo que va con la base de un JRPG, quizás una batallas en tiempo real, con hechizos y subidas de nivel, le hubiera quitado al juego ese punto de pesadez que a mi parecer tienen todos los juegos que tienen batallas por turnos.

    Por todo lo demás un diseño maravilloso, una historia que engancha y una monada de únimos que te entran ganas de adoptar y tener un par en casa (de todos los que hay).

  • hola,a mi sin embargo,me encantan los combates por turnos desde los primeros FF,en especial el 7 el 10 que los jugue con las plays asi como Lost Odisey o Last Remnant de la xbox oGolden land o El templo del mal elemental o incluso la sagaBaldur¨s Gate,Icewind Dale(pulsando la tecla espacio para parar los combates)en pc y ahora llegan juegos como el FF13 y encima de que no son combates por turnos solo llevas a un psnje,yo personalmente me lleve un chasco increible….tanto tiempo esperando para eso,todo esto lo vengo a decir porque ya no sacan casi juegos con combates por turnos como a mi me gustan y yo me alegro de que este juego sea asi,pero esto lo digo por dar otro punto de vista,no te lo tomes a mal Jesus

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* ]]> */