Portada » Análisis » Outlast – Análisis

Outlast – Análisis

Hacia tiempo que no jugaba a un juego de miedo, en parte, quizá por ser un genero que no pasaba por su mejor momento y tenía que rebuscar bastante para encontrar algo que  asustara de verdad, ya que sagas clásicas como Silent Hill o Resident Evil son ahora de todo menos de terror. Actualmente gracias al trabajo realizado por estudios independientes están apareciendo juegos como Slender, Los Amnesia o este Outlast que aportan nuevas ideas y están revitalizando el género. Por eso y gracias a que la versión de Playstation 4 esta gratis para los usuarios del PSN Plus, he querido interesarme por este primer juego del estudio independiente Red Barrels que aunque es su primer juego, algunos de sus miembros han participado de forma notable en el desarrollo de títulos como Assassin´s Creed, Splinter Cell o incluso Uncharted.

Apagamos las luces, subimos el volumen y… ¡¡¡aaahhhhjj!!!

Nos metemos en situación

outlast-pc-screenshots-3

Avanzamos en coche, por la noche a través de una carretera solitaria hacia un lugar perdido entre montañas. Pronto aparcamos en la puerta de lo que parece ser un manicomio. Antes de bajarnos leemos el mensaje que nos ha traído hasta este recóndito lugar. Al parecer somos un periodista al que le han encargado investigar los extraños sucesos acontecidos en un misterioso manicomio. Cogemos nuestra videocámara, recargamos sus pilas, nos armamos de valor y nos disponemos a adentrarnos en el edificio que nos espera a oscuras y en silencio.

Con estas premisas comienza esta obra que logra engancharnos desde el principio gracias  a su intensa narrativa. Todo el juego es en primera persona, no hay interfaz y la única arma que tenemos es nuestra videocámara. Por lo tanto los sucesos se van revelando ante nosotros gracias a lo que vemos y leemos con lo que será fácil ponernos en la piel de este periodista y vivir de forma intensa todo lo que sucede a su alrededor. Tendremos una sensación de incertidumbre durante mucho rato por qué no sabemos que es lo que esta pasando realmente. Si leemos unos documentos escondidos por el manicomio podremos poco a poco ir comprendiendo lo que esta sucediendo. Las notas que tomamos si grabamos ciertos sucesos con la videocámara también contribuyen a aclarar las cosas.

Aunque la historia es impactante y empieza de manera potente poco a poco se va desinflando y llega un punto  que se torna previsible. Pero somos nosotros los que vamos descubriendo los hechos y es a nosotros a los que nos sucede todo, por eso querremos  seguir y llevar la historia hasta sus últimas consecuencias.

 ¿Cómo consigue trasmitir terror?

Outlast

Nos sentimos indefensos por que solo tenemos una videocámara. Muchas veces pensaremos… con una recortada a mano otro gallo cantaría. Casi todo el juego estamos a oscuras y solo podremos ver unos metros por delante de nuestra posición. La videocámara nos sirve para ver en zonas completamente a oscuras gracias a su visión nocturna. Esta visión hace que la imagen coja un tono gris verdoso y muchas veces parecerá que estamos grabando una película de terror japonesa. Las pilas de la cámara no son infinitas y tenemos de estar pendientes de buscarlas  antes de que se agoten, lo que contribuye a aumentar la tensión.

Nos movemos por  lugares cerrados y pasillos estrechos rodeados de sonidos que nos alteran e inquietan creando una atmosfera agobiante y opresiva.

Hay bastantes sustos que nos sorprenderán en muchas ocasiones y aunque podamos intuir donde van a ser, logran asustarnos debido al sonido y la intensidad de la imagen.

Para completar el coctel el paisaje que nos acompaña no es precisamente un jardín con flores. Todo el edificio esta medio en ruinas, veremos restos de torturas por todos lados, cuerpos mutilados, mensajes escritos con sangre en las paredes y para colmo unos individuos, que parecen haber perdido el alma deambulando por las distintas estancias… en fin el lugar ideal para pasar el fin de semana.

outlast2

La aventura se desarrolla de forma lineal y el juego nos va llevando por donde el quiere, pero tenemos cierta sensación de libertad debido a la necesidad de explorar y a la posibilidad de resolver ciertas situaciones de distintas formas.

A medida que avanzamos por el edificio tenemos que cumplir unos objetivos, girar una válvula, devolver la electricidad a un ascensor, etc… si queremos seguir avanzando. Pero este juego no es un paseíllo por el campo y una serie Psicópatas algo más sádicos de lo normal, se cruzaran en nuestro camino para impedir que logremos avanzar. Su único objetivo es encontrarnos y descuartizarnos. Para librarnos de ellos tenemos que ser sigilosos y utilizar bien los escondites que el escenario nos propone para despistarlos. La sensación de que nuestras acciones repercuten en nuestro adversario esta lograda y provocara situaciones de tensión muy emocionantes y divertidas que se pueden resolver de diferentes formas. Algunos de estos ¨taraos¨ hacen el papel de enemigos finales y es destacable la manera en que nos los presentan, metiéndonos el miedo en el cuerpo antes de toparnos con ellos. El problema es que este patrón se repite a lo largo de todo el juego y llega un momento en que deja de sorprender y pasa a ser previsible.

Otro reto que el juego nos plantea son las persecuciones. A menudo algunos psicópatas trataran de darnos caza y tendremos que huir a toda velocidad esquivando obstáculos a oscuras y eligiendo el camino correcto.  Son situaciones intensas y divertidas y aunque hay algunas sorpresas también se repiten varias veces.

Gráficos y Sonido

outlast1-620x

Un juego de estas características solo es posible  gracias a la formidable ambientación y a sus sensacionales efectos de sonido. Aunque a priori un manicomio puede parecer un escenario limitado del que nos cansaremos al poco tiempo, el juego se las apaña para llevarnos por lugares muy variados, celdas, cloacas, despachos y algunas sorpresas.

Los gráficos están a un gran nivel y la versión de PS4 es la misma que la de PC.

La inteligencia artificial de los enemigos falla un poco en algunas ocasiones pero esto no es un grave problema.

Los efectos de sonido son uno de los elementos mas destacados del juego. Están muy bien elegidos y se utilizan de manera sorprendente colocados y son uno de los elementos en los que se apoya para transmitir terror. Escuchar siniestros pasos a nuestra espalda o la respiración cada vez mas alterada de nuestro protagonista ante determinadas situaciones, nos pondrá la piel de gallina y nos hará estar alerta ante los nuevos peligros.

Para terminar cuenta con una gran banda sonora que solo suena en momentos puntuales  para añadir dramatismo o desolación si la escena lo requiere.

Conclusión Outlast

Podemos confirmar  que el género del terror esta recuperando la forma. Esta obra pone sobre la mesa algunas ideas muy interesantes y las lleva a cavo bastante bien. Quizá su único defecto es que repite demasiado ciertos patrones en lugar de reinventarlos y ofrecer nuevas formulas para resolver distintas situaciones, pero en general resulta bastante divertido. Hay que tener en cuenta que es el primer juego de este estudio y puede ser un buen punto de partida para lo que venga después. La trama aunque logra enganchar al principio poco a poco se va desinflando pero su brillante narrativa consigue que queramos ver el final.

Este titulo a conseguido que me interese mas por juegos como el nuevo de Alíen. Si cogen algunas ideas de este Outlast y profundizan en ellas les podría salir un buen juego de terror.

Dura unas 5 o 6 horas y es una propuesta muy interesante si te apetece un buen juego de miedo y más teniendo en cuenta que es gratis durante el mes de Febrero.

Luis Pastrana

Ver todos

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* ]]> */