Portada » Análisis » Project CARS – Análisis

Project CARS – Análisis

Se ha hecho esperar, meses de retraso, numerosos vídeos y una cantidad de información que ha hecho de Project CARS uno de los juegos más esperados por los aficionados de los títulos de motor.

El juego de Slighty Mad Studios se ha convertido por meritos propios en uno de los Triple A que más expectación ha levantado en los últimos años y culpa de ello han sido los numerosos vídeos e imágenes que nos dejaban con la boca abierta e incluso por momentos intentando diferenciar si lo que veíamos en pantalla era real o se trataba de cómo ellos mismos nos vendían un videojuego.

Ahora por fin, PC, XboxOne y PS4 (WiiU lo recibirá más adelante aunque de momento no hay fecha definitiva de lanzamiento) se hacen con una entrega de lo que prometen es uno de los simuladores por excelencia, ¿lo habrá logrado? Veamos el análisis.

En zona de Boxes

Nada más comenzar en Project CARS nos meten de lleno en faena, para empezar, el título no se anda por las ramas y pone a nuestra disposición todo el plantel de vehículos de los que cuenta el juego, no habrá que desbloquear nada y desde el primer momento tendremos a nuestra disposición un parque de casi 70 vehículos, todos ellos con diferentes Skins que nos permitirán personalizarlos con un aspecto visual diferente.

Project-Cars-5

Por ello ya desde el inicio en Project CARS se pone a nuestra disposición todas las opciones del juego, la primera de ellas el modo “Carrera” donde podremos comenzar dando vida a un piloto a lo largo de varias temporadas aumentando nuestra fama, firmando contratos y subiendo escalafones hasta lo más alto del mundo del automovilismo.

Este modo es quizá el que más opciones ofrece y más completo es ya que nos permitirá ponernos en la piel de un piloto que irá trepando desde lo más bajo hasta convertirse en toda una leyenda del automovilismo. Aquí firmaremos contratos con representantes, patrocinadores o escuderías e incluso seremos invitados a eventos especiales, todo a lo largo de varios años en los que aumentaremos nuestra fama y lograremos llegar a lo más alto.

project-cars_0

Cada fin de semana se convertirá en un gran premio al completo, tendremos sesiones preparatorias, sesiones clasificaciones, carreras de inicio y competiciones finales donde deberemos darlo todo, obviamente todas ellas con sus correspondientes opciones de disputarlas o por el contrario pasar al siguiente día y con una personalización a nuestro gusto según nos interese o no disfrutar de un completo fin de semana de carreras. Carreras que podrán ser de hasta más de 30 vehículos en liza.

Project_Cars_13482675028907

Los otros modos que acompañan al juego es el modo libre con multitud de opciones de carrera y que nos dejará retocar muchos detalles tanto en los circuitos como en los oponentes, otro modo donde podremos disfrutar de fines de semana de competición a nuestra medida, configurando todo tipo de datos, desde el clima, hasta las vueltas en pista pasando por numero de rivales o potencial de estos, un editor de competiciones que posteriormente compartiremos en la comunidad de jugadores y el conocido modo online, de este último os hablaremos más adelante.

Configurando nuestra máquina

Si eres amante del mundo de las cuatro ruedas y las competiciones son lo tuyo sin duda Project CARS puede hacer que te sientas como un auténtico piloto o como un auténtico ingeniero de pista, o incluso un mecánico.

El título de Slighty Mad Studios ha sido confeccionado para los enfermos del motor y aunque desde ya mismo os decimos que todas estas configuraciones son opcionales (si deseamos, el juego decide por nosotros la mejor opción) en Project CARS podremos cambiar hasta el último ápice de nuestro vehículo.

maxresdefault

A groso modo comentaros que si queremos podremos controlarlo todo, comenzando por editar los tipos de configuraciones para la entrada en boxes que queramos de modo que al entrar en carrera podamos elegir en un menú rápido cual utilizar, podremos editar todos los parámetros del coche que tengamos a nuestro alcance para lograr esa décima de segundo que nos hace falta para convertirnos en un enemigo a batir, el título se ha concebido para ser disfrutado en ese aspecto al máximo, no obstante para logar esto también es recomendable jugarlo en los modos de dificultad más realistas donde un mero error se convierte casi en nuestra tumba, al menos para esa carrera.

ProjectCars-InCar-Rain

No solo el vehículo, la entrada a boxes o las competiciones pueden ser configuradas en Project CARS, también los daños de los bólidos o las opciones de juego nos permitirán adecuar nuestra conducción (que recomendamos con un volante compatible) a la carrera, desde los daños que podremos limitar de solo visuales hasta realistas, hasta los problemas mecánicos aleatorios que pueden aparecer en carrera pasando por desgaste de neumáticos o consumo de gasolina, todo es susceptible de cambio en este juego.

Project-Cars-2015-Features

Para que os hagáis una idea, en Cinegamers activamos todas esas opciones y nos limitamos a dar unas vueltas a un circuito en nuestro coche con cambio manual a tope de revoluciones en tercera, sin cambiar y forzando el motor, ¿consecuencias?; graves problemas de motor para nuestra máquina, un consumo elevado de combustible y la reprimenda de nuestro ingeniero de pista (que en la versión de PS4 nos habla por el altavoz del mando, eso si, en ingles).

Controlando la Máquina

Ya sabemos que en lo que se refiere a opciones de juego Project CARS a estas alturas no tiene competidor esta generación, pero ¿y en lo jugable?. Lo cierto es que aquí es donde empiezan a verse algunos claroscuros en el título que os detallamos a continuación.

Project-CARS-1

Para comenzar, la IA de los rivales a veces es errática, independientemente del nivel de dificultad en el que disfrutemos del juego, a veces tienen salidas de pista absurdas como por ejemplo en rectas y otras se convierten en pilotos agresivos sin ton ni son cerrándonos el paso incluso si a veces los doblamos (algo que no debe suceder) o si intentamos adelantarles en un sitio que no pueden taparnos, les da igual en ocasiones se lanzan cual kamikaze hacia su presa.

Otro de los aspectos negativos del título lo hemos encontrado en los momentos en los que el juego pasa a controlar nuestro coche, como por ejemplo entrada a boxes, el título pasa a controlar nuestro vehículo automáticamente al llegar a la zona de recambio y esto a veces se ha traducido en inexplicables choques con paredes o en tiempos excesivos de cambios de rueda (algo que sólo hace un mecánico ya que sólo oímos ruidos pero no vemos nada más salvo el que sujeta el gato). Otras veces al salir a pista este, nos ha retenido más tiempo de lo normal esperando largos periodos que nos han hecho perder posiciones muy valiosas.

project-cars-01

No obstante el juego tiene muchos puntos positivos, el primero de ellos es el impresionante tratamiento de las físicas de los coches, como ya os hemos comentado los errores se pagan caros y podremos sentirlo por nosotros mismos en la pista. Por poner un ejemplo, no todos los pianos de curva son iguales y mientras que unos los permitirán atajar algunas décimas en carrera otros nos escupirán multiplicando considerablemente las opciones de salirnos de pista o de perder el control de nuestro bólido.

El peso de los vehículos o su tracción y potencia también juegan un papel importante en el título y veremos como algunos más pesados que otros mejoran su rendimiento en pista o se convierten en barcos de papel en el circuito donde su potencia eleva considerablemente las posibilidades del coche de hacernos perder el control.

Disfrutando de la carrera

Project CARS es una delicia visual, el título nos muestra un apartado técnico impresionante aunque por desgracia y sobre todo en consolas se queda un escalón por debajo de lo que nos han enseñado en los tráiler o gameplay, al menos en lo que a diseño de vehículos se refiere.

Project_CARS

Pero comencemos por los circuitos (que tendremos mas de 60), estos se han cuidado hasta lo enfermizo y gozaremos de entornos variados de muchos circuitos licenciados (como Nurburbring) y otros reinventados donde los entornos juegan un importante apartado en el diseño de estos.

En lo que a los vehículos se refiere, muy poco que reprochar, un diseño impactante con un detalle imponente que podremos potenciar con el “modo foto” donde visualizaremos todos los aspectos más impresionantes del coche. A pesar de que como os comentábamos al principio no hay un elevado número de coches, eso si, los que hay han sido trabajados hasta el más mínimo detalle y si a estos les variamos los skins de los que disponemos contaremos con algunos vehículos de una belleza inigualable.

12237788914_f42e3a3c09_o

No obstante, pese a que sus creadores prometieron un impecable diseño nunca antes visto, lo cierto es que si hemos disfrutado ya de ese poderío visual en los vehículos puesto que juegos como la franquicia Forza en XboxOne o el irregular DriveClub de PS4 son título que en lo que a diseño de coches se refiere poco tienen que envidiar a Project CARS.

Sin embargo lo que quizá si se ha convertido en el estandarte estrella de este juego en lo que a apartado visual se refiere es todo lo que engloba las condiciones meteorológicas o de tiempo. Quizá no nos equivoquemos cuando afirmamos que en Project CARS estamos ante el mejor tratamiento que se le ha hecho a este apartado en un simulador de carreras.

018

La lluvia, la niebla o incluso la transición día a noche son impecables y realmente nos dan la sensación de estar viviendo esto realmente en la pista. Además de su impresionante representación en pantalla, las características ambientales son capaces de cambiar considerablemente el estado de la pista de tal modo que una carretera seca puede dar paso a una deslizante pista en la que nuestro coche estará vendido a cada segundo.

No nos ha parecido tan bueno que quizá las consecuencias de los efectos de estas variaciones meteorológicas desaparezcan demasiado rápido ya que cuando deja de llover basta con media vuelta en pista para encontrarnos de nuevo con un asfalto completamente seco y muy adherente para nuestros neumáticos.

J

Otro de los aspectos positivos en Project CARS son sus diferentes cámaras de visualización, una tras el coche (que podremos configurar como más cercana o más lejana al vehículo), otra de sólo pantalla, otra en el capó del vehículo, una interior en el salpicadero, otra dentro del habitáculo y la que se muestra como novedad que nos sitúa dentro del casco del piloto y que quizá se convierte en la más realista puesto que a medida que aumenta la velocidad la nitidez de la pista se centra sólo en la visión de los ojos difuminando poco a poco el entorno que nos rodea.

El rugir de los motores

A nivel sonoro no hay nada que reprochar a Project CARS, todo perfecto. El principal reclamo, el sonido de los vehículos se ha cuidado increíblemente bien, ya sea dentro o fuera del coche disfrutaremos de diferentes sonidos que se han tratado de un modo excepcional.

1278367-project-cars

Por poner un ejemplo, si hablamos de un turismo normal como un Megane Coupe RS y conducimos con la cámara externa oiremos el imponente rugir de su motor pero si decidimos conducirlo dentro del habitáculo apenas oiremos un sordo sonido del coche, algo que los turismos normales de hoy en día nos acostumbran con habitáculos insonorizados. No es así si optamos por algún modelo de competición que aunque diferirá de sus sonidos en el interior de este nos mostrará otro tipo de tratamiento diferente.

La banda sonora del juego es increíble, melodías épicas que acompañan el trabajo generalmente con acierto y mostrando una música entre clásica y épica en cada momento. Las voces por desgracia llegan en inglés y es algo que no nos ha gustado por el mero hecho de que mientras pilotamos a 200km/h en pista y nuestro ingeniero nos habla tendremos que tirar de subtítulos para saber si nos está diciendo que entremos en boxes en esta vuelta o cualquier otra orden, algo que puede costarnos un segundo de distracción y por consiguiente lo que eso acarrea en pista.

Mejor en compañía

El modo online del título de momento nos lleva a disputar carreras con varios oponentes, en salas donde podremos competir en fines de semana o cualquier otro tipo de competición que incluso podremos modificar nosotros mismos. Nada de otro mundo y que tampoco enseña nada que no hayamos visto ya y básicamente se resumirá en torneos públicos o privados con competiciones de fin de semana o carreras simples.

Como punto destacable en este modo tenemos la conocida “Red de pilotos” donde tendremos multitud de desafíos para superar en diferentes circuitos y donde podremos comparar nuestra pericia contra otros jugadores.

Por último el editor nos permitirá crear competiciones a nuestra medida donde crearemos salas en las que podremos competir contra otros jugadores de todo el mundo, siempre con nuestras reglas y opciones de carrera.

2411259-projectcars1

Decir que no nos ha gustado mucho que de momento algunas normas de carrera no se aplican igual a unos pilotos que a otros y veremos como en carrera algunos pilotos que no respetan las reglas a veces se ven beneficiados en contraposición de otros que intentan hacer una vuelta limpia, suponemos que en futuras actualizaciones se solucionarán esos pequeños errores.

Como punto positivo a todo el conglomerado online cabe resaltar el sistema de reputación que nos subirá o bajará dependiendo de como respetemos las reglas o ganemos carreras. Este perfil lo podrán ver otros jugadores y sirve como prueba para que otros sepan con quién o a que se enfrentan.

Conclusiones

Project CARS es un gran título, quizá para muchos algo por debajo de lo que se esperaba o al menos de lo que muchos usuarios habíamos imaginado, aunque estamos ante un juego impresionante en muchos aspectos también es cierto que la obra de Slighty Mad Studios se ha quedado algo corta con respecto a lo que desde los inicios nos esperábamos muchos usuarios y sobre todo amantes acérrimos del mundo del motor.

A nivel técnico y a pesar de sus pequeños errores estamos ante una auténtica bestia que nos dejará cuidar hasta el más mínimo detalle de nuestros coches o incluso de inclemencias meteorológicas y demás además de daños en carrera y un sinfín de opciones jugables para disfrutar al máximo de este simulador de carreras.

2740582-story_header_1_1416490085

No obstante en otros puntos el juego flojea notablemente, el título ya de por si nos deja pocas opciones de competición real y el modo campaña se antoja algo corto y repetitivo a medida que avanzan los años aunque aumentemos de categoría. Los otros modos no ofrecen muchas novedades ni aportan nada nuevo que digamos, delegando en definidas cuentas al juego a un “modo carrera” y un “modo online”.

Otra cosa que puede antojarse algo corta es el número de vehículos que ronda los 70 y que irán aumentando gratuitamente según sus creadores pero que pueden hacerse algo cortos si lo comparamos con otros juegos de similar talante. No obstante los circuitos si dan la talla y tenemos a nuestra disposición el impresionante número de mas de 80 pistas incluyendo claro está todas sus variantes.

A nivel visual y sonoro estamos ante uno de los mejores juegos de esta generación y posiblemente hasta la fecha, en PC la cosa es enfermiza y muestra un acabado excepcional mientras que en consolas Next-Gen no se queda atrás, el tratamiento de los efectos climatológicos o las luces es casi real y ofrece estampas muy pocas veces vistas en un título así.

4

También hay pequeños errores de pulido en líneas generales que se solventarán en el juego, errores simples como que al acabar una carrera el título nos ponga por defecto en la opción “salir” en vez de continuar y otros detalles que a pesar de ser simples pueden echar por tierra todo un día de competición, suponemos que se pulirán en los próximos días.

En líneas generales Project CARS es un título hecho para los fans del motor obsesionados por controlar hasta el más mínimo detalle de las carreras, y les guste disfrutar de un auténtico simulador de ellas puesto que el juego en su modo simulación si puede llevarnos de lleno al auténtico mundo del automovilismo.

J.P.Diaz

Aficionado a los Wargames y amante de los videojuegos, el cine, el Heavy Metal y las series de televisión.

Ver todos

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* ]]> */