Portada » Análisis » Strider

Si algo tiene Capcom son licencias clásicas. Algunas como Final Fight no acabaron tan bien, pero otras como el caso que nos ocupa han sabido adaptarse a los nuevos tiempos.

Strider es un gran juego, así de tajante quiero empezar el análisis, pero ¿por qué? Hay muchas y muy buenas razones.

Jugabilidad

De todos es sabido que un buen arcade no necesita una historia muy profunda. Aquí lo que predomina es la acción. Y de eso nos hartaremos. Tenemos diferentes habilidades a nuestra disposición, separadas entre sí por un mapa que se presta a la exploración, al más puro estilo Metroid o Castlevania. Esto también es algo que pudimos ver en juegos más modernos como el gran Guacamelee, donde la jugabilidad 2D cumple esos mismos patrones: Recoger habilidades nuevas para acceder a nuevas localizaciones, e ir avanzando hasta el final. Pero aunque la exploración es importante, tenemos la facilidad de seguir una flecha en el mapa de la esquina superior derecha que nos indicará hacia donde tenemos que ir y a cuanta distancia estamos del punto.

Lo bueno es que estas habilidades antes mencionadas irán teniendo su importancia, ya que cada vez la dificultad será más importante. No será difícil encontrarnos en varias ocasiones en lugares con puertas que requieren de una habilidad concreta. Al principio no sabemos qué poderes son, pero según vamos cogiendo habilidades podemos pasárnoslo bien. La jugabilidad es la típica arcade, que vuelve a la carga con un montón de enemigos por eliminar, algunos de ellos sólo mediante habilidades específicas, otros como los soldados con escudo solo podremos eliminarlos mediante movimientos como la carga del Cypher (la espada de Strider) para romper primero el escudo y luego atacar ya como queramos.

Strider_combat

La variedad de armas y poderes en Strider es interesante. Llega un punto, más o menos cuando queda una hora del último tramo de juego en el que tendremos tantos poderes que podremos acabar con los jefes finales de varias maneras, según como nos sintamos más cómodos, debiendo vigilar nuestra barra de vida y la de poder, que se gasta según usamos algunos ataques especiales, que serán de máxima utilidad contra los enemigos finales de las diversas áreas.

Pero pese a eso, la jugabilidad no nos dará respiro cuando tengamos varios enemigos, deberemos aporrear botones, eso sí, con algo de cabeza, si vamos a lo loco acabarán con nosotros en un momento. Este juego os puede dar sus buenas 5 horas yendo a saco, pero además cuenta con dos modos extra, que aunque son de relleno nunca vienen mal, como son la Carrera de balizas (una especie de contrarreloj) y un modo Supervivencia donde deberemos acabar con hordas de enemigos. Lo bueno es que es tan arcade que probablemente le darás una rejugada en cualquier otro momento, eso merece tomarlo en consideración.

Apartado técnico

La parte gráfica cumple con lo que esperábamos. El juego luce de manera espectacular, teniendo en cuenta que es un arcade con jugabilidad 2D, y no necesita de florituras ni grandes alardes en texturas para divertir. El colorido por lo general es oscuro, ya que es la sensación que se quiere dar, y el toque de color lo ponen las balas y algunos personajes enemigos, los poderes de nuestro Strider Hiryu y el propio Strider al acabar con los enemigos uno tras otro saltando a una velocidad endiablada.

Es más recomendable la versión PC, Playstation 4 o Xbox One que las de Playstation 3, no ya por los gráficos, sino por la tasa de frames por segundo, siendo 60 fps en el caso de la versión para PC y nueva generación y 30 fps en la de PS3 y 360. Aún así altamente recomendable en todas, sólo lo puntualizo por si teneis la opción de elegir.

Strider-2014

De lo poco que noto en falta, quizá una mayor variedad de colorido en algunos escenarios, pero no es algo que estropee el conjunto. Pero si te ha gustado la saga, verás multitud de guiños a los anteriores juegos en éste, algo que le aporta un factor nostálgico.

Sonido

Contaremos con efectos de audio que nos traerán grandes recuerdos de antaño, funcionales y sencillos. Voces en inglés (subtítulos en español) para seguir el desarrollo de la historia, que aunque no tenga mucha importancia, queda mejor que no tener sonido como sí lo hacían antiguamente los juegos de la saga por razones más bien técnicas.

La música es lo que esperábamos, melodías que se te quedan en la cabeza como el Kazahk Theme, que es una versión renovada de la melodía que podíamos escuchar en el juego de NES, y músicas que traen recuerdos de lo que ha sido Strider, sobre todo su primera parte que es la más recordada.

Conclusiones

Si alguien creía que Strider estaba acabado, Double Helix nos ha mostrado no sólo que está en gran forma, sino que se pueden hacer títulos con buena calidad para las plataformas digitales. Por unos 15 € aproximadamente puede ser nuestro actualmente. Si sois perros viejos en el género arcade este es el juego que debéis comprar. Ojalá sigamos viendo este tipo de trabajos en el mercado de descargas digitales durante muchos años.

Sergio Amor

Sumergido en mundos inventados desde hace más de dos décadas, fan incondicional de las clásicas recreativas. Jugón, cinéfilo empedernido y a ratos persona.

Ver todos

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* ]]> */