Portada » Artículos » ¿Cómo será la nueva película de ciencia ficción de Tarantino?

¿Cómo será la nueva película de ciencia ficción de Tarantino?

¡Cuidado! Este artículo contiene algún espoiler sobre alguna película

Hace ya unos meses, Quentin Tarantino nos presentó en la Comic-Con 2014 su próxima película que mezclará los caminos de dos héroes del comic, El Zorro y Django, y que junto a Matt Wagner tiene previsto escribir para  Dynamite Entertainment y DC Comics. Se trataría nuevamente de un western, con el título Hateful Eight, y que espera contar con un reparto conformado por sus colaboradores habituales, Samuel L. Jackson, Bruce Dern, Michael Madsen, Kurt Russell, Tim Roth, entre otros. Durante el evento, parece ser que el director fue preguntado por varias personas del público sobre la posibilidad de que rodara alguna película del género de ciencia ficción, a lo que el cineasta ni corto ni perezoso respondió:

“Si me hubieras preguntado hace unos años, habría dicho: Na… realmente no, no lo sé. Pero ahora tengo una pequeña idea. Es una pequeña flor, ya sabes, como un brote de semilla; pero esos brotes crecen y se convierten en tallos. Así que esta es la primera vez que soy capaz de decir ‘Quizás’… No sería una película de naves espaciales, viajes en el cosmos, o sobre ir a otros planetas. Sería una ciencia ficción de esa que ocurre en la Tierra, pero ciencia ficción al final… Me gustaría darle un giro a la “serie” de La invasión de los ladrones de cuerpos. Quiero tomarla desde la perspectiva de las vainas que copian a los seres humanos”.

La invasión de los ladrones de cuerpos (1956, Don Siegel) se trata de una película ambientada en una pequeña y tranquila ciudad americana donde empiezan a suceder cosas muy extrañas, sobre todo en el comportamiento de algunas personas, el cual cambia de tal manera que resulta anómalo e incluso llega a causar cierto miedo entre sus habitantes, incluso entre las propias familias.

Pero esta no ha sido la única película, ya que remakes como La invasión de los ultracuerpos (1978, Philip Kaufman) o la más reciente, Invasión (2007, Oliver Hirschbiegel), tienen como trama el mismo argumento,  la suplantación de personas por “vainas” provenientes del espacio. Tras este comentario, y sabiendo lo mucho que disfruta Tarantino desempolvando sus viejas cintas de otras décadas y brindándoles un homenaje a las mismas (lo que unos llaman plagio otros llaman tributo), hemos tirado de un poco de imaginación, y esta es la  incursión en la ciencia ficción que nos ha quedado:

Hacer un remake de Invasores de cuerpos:

Esta sería la más sencilla de las maneras de pensar. Cómo no brindar la posibilidad de hacer su propia película sobre la visión de un polen interestelar que llega a la tierra y nos fecunda para colonizarnos. No hay que olvidar que su amigo Robert Rodríguez ya lo intentó con algo parecido en The faculty (1998), con suerte dispar, y es que la combinación de juventud, rebeldía, sexo y drogas no cuajó todo lo bien que se esperaba a pesar de lo monstruosamente extraterreste del final.

Hacer una ucronía:

Ya vimos que no se le da nada mal en su película Malditos Bastardos (2009), donde la muerte de Hitler se produce en el interior de cine a mano del comando. Quién no dice que ahora pueda estar pensando en un final diferente de la Guerra Mundial donde los aliados no ganan por el descubrimiento de cierta tecnología, o una América precolombina donde los descubridores se dan cuenta que en la nueva tierra “no están solos”, o donde el asesino de JFK decide no matar al presidente (¿por su patriotismo?) y acaba con los que le iban a tender una trampa, descubriendo que no son tan humanos como aparentaban.

Una máquina del tiempo:

Como Julio Verne tuvo en su día su visión futurista, Quentin podría usar este artilugio para enseñarnos a viajar en el tiempo. Y si bien es cierto que algunas máquinas como Stargate (1994, Roland Emmerich) funcionaron bien en taquilla, otras, como La máquina del tiempo (2002, Simon Wells) lo intentaron con no mucho éxito, pero si Sheldon Couper (The Big Bang Theory) ya han soñado con viajar sentado en la misma silla que ideó el escritor británico de la novela homónima Herbert George Wells en 1895, cómo a Tarantino, más de un siglo después, no le vamos a dar su oportunidad.

Sociedades aparentemente dominadas por la ciencia:

Si Matrix (1999, hnos Wachowski) nos estremeció en su estreno por su idea revolucionaria y visual, imagina lo que Tarantino podría hacer 15 años después. Si bien otras obras como Un mundo feliz (1998, Leslie Libman y Larry Williams) no supieron sacarle ese jugo, creo que en manos de este director las ideas de este futuro podrían dar mucho más.

Robot, cíborg o androides humanos.

No quiero restar mérito a los creadores de Terminator (1984, James Cameron), pero el exterminador cibernético que aquí aparece mezclado con los autómatas de Yo, robot (2004, Alex Proyas), los militares de Soldier (1998, Paul W.S. Anderson) o Soldado Universal (1992, Roland Emmerich) y los robots profesores de muy mala leche de la película Curso de 1999 (1990, Mark L. Lester) harían un coctel perfecto dentro del universo Tarantino.

David Moya

Ver todos

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* ]]> */