Portada » Artículos » God of War: el mito de Sony

God of War: el mito de Sony

Sony la lió parda con God of War. Antes de que Kratos se convirtiera en el badass (así denominan en inglés al héroe que se mola a sí mismo y que a la vez siempre está serio o de mala leche) más reconocido del plantel internacional de los videojuegos, God of War se convirtió en el sleeper de su año. Una franquicia nueva que nació a mitad del ciclo de vida de PS2 y que no llamó la atención hasta su presentación en el E3 de turno.

La propuesta de Sony Santa Monica era muy sencilla: crear un juego de acción ambientado en la recurrente mitología griega. Como en toda buen historia, lo fundamental era crear elementos nuevos y cubrirlos de sucesivas capas de mitos reales, que están profundamente arraigados en la cultura occidental. ¿Quién no ha oído hablar de Zeus, Ares, Hades, Hércules y Prometeo?

God of War

Kratos, el Fantasma de Esparta.

El mayor valor que tiene God of War es, sin duda, su protagonista. En un principio se trataba de un alma torturada, un antiguo general de Ares que sirve a los dioses para conseguir expiar sus pecados y olvidar las pesadillas que lo acosan. A medida que se avanzaba en el primer juego y, más tarde aún, se continuaba su historia con secuelas y precuelas, obteníamos una comprensión mucho mayor del personaje y de su destino.

Al más puro estilo de las tragedias y mitos griegos, Kratos es un semidios, hijo del todopoderoso Zeus. Engañado para que asesinara a su mujer y a su hija por el dios de la guerra, Ares, busca el perdón y el olvido sirviendo durante diez años a los dioses, hasta que recibe un último encargo de Atenea: matar a Ares. La venganza del mortal por fin puede llevarse a cabo y, de paso, daría a los dioses un último gran servicio.

http://youtu.be/Hiieqlgbn2c

Sin embargo, cuando cumple su tarea, se encuentra con que los dioses le han engañado. No puede haber olvido, pero sí más responsabilidades, ya que el trono de Ares ha quedado vacío y alguien tiene que ocuparlo. ¿Quién mejor que el poderoso guerrero para reclamar los dominios de la Guerra? El destino del guerrero (y por tanto del jugador que lo ha acompañado a lo largo de toda su aventura) es el de ser un dios. Poco importa que se reinvente por entero la mitología griega, las licencias están permitidas en pro del espectáculo. Y, como ya dijera Freddie, éste debe continuar.

Mientras Sony preparaba la vuelta por todo lo grande de Kratos a las consolas de sobremesa, tuvo tiempo para lanzar para PSP un título que ahondaba en el periodo de servidumbre de Kratos al Olimpo. Chain of Olympus, que luego fue remasterizado para PS3, no contaba realmente nada nuevo del personaje, pero sirvió para quitarse el mono de God of War hasta que llegara la continuación de la historia de Kratos.

Y esta no hizo esperar demasiado a los aficionados. Casi coincidiendo con la lanzamiento de PS3 veía la luz God of War II, en el que Kratos se rebelaba contra el resto de dioses, retaba a Zeus, su propio padre, y caía en desgracia. En sus ansias por acabar con todo el Olimpo, se alió con los Titanes y provocó una terrible guerra, que quedaría inconclusa hasta la llegada de God of War III.

God of war 03

Y es que Kratos había dejado de ser un pobre y torturado mortal para convertirse en un verdadero animal, un ser orgulloso y poseedor de un poder terrible, que no atendía a razones y que nunca dejaba de sentirse torturado por la muerte de su familia. En Ghost of Sparta, el segundo juego de la saga para PSP, se siguió la costumbre de contar historias alternativas sobre la vida de Kratos. En este caso se optó por ver la búsqueda de Deimos, el hermano de Kratos, también un semidios. La imposibilidad de salvarlo es un signo de la fatalidad del destino de Kratos y otra muesca más en su alma. Si antes estaba encabronado, ahora mucho más.

Finalmente, con God of War III, el jugador llegaba a la catarsis. El fin de una trilogía y de un ciclo argumental y, casi tan importante, el estreno de la saga para PS3. Espectacular en casi todos sus apartados, la conclusión de las aventuras de Kratos estuvo a la altura del personaje. La fatalidad del personaje llevada a sus últimas consecuencias como un héroe de tragedia griega de la cabeza a los pies.

God of war 02

Pero no se podían quedar las cosas así, eso estaba claro. Las franquicias jugosas no están para que se acaben. God of War Ascension, que sale esta misma semana, vuelve a ponernos en la piel del Fantasma de Esparta en una precuela y vuelve a retrotraernos a la época en la que Kratos servía a los dioses. Tal vez fue miedo a continuar la historia ahí donde God of War III la dejó, pero lo cierto es que ha sido la solución más elegante.

Kratos, el ídolo adolescente

Puede que resulte irónico decir esto de un juego con una dosis de violencia tan alta, pero es la sensación cuando se tiene entre manos a un personaje tan malote, torturado por su pasado, y tan sumamente plano como Kratos. Puede que sea por estar inspirado en los personajes de corte mitológico, que muchos claroscuros no tienen ya que buscan ser prototípicos, pero lo cierto es que sí, Kratos tiene cosas que están muy bien, pero parece un personaje diseñado para fascinar a un sector impresionable de la población jugona.

Pero no ha sido únicamente Kratos el causante del éxito de God of War. El desarrollo del juego también tiene mucho que ver. Un sistema de combate muy accesible y una dificultad tirando a sencilla. Simplificó el género de los hack’n slash y lo hizo más accesible. De la dureza de juego de Devil May Cry se pasó a un sistema de combate mucho menos exigente y que permitía que el jugador hiciera cosas espectaculares.

God of War 05

God of War fue también el primer juego de este tipo en popularizar el uso de los QTE en plena acción. Las secuencias de botones predeterminadas que permitían culminar de forma espectacular ciertos combates, aportando un punto cinematográfico que indudablemente mejoraba la experiencia de juego y resultaba ser mucho  más satisfactorio que una simple cinematica.

Otro punto a su favor siempre ha sido la ambientación del juego. Tomando como referencia la mitología griega, Santa Monica nunca ha tenido ningún tipo de cortapisas a la hora de inventar y deformar los mitos clásicos y adaptarlos a su propio beneficio. Desde la invención del propio protagonista hasta la reinvención de personajes como Perseo, Hércules, Atlas e Ícaro. A través de Kratos hacemos un recorrido por muchos de los mitos antiguos, aunque casi siempre estos mitos acaben saltando por los aires por culpa de la impaciencia y brutalidad que Kratos no deja de exhibir.

God of War 04

God of War puede tener muchos defectos. Te puede gustar más o menos su estética, que te caiga mejor o peor su protagonista y que el sistema de juego no termine de tener la profundidad que uno deseara, pero resulta, además, que todo encaja bien y es una saga tremendamente entretenida. La llegada de un nuevo juego de Kratos siempre es una buena noticia y sólo queda por pensar cómo será el futuro y cómo Sony piensa encauzar las próximas entregas.

Jose Manuel Bringas

30 años siendo adicto al cine, las series de TV, los libros y los videojuegos. Creo firmemente que el gato de Schrödinger está vivo y que Shenmue 3 no existe, son los padres.

Ver todos

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* ]]> */