Portada » Avances » Dragon’s Crown – Impresiones E3 2013

Dragon’s Crown es uno de esos juegos que intentan recuperar el espíritu de las arcades clásicas. Es curioso que en el E3 hubiera dos juegos de corte tan similar como este título de Vanillaware y el Chronicles of Mystara de Capcom. Está clarísimo que el uno se ha inspirado en los otros, a pesar de los años de diferencia, y es una alegría que, por fin, tengamos un beat’em up de la vieja escuela, de esos que nos hacían gastarnos la paga en los billares.

Hay varias cosas que definen Dragon’s Crown. La primera de ellas es su abrumador apartado artístico. Como sólo Vanillaware sabe hacer, han dibujado a mano todos los gráficos del juego, a los protagonistas, sus enemigos y los escenarios, y han sabido imprimirles una personalidad muy especial. Ya son famosos los pechos de su maga (exageradamente irreales), pero tampoco se quedan atrás los diseños del guerrero, el enano o la elfa. Dibujados a mano, espectacularmente animados y con elementos muy llamativos y reconocibles, siempre ajustándose a los estereotipos de la fantasía medieval.

Dejamos de lado la mitología japonesa de Muramasa y volvemos a la nórdica, que ya exploraran en su día con Odin Sphere. Solo que ahora es como tener una partida de D&D rediseñada y adaptada para los gustos actuales. Hay objetos mágicos, hay ataques especiales, hay que parar y esquivar, derrotar a los enemigos que van a apareciendo, recolectar tesoros e ir avanzando nivel tras nivel hasta llegar el final. Solos o en cooperativo, da igual. La partida transcurre en unas perfectas 2D con desarrollo lateral que reviven los tiempos en los que se podía jugar en recreativa y había que ser hábil para que no saliera el cartelito de “Continue”.

PS3 es sin duda mejor versión que la de Vita. No por falta de funciones, sino porque el detalle de los escenarios y los enemigos pierde mucho en una pantalla pequeña como la de la portátil de Sony. Especialmente se nota en los enemigos finales, cuyos enfrentamientos pide a gritos una pantalla grande para no perderse ninguno de los detalles.

Dragon's Crown

Sin embargo, el cooperativo y el crossplaying están a la orden del día. Sin duda alguna, Dragon’s Crown es una opción a tener en cuenta para los amantes de los juegos arcade y aquellos que disfrutan con un diseño y aspecto visual cuidado al límite, pero sin tener en cuenta el número de polígonos, sino la dirección artística. Un solo nivel no ha sabido a poco y ardemos en deseos de catarlo más a fondo.

Jose Manuel Bringas

30 años siendo adicto al cine, las series de TV, los libros y los videojuegos. Creo firmemente que el gato de Schrödinger está vivo y que Shenmue 3 no existe, son los padres.

Ver todos

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* ]]> */