Portada » Avances » Impresiones de Diablo III para consolas

Una de las mayores sorpresas de la presentación de PS3 fue la aparición de Blizzard con el Diablo III. El último juego de una de las sagas de PC más conocidas (y ahora caída en desgracia) acabará saliendo para Xbox 360, PS3 y PS4, siendo el segundo juego de la saga que sale para consolas (hay una versión de Diablo para PSX ligeramente olvidable).

Había cierto interés en ver cómo Blizzard había adaptado los controles a los mandos de las consolas y cómo había lidiado con la forma de hacer un multijugador compartiendo pantalla. ¿Cómo funcionarían las habilidades? ¿Se han introducido muchos cambios? ¿Cómo se ha adaptado la jugabilidad del PC? Con esta curiosidad nos acercamos al stand de Blizzard para ver cómo era este Diablo III.

La demo constaba de uno de los primeros niveles del juego, justo en los momentos posteriores a haber terminado con el Rey Leoric, en dificultad bastante baja. El jugador podía escoger cualquiera de las clases del juego y se lanzaba al combate en cooperativo a dos en la misma pantalla. Esa es una de las primeras diferencias, una que tiene una consecuencia que recuerda enormemente al Diablo II, ya que el botín será compartido entre todos los jugadores y el primero que llegue se quedará el objeto.

Cada botón del mando de PS3 (era la versión que estaba disponible) estaba asignado a una de las habilidades del héroe, que se pueden configurar mediante un nuevo sistema radial, que hace que los menús sean algo más funcionales para consola. Nuestra maga no tuvo problemas para adaptarse a la nueva interfaz y a los pocos segundos ya estábamos corriendo por el campo matando criaturas y probando los diferentes poderes.

Diablo III PS3 menú

Debido a que no hace falta indicar con el ratón a qué enemigos queremos abatir, el fijado de blanco se hace de manera automática. Esto resulta una ventaja, ya que se disocia del control del personaje y no habrá incómodas situaciones de pulsar un lugar para moverse y darle a un enemigo por error. Pero esto también significa que es más lioso determinar el alcance y la dirección en la que se ataca. Otro detalle que cambia y que es inexplicable es que en la partida que jugamos, los dos jugadores compartían la misma vida, aunque cada uno con su medidor. Si tenías la vida baja y te curabas, la sanación va automáticamente a la persona que menos vida tiene, lo que resultaba francamente lioso y hace que si tenemos de compañero a alguien un poco manco (mi caso) curarse sea algo imposible. Eso sí, si tu vida acaba a cero, mueres tú sólo, quedando tu compañero a salvo para curarte y devolverte a la vida.

Por lo demás, no hay más cambios en esta versión de Diablo III. Bueno, sí, que no sé si era por la proximidad a la pantalla o por falta de optimización, pero no se veía del todo bien, con mucha pixelación y algo borroso. Atribuyámoslo a que se trata de una versión sin acabar.

Jose Manuel Bringas

30 años siendo adicto al cine, las series de TV, los libros y los videojuegos. Creo firmemente que el gato de Schrödinger está vivo y que Shenmue 3 no existe, son los padres.

Ver todos

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* ]]> */