Portada » Avances » Primeras Impresiones de ‘Pandora’s Tower’ – Wii

Primeras Impresiones de ‘Pandora’s Tower’ – Wii

Pandora’s Tower, ese juego que desde sus inicios ha sido llamado a ser uno de los últimos (por no decir el último) grande de Wii. He jugado mis primeras horas con él y tras una buena recepción por mi parte puedo aventurarme a decir que tenemos ante nosotros una fusión entre la acción, la exploración y RPG que deja muy buen sabor de boca. Sumerjámonos entonces en mis primeras horas en las trece torres.

Pandora’s Tower es un juego acción y exploración con toques de RPG. El objetivo del juego es el de visitar las trece torres para obtener la carne de los monstruos dominantes de cada una de ellas, llamados Amos, y así acabar con la maldición de Helena, la chica en la cual ha posado su interés el joven Aeron, protagonista de la historia. La historia del juego (por ahora) no busca un héroe legendario emprendiendo una tarea grandilocuente, es simplemente la historia de un hombre dispuesto a afrontar cualquier peligro por la mujer que ama. Es una historia diferente con una forma de contarse diferente, ya que hasta ahora las cinemáticas son un simple hilo conductor para lo que realmente refleja la profundidad del juego: tu relación con Helena. Y es que prestar atención a la chica tendrá sus recompensas, tanto en forma de objetos como en el trato que te da. Se podrá conversar con Elena y regalarle cosas para mejorar la relación, así como darle la carne de monstruo que necesita para ralentizar su maldición. Este último elemento es curioso, porque si dejamos que pase mucho tiempo antes de darle carne la encontraremos en un estado lamentable, y su afecto por nosotros habrá disminuido, convine pues acercarse de vez en cuando a tu base para cuidar de la chica.

Si tardas demasiado en volver encontrarás a Helena en un estado muy deteriorado.

Pero vamos a las trece torres, que es donde la jugabilidad se hace grande. La exploración es un elemento muy importante en Pandora’s Tower y queda de manifiesto cuando entramos en una de las trece torres. He visitado las tres primeras y aunque la estructura lógica es la misma (son torres, todo trata de subir a la cima y matar al jefe), cada una es muy diferente en habitaciones, retos y ambientación (por ahora cada torre está muy caracterizada y es totalmente distinta a las demás). En cada torre se podrán encontrar puertas que abrir, enemigos que derrotar, ascensores para subir o bajar, cornisas donde colgarte, enganches donde balancearte con la cadena (después hablaré de sus múltiples usos) y unas extrañas puertas con cerraduras cuya llave no he encontrado aún, a pesar de haber derrotado a los amos de dos torres, lo cual nos abre una posibilidad a retornar a las torres ya completadas en un futuro. Todo esto debe hacerse sin perder de vista el reloj que nos muestra el tiempo que queda para que Helena se convierta en un monstruo. La sensación de urgencia no es total, pero el simple hecho de saber que el reloj corre y que debemos guardarnos tiempo como para poder volver junto a Helena acaba presionando al jugador. En una ocasión me descuidé, me distraje explorando una mecánica de una habitación que me gustó y por poco no llego a darle la carne de monstruo a la pobre Helena (y encima nuestra relación se resintió). En definitiva: explorar las torres es una delicia, siempre que el reloj te permita moverte con libertad y sin agobios.

La exploración deja paso a la acción cuando nos cruzamos con alguno de los numerosos monstruos que pueblan las torres. He encontrado distintos tipos de enemigos en mis primeras horas de juego: lobos, una especie de pájaros/murciélagos, monstruos bípedos con espadas… Aquí entran en juego las armas de Aeron, que son el arma equipada (la que tiene al empezar el juego es una espada) y la cadena. Si Aeron ataca con el arma equipada, puede hacer uno o varios golpes potentes, pero lo que añade la variedad y la técnica al combate es la cadena. Con este arma podremos enganchar a un enemigo y tirar de él, para limitar su movimiento y pegarle mientras se zafa, podremos arrancarle el arma de las manos para disminuir su ataque, quitarle la armadura para golpearle sin problemas, lanzar al rival contra otros enemigos o encadenar dos monstruos entre sí, para limitarles el movimiento mientras atacamos a un tercero. Estas son sólo unas de las muchas combinaciones que se pueden hacer con la cadena, que en conjunción con el arma que llevemos equipada reflejan el un tandem de letalidad que es muy divertido jugar, y complicado de dominar. Mención aparte merecen las luchas con los amos de cada torre, en los cuales se deberá enganchar y arrancar su carne del cuerpo en un modelo de combate que recuerda ligeramente al de Shadows of the Colossus (aunque sin las titánicas proporciones de los colosos).


El amo de cada torre es afín a la ambientación de la misma

Finalmente, toca hablar de los toques RPG del título. Desde el equipamiento de Aeron, hasta sus subidas de nivel y de atributos (que se realizan de forma automática al subir de nivel), haciendo una parada en la tienda de Mavda para mejorar nuestras armas con objetos y materiales que se encontrarán en las torres y en distintos horarios (podremos visitar las mazmorras tanto de día como de noche, con distinta variedad de enemigos y objetos), estos son los factores que nos recuerdan que entre tanta exploración y acción también queda un sitio para el rol, aunque no sea el principal protagonista o el hilo conductor de Pandora’s Tower.

El control del juego con el Wiimote no aporta queja. Los botones están bien situados, y el sensor de movimiento se usa en contadas ocasiones en los combates, evitando retrasos en el timing de la lucha. Quizá las combinaciones de botones para usar algunos movimientos de la cadena se presenten complicados en un principio, pero conforme se avanza se asimilan con corrección. El único pero que pongo a los controles es que la recogida de objetos se realiza con el botón C del Nunchuk en vez de pisando dicho objeto, lo cual puede ser un tedio si nos planteamos recoger muchos objetos en un corto periodo de tiempo (para mejorar un arma, por ejemplo), aunque este es un detalle menor que no empaña para nada la experiencia de juego.

En definitiva: Pandora’s Tower me ha sorprendido en sus primeras horas por sus localizaciones, cada una con una ambientación propia, por su sistema de combates que te hace estar pendiente de todo y por esos toques que lo acercan al género de los RPG. Es una carrera contrarreloj donde hay que luchar con monstruos, resolver mecanismos para desvelar el camino a seguir y conocer cómo usar la cadena, que se presenta como un elemento importante en la trama. Todo eso sin olvidar que el tiempo corre y que Helena se pone triste si tardamos mucho en volver. Estoy deseando volver a las trece torres, a explorar sus mazmorras, a hacer más poderosa la cadena y a regresar deprisa para que Helena no se mosquee conmigo.

Ignacio Reinosa

Estudiante de Filosofía. Redactor en Revogamers desde 2008. Amante de los videojuegos, y de escribir sobre ellos. Videojuegos, lectura, rol, juegos de mesa y mucho más me dejan sin tiempo para nada más.

Ver todos

4 comentarios

    • Pues el mando clásico tiene una desventaja clara, y es que con el Wiimote es mucho más natural apuntar con la cadena enfocando el mando directamente hacia la pantalla. Con el mando clásico el puntero se controla con el stick derecho y es más incómodo, al menos para mi gusto.
      Creo que control que mejor implementado está es el control por Wiimote. En el análisis le daremos más énfasis a los temas del control.

  • Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Pandora’s Tower, ese juego que desde sus inicios ha sido llamado a ser uno de los últimos (por no decir el último) grande de Wii. He jugado mis primeras horas con él y tras una buena recepción por mi parte puedo aventur……

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* ]]> */