Portada » Críticas » Crítica de El Enigma del Cuervo

Crítica de El Enigma del Cuervo

Edgar Allan Poe fue uno de los grandísimos poetas del s.XIX. Sus relatos, llenos de fantasía y de terror, apelaban a los temores más profundos del alma humana ¿Quién no ha leído o oído recitar alguna vez el archiconocido poema de El Cuervo? Pero, ¿cómo era la persona detrás del personaje? ¿Quién escribía esos estremecedores relatos que leían miles de personas en los periódicos del Baltimore de la época?

Los últimos días de Poe

En eso se basa la apuesta de El Enigma del Cuervo, en relatar lo que podría haber pasado en los últimos días de la agitada vida del escritor y poeta. La propuesta es bien sencilla: hay un asesino suelto en Baltimore que reproduce en sus crímenes fragmentos de la obra de Edgar Allan Poe. La policía implica al escritor debido a la obvia relación entre él y el asesino.

Tenemos así un thriller policial ambientado en la obra de Poe repasando relatos como El Péndulo, Los Crímenes de la Calle Morgue o La Máscara Roja mientras hace un retrato, muy edulcorado eso sí, del genial escritor. Sin embargo, allí donde la obra de Poe es sutil y sugerente, jugando con los miedos que crea el propio lector, la película peca de ser demasiado explícita, sangrienta a veces. Tal vez en otro caso, sin estar hablando de uno de los maestros del suspense escrito, habría sido más adecuada esta aproximación, pero Egard Alan Poe pide a gritos la sombra, el grito y la figura emborronada, no la sangre y las mutilaciones salpicando la pantalla.

Tampoco hay demasiado acierto a la hora de retratar al atormentado escritor. Aparecen ciertos aspectos de su conducta, como el alcoholismo, la drogadicción y su temperamento inestable, lo mal que le caía a la gente y se recrea con total fidelidad el estado en el que lo encontraron el día de su muerte. Sin embargo, se ha eliminado ese punto de locura que tenía el poeta. Lo han “civilizado” por así decirlo, eliminando parte de su salvajismo innato. El recuerdo que te queda es el de un borrachuzo enamorado, pero no el de una persona furiosa, condenada a la soledad precisamente por ese caracter. De alguna forma, John Cusack ha suavizado al personaje para hacerlo más accesible, más agradable, incluso a veces humorístico.

El Asesino de Baltimore

Pese a no ser del todo fiel a la figura de Poe y retorcer su obra para ofrecer un espectáculo visualmente impactante, en vez de dejar que el espectador infiera y complete la narración con su imaginación, la película plantea un thriller entretenido. Estamos ante la aparición de un asesino que comete sus crímenes inspirándose en los relatos de Poe y que parece obsesionado con él. La policía no tarda en reclutarle para seguirle las pistas y el asesino acaba incorporando a Poe al juego, secuestrando a su prometida.

La expectación sobre el siguiente crimen y cómo poco a poco van encajando las piezas, cómo el asesino juega con sus perseguidores, arriesgando al límite y burlándose de todos. Las escenas con Emily, la prometida de Poe, en manos del asesino son las más acertadas de todo el metraje, sabiendo transmitir la angustia y el miedo, a la vez que muestran a un personaje femenino fuerte y luchador.

Las escenas de los crímenes ya hemos dicho que son muy explícitas para encajar con el aura que debería rodear a la figura de Poe, pero es consistente con el resto de la película. El asesino es sofisticado y brutal a la vez y tiene un objetivo muy claro. Su obsesión por los escritos y la figura de Poe, sin embargo, acaba resultando algo artificial y no del todo creíble, sobre todo cuanto más nos acercamos al final.

Las acciones de la policía, personificadas en la figura de Luke Evans, que será Bardo en El Hobbit, cumplen a la perfección con el ciclo asesinato -> deducción -> persecución. Son la acción que hace que nos entretengamos entre asesinato y asesinato y resulta el contrapunto al conocimiento de Poe de su obra, que el asesino sigue a rajatabla. El detective Fields, además, acabará conectando con la figura de Poe y ambos personajes acabarán confiando el uno en el otro.

Conclusión

El Enigma del Cuervo es un thriller entretenido sin más, con algunos aciertos, pero también con sombras. El personaje de Poe no está del todo logrado y se le nota demasiado suavizado. Los crímenes, demasiado explícitos, encajan con la película, pero no así con el personaje y con su obra, a la que emulan. Sin embargo, si nos distanciamos de este hecho, la película divierte.

Tráiler de El Enigma del Cuervo

httpv://www.youtube.com/watch?v=ENTMxDKx884

Jose Manuel Bringas

30 años siendo adicto al cine, las series de TV, los libros y los videojuegos. Creo firmemente que el gato de Schrödinger está vivo y que Shenmue 3 no existe, son los padres.

Ver todos

2 comentarios

  • Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Edgar Allan Poe fue uno de los grandísimos poetas del s.XIX. Sus relatos, llenos de fantasía y de terror, apelaban a los temores más profundos del alma humana ¿Quién no ha leído o oído recitar alguna vez el archiconoci……

  • Sería difícil retratar con exactitud la vida de Poe, el otro día la ví por la tele y si me ha gustado, al final el hueco que ha dejado Poe es muy difícil de llenar, pero la adaptación es palomera y la dirección de James McTeigue representa una propuesta interesante.

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* ]]> */