Portada » Críticas » Skyfall – Crítica

La lealtad de James Bond hacia M, su superior será puesta a prueba cuando el pasado de “M” vuelve para atormentarla. Su vida se verá en peligro y 007 deberá localizar y eliminar la amenaza, sin importar el precio personal que tendrá que pagar.

Tras cuatro años tras la última entrega de James Bond, nos llega la tercera protagonizada por Daniel Craig y lo hace coincidiendo con la conmemoración del 50 aniversario de la franquicia, iniciada con “Agente 007 contra el Dr. No”, protagonizada por el inconmensurable Sean Connery. ¿Está a la altura de la saga el nuevo film?

 Nueva Misión

Todo empieza en medio de una misión. Bond debe recuperar sea como sea un disco duro que contiene la identidad de varios agentes secretos en diversos sitios del planeta, infiltrados. Pero por un pequeño error, se falla la misión y Bond sufre las consecuencias… dado por muerto y desaparecido voluntariamente durante meses. Entonces la sede del MI6 es atacada, obligando a “M” a trasladar su agencia y a aumentar la seguridad tanto de ella como de su equipo. Además, alguien ha usado el disco duro para chantajear al MI6 y directamente a “M”, poniendo en peligro las vidas de esos agentes infiltrados. Debido a todo ello, una notable presión por el gobierno de dejar el sistema de espías “a la antigua” va creciendo, haciendo que la autoridad y posición de “M” se verán amenazados por Gareth Mallory, el nuevo Presidente del Comité de Inteligencia y Seguridad. Bond, al enterarse del ataque sorpresa a la central del MI6 decide volver a su antiguo trabajo, pero ha perdido forma tanto física como mentalmente. El MI6 se enfrenta a serios problemas, tanto burocráticos como del exterior, así que “M” decide que Bond puede ayudarla aunque no sea apto para ello en ese momento, con lo cual lo envía a investigar junto a la agente de campo Eve. Juntos seguirán la pista al disco duro desaparecido y encontrarán a un perverso villano que tiene algo personal en contra la MI6 y especialmente en contra de la mismísima “M”, el misterioso Silva.

Aclaración

Ante todo disculparme. No soy un total y acérrimo fan de la saga Bond. He visto todas la películas de la saga, si, y tengo por casa la mayoría de bandas sonoras de los films, pero el verdadero fan de la saga es mi tío, y gracias a él he visto todas las pelis del agente secreto británico. A él si que le encanta la saga.

Yo siempre he considerado la saga Bond como un divertimento para hombres heterosexuales con gran afán por las mujeres exóticas, la acción, los coches y los cachivaches más estrafalarios (es decir, esos artilugios que “Q” aporta a Bond y que normalmente son más extraños que otra cosa).

Pues bien, tras tan tremendamente dura afirmación por mi parte, he visto la última película de la saga, “Skyfall”, dirigida por Sam Mendes y protagonizada por el actual Bond, Daniel Craig (aunque ya ha lanzado que desea dejarlo de lado… ¿tan pronto?)

Bond… ¿eres tú?

Para empezar, decir que me ha decepcionado. Tras leer por todas partes de que estábamos ante el mejor Bond de la historia, que era la mejor película de la saga… que era brillante y demás, pues la verdad, a mi me ha decepcionado bastante.

A ver, no es deficiente… todo al contrario. La fotografia de Roger Deakins es más que correcta, mucho más. El ritmo del film es decente a ratos (aunque va decayendo según se va avanzando… será por la duración del mismo, casi dos horas y media, o por el guión, mal amarrado) y las actuaciones de los actores rozan lo notable (anque no destacaría a nadie del plantel protagonista).

Entonces… ¿que falla para mi? Que por momentos parecía estar viendo un capítulo de “Navy: Investigación Criminal” (“NCIS” para los que lo ven en VO) antes que un auténtico film de Bond.

A ver… el estilo narrativo (y de personalidad) anterior de la llegada de Daniel Craig a la saga ya no sirve. Ese agente que casi era un robot adicto al sexo, misógino y que ni se despeinaba al pelearse con alguien ya ha pasado de moda. También tiene que desaparecer ese estilo de acción “teatral” que casi te hacia sonreír de lo estúpida que resultaba la victoria del héroe. Si, las fantasmadas aún sirven, pero fantasmadas al estilo actual, no coreografiadas que se notaba desde lejos que el propio Bond ni sudaba al hacerlas. Por algo actualmente cuentan con más presupuesto, más ayudas para realizar lo que desean (el ordenador puede hacer maravillas) y por supuesto más ideas (aunque de esto se nota que no hay muchas…).

Pues bien, el nuevo Bond funciona, pero para mi gusto tiene varios problemas que han hecho que no me llegue a encender la mecha y diga “Diox, peazo peliculón” (aunque he de reconocer que llevo bastante tiempo sin decir eso).

Camino a la “Bond-ición”

Uno de ellos puede sea por culpa del director, Sam Mendes. Porque… ¿que hace este hombre, siempre reflexivo sobre los personajes, haciendo una entrega de una saga donde el protagonista es de todo menos eso? Mendes, director de “American Beauty” o “Camino a la Perdición” (por poner dos ejemplos), director de culto y de gran calidad, director que nos suele mostrar unos personajes íntimos, reflexivos… casi vemos más su alma que no su cara…

Pues en “Skyfall” no vemos eso. Se intenta, pero no vemos ni la corteza. Bond es frío, manipulador y feroz (a Daniel Craig se le ha dado bien este sistema para crear  su personaje), pero si Mendes tiene su estilo, aquí no lo impregna casi para nada (a excepción de algunos planos, más que acertados, los cuales aunque no me llegan a dejar con la boca abierta, si que reconozco que son muy buenos y casi diría que de los más impresionantes de toda la saga, unos cuantos de ellos en Shangai, sobretodo dentro del rascacielos de cristal, donde toda la escena me recuerda a la ambientación de algún capitulo de la saga de videojuegos “Hitman”). Además, una peli de acción debe aportar eso, y nos encontramos en “Skyfall” la que menos contiene. Si, claro que hay acción en “Skyfall”, pero para mi gusto narrada de tal manera que parece ir a cámara lenta.

 

Acción al estilo antiguo

Sé que recibiré pedradas por ello, pero la manera de narrar las secuencias de acción de “Quantum of Solace” (sobretodo) o “Casino Royale” me parecen mucho más acertadas e impresionantes a las que nos ofrece Mendes en esta última entrega. Es verdad que entonces el estilo visual era copiado de la gran primera entrega de Bourne (que además hacia peligrar a la franquicia Bond), y que ahora se ha ido diluyendo un poco… pero creo que el estilo que nos da Mendes a la acción no es del todo impactante, sobretodo por los tiempos que corren. Ya tras la primera escena te quedas en plan “¿eso es todo?”, y eso que es la más impactante de todo el film…

Y para colmo, Mendes se trae consigo a Thomas Newman, su compositor musical habitual. Hombre tranquilo y con temas tan exquisitos como los que podemos disfrutar en la misma “American Beauty”, “Wall-e”, “La Milla Verde” o “¿Conoces a Joe Black?” La verdad, un título de acción no suele llevarlo muy bien… y se nota cuando al ver el film parece que estás escuchando la música de fondo de un capítulo de “CSI” o de “Castle”… Newman es excelente en temas íntimos y personales, con melodía, y estos en “Skyfall” son totalmente inexistentes. Los temas de “acción” parece que se le atragantan, y suenan mucho a “TV Movie” del montón… El tema interpretado por Adele no le tengo nada que objetar. En sí mismo tiene la esencia de Bond, y acompañado con los títulos de crédito creados por Daniel Kleinman que para mi gusto, son una obra de arte por ellos mismos.

Interpretar espías sigue siendo atractivo

Sobre los actores, correctos, muy correctos. Los ya asentados en la saga, Daniel Craig como Bond y Judi Dench como “M” ya se saben sus papeles al dedillo. Ya saben como comportarse con ellos y como expresarse. Los nuevos, Ralph Fiennes como Mallory el nuevo Presidente del Comité de Inteligencia y Seguridad que mete presión a “M”, Naomie Harris como Eve, la compañera de Bond en la misión, Ben Wishaw como el nuevo (y jovencísimo) “Q”, aportando al personaje toda una nueva visión más cercana a un “Geek” actual que no a un inventor de cachivaches mata-espías o la mujer fatal del film Sévérine interpretada por Bérénice Marlohe (con poquísima presencia en pantalla, y la única a quién le pondría una pega… bueno, a ella no, a su dobladora en castellano. Pasa lo mismo que a Olga Kurylenko en “Quantum of Solace”, cuesta horrores entenderla al hablar por culpa del acento tan marcado que le han puesto)  todos se amoldan perfectamente bien a sus papeles. Nada que destacar, la verdad. Algunos son actores con más tablas que un bailao flamenco, y los “nuevos” no son para nada recién salidos de la academia. Saben bien lo que hacen, y lo hacen bien, pero no puedo destacar ninguno.

Sobre Javier Bardem como Silva, el malo del film… no sé. He leído por ahí que este papel lo puede lanzar al Óscar (otra vez), que es el mejor villano de la saga… pues la verdad, yo no me lo creí en ningun momento. Es mas, en una secuencia donde mantiene un largo diálogo con Bond, casi parecía que ni él mismo de creía el papel. Es más… he visto que mucha gente lo compara con el Jóker de Batman… y no puedo más que darles la razón.

Un malvado histriónico, loco, falto de sentimientos (aunque ellos son los culpables de la trama principal), con arranques de locura y con un cierto toque homosexual caduco… un poco “Jóker” si que parecia si. No muy común en la saga, hay que admitirlo, pero tampoco lo elevaría tan por encima de los demás malvados que ya han aparecido… es un personaje “actual”, pero que no termina de cuajar su puesta en escena tal y como la han metido en el film. Es algo forzado y sobreactuado, y para colmo hay un extraño “eco” al Joker del desaparecido Heath Ledger que da que pensar. Si, la melena rubia a Bardem lo hace extrañamente atractivo como malo (junto a un “defectillo” en su cara), pero no es suficiente motivo para elevarlo como “malvado definitivo” de la saga Bond.

Y es que la trama es un poco “Bond Begins”. Parece como si los guionistas, Neal Purvis, Robert Wade y John Logan (éste último repetirá en las dos próximas entregas) han cogido la idea de mostrarnos el por que Bond es Bond muy al estilo en como Christopher Nolan nos mostró a su “Caballero Oscuro”, pero se quedan muy a la mitad, o incluso diría menos diría yo. A excepción de uno o dos datos sobre la procedencia escocesa del agente (el título del film, “Skyfall” tiene algo que ver con ello), de la prematura muerte de sus padres y de ser un chico con carácter… poco más se explica. Además hay muchas lagunas argumentales que dejan al espectador con dudas y con la pregunta “¿que ha pasado con…?” que aunque no son temas muy trascendentales, si lo son suficientes como para al menos mostrar un poco. Un solo ejemplo, ¿el disco duro tan importante durante todo el arranque y desarrollo… pierde interés de golpe y ni se comenta de nuevo? Y esa es la pregunta más pequeña que os haréis…

Tampoco me gusta que a Bond le hayan metido casi con calzador lineas de diálogo propias del Bond de Roger Moore. Chistes fáciles y un tono irónico que aunque te hace soltar una pequeña sonrisa, no le pega a Daniel Craig y a su estilo frío. Craig no es Moore

Aunque eso si, hay alguna sorpresilla para los fans de la saga (homenajes y demás), pero no pienso contar nada… pero eso era casi obligado, siendo como es el 50 aniversario de la saga, algo así tenían que meter.

 

Conclusiones

Para mi, decepción. No esperaba un súper peliculón que me hiciese mearme en los pantalones, pero tampoco un film que me dejase indiferente… De acuerdo, el film no es malo, pero no lo veo acorde a los tiempos que corren y tiene demasiadas cositas que me chirrian en exceso (ritmo narrativo, guión, música…).

No es para mi la mejor de la saga ni de lejos, pero tampoco es la peor. Es normalita y viéndola independientemente puede divertir e incluso gustar bastante al ajeno al mundo James Bond, pero esos puntitos negativos… se me siguen clavando en la garganta. Y si, el arranque de la peli es bastante interesante, pero según va avanzando va perdiendo fuelle… mucho creo yo.

Es digna de ver, lo admito, y que cada uno tome sus conclusiones. Solo por los títulos de crédito iniciales vale la pena, por lo demás… prefiero que seáis vosotros mismos que deis vuestra opinión.

Xisco T. Bauzà

Jugón empedernido de videoconsolas y fanático de las bandas Sonoras de películas, series y videojuegos.

Ver todos

3 comentarios

  • Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: La lealtad de James Bond hacia M, su superior será puesta a prueba cuando el pasado de “M” vuelve para atormentarla. Su vida se verá en peligro y 007 deberá localizar y eliminar la amenaza, sin importar el precio perso……

  • Bastante deacuerdo.
    Para mí el Bond que encarna Daniel Craig en Casino Royal es el mejor Bond de la historia, de hecho le considero la evolución del Bond de Sean Connery, del mismo modo que Pierce Brosnan era la evolución de Timothy Dalton.
    ¿Y qué ha fallado en esta peli? Primero que no hay chica Bond como tal, las dos que aparecen son prácticamente prescindibles, no como Green y Kurylenko (especialmente Eva Green); y lo más importante: Daniel Craig NO es un Bond clásico, eso nos lo enseñaron muy bien y muy mucho en las dos pelis anteriores, no encaja en una peli clásica como esta donde el malo es muy malo, sus esbirros muy tontos y el bueno un fuera de serie.
    Si en las anteriores se le humanizó muy acertadamente, ahora se le ha deshumanizado.
    Aún así la peli es muy buena, pero palidece frente a la primera de esta trilogía, digamos que está al nivel de las de otros Bonds, incluso algo por encima, pero ha perdido la esencia de las dos anteriores.
    Tiene cosas muy buenas, como Q y la crítica que se marca hacia sus predecesores o todo lo que pasa con M, Bardem está increíble y eso que no tiene toda mi simpatía y hay escenas de acción muy dignas.
    No me enrollo más, le doy un 8. A Casino un 9,5 y a Quantum un 9.

    • Al contrario que tu, yo considero esta película superior a Quantum y por goleada. Ya por el hecho de que esta no me aburrió sobreranamente (Quantum aun no la he terminado de ver por ese momento).

      Vale, si, no hay chica Bond como tal. Pero si la hay si te paras a pensar. Quien acompaña de una forma u otra a Bond toda la película? M, que es el alma de toda esta película. Han dejado brillar a Judi Dench en un papel de M mucho mas profundo que en otras entregas, bajo mi punto de vista, sin embargo, las mayores atenciones se las lleva Silva. No se si será el mejor de la saga, puesto que aun estoy viendo las películas previas a Pierce Bronsan, el primer Bond que vi, pero me ha parecido el villano mas creíble desde goldeneye.

      A Daniel Craig le deseo que siga siendo Bond muchos años mas, puesto que noto que es el mejor actor actual. La reintroducción de personajes clásicos de la saga, readaptados a la época me parece bastante acertada. La reinterpretación de Q me parece correctísima, con unos puntos de gag que encajan bastante bien sin convertir la película en comedia y la otra aparición, que ya he hecho bastante spoiler en decir que hay otra, me parece, por un lado, sacado un poco de la manga y por otro lado, con curiosidad de como se va a desenvolver. Yo al menos ese si que no me lo esperaba.

      En general, yo la equipararía a casino royale, aunque peque de lenta segun quien, por la falta de acción. A mi me encantó y el tiempo se me pasó volando.

      Y una última mención: los títulos de crédito junto al tema de Adele, puro arte.

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* ]]> */