Portada » Críticas » The Amazing Spider-man – Crítica

The Amazing Spider-man – Crítica

No soy un gran defensor de la reciente trilogía de Spider-man que Sam Reimi dirigió. Tenía cosas buenas, pero Tobey Maguire no fue un gran Peter Parker y al final eran películas que más parecían unas parodias que de superhéroes.

The Amazing Spider-man fue un proyecto extraño, ya que surgió de improviso, al querer revitalizar la saga volviendo a contar sus orígenes, apenas una década después del estreno de la primera de las películas de la era moderna del icono de la Marvel. Nueva dirección, nuevos actores y nueva historia para volver a contar un origen que ya nos sabemos todos de memoria.

Crítica de The Amazing Spider-man

El “nuevo” Peter Parker

Ese es precisamente el problema de esta película, que en vez de sorprender en la forma de contar las cosas, como en Los Vengadores, intenta ponerse seria, meternos en las motivaciones del personaje y presentarnos el conflicto interno de un hombre traumatizado que lleva una complicada doble vida. Si eres Christopher Nolan y tienes a Batman puedes hacerlo. Si tu protagonista es un adolescente (maldita manía de ubicar a Peter Parker en el instituto) que transciende las barreras de los “pringaos” y se muestra directamente como un profundo anormal lo tienes muy, muy complicado.

Lo único destacable de la película son los momentos en los Peter Parker empieza a desarrollar sus poderes. Ahí la película adquiere un tinte de comedia basada en el gag visual. El chico no controla ni su fuerza ni su adherencia, lo que da a lugar a un par de situaciones hilarantes. También es divertida una aparición en la que vemos un atisbo del Spider-man bromista, mordaz y con la boca ancha de los comics. Pero es un mero espejismo.

Crítica de The Amazing Spider-man

Se intenta que el personaje diga cosas graciosas, pero acaba haciendo chistes que no tienen ningún sentido, eliminando la dualidad Peter Parker – Spider-man. Esto sumado al hecho de que el superhéroe no es tal y que se pasa la mitad del tiempo siendo vapuleado, sin máscara (hasta cuatro personajes averiguan cuál es su verdadera identidad) y que uno de los momentos cúlmen de la película, el gran reto, con musiquita épica y todo, es que tiene que llegar a un edificio al fondo de una calle…

John McClane se puede permitir recibir palizas, pero porque luego derriba helicópteros con coches y se carga él solito a toda una unidad de terroristas. Leónidas muere, pero deja claro que los espartanos son un pueblo de cuidado. El Spider-man de Webb (también tiene guasa el nombre del director) no hace nada en toda la película salvo poner cara de perro apaleado y hacer de saco de boxeo. ¿Realmente nos interesa ver una película de superhéroes sin ver nada heroico?

Una libre adaptación

Por supuesto, si vais al cine a ver una adaptación al cómic iros despidiendo, porque han hecho cambios hasta la náusea. La forma en la que desarrolla las telarañas (no es la elegante solución de Sam Reimi, ni mucho menos), la misma personalidad del protagonista, el verdadero trabajo de los padres de Peter Parker… Hasta han cambiado el mantra del tío Ben, que se convierte en la frase que define a Spider-man. La ausencia del “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad” hace que me plantee si de verdad se han tomado en serio su trabajo de llevar el personaje al cómic.

Pero alejándonos de lo que podría pensar un seguidor del arácnido, hay que contemplar la profunda ingenuidad a la hora de plantear las situaciones, como la forma en la Peter Parker se cuela en unos laboratorios de máxima seguridad Oscorp, en cómo se relacionan dos adolescentes o los primeros pasos de Spider-man por el mundillo de los superhéroes. Nada tiene sentido.

Y no es que el actor encargado de encarnar al nuevo Peter Parker, Andrew Garfield, no esté bien escogido. Tiene esa cara amigable que te hace sonreír, y ese candor tímido que se le presupone al patoso y problemático de Peter. El problema es que el chico se empeña en sobreactuar con muecas inspiradas por Jim Carrey. Una sobreactuación que viene traída por un guión tan adolescente que si me dicen que estamos en un universo alternativo de Crepúsculo me lo creo. Porque no sale Morbius, que si no…

Crítica de The Amazing Spider-man

Y ese es el problema, llevar a Peter Parker al instituto es siempre una decisión errónea, por mucho que los productores crean que así el personaje conectará con una audiencia más joven. Y entonces es cuando Peter Parker, que siempre ha tenido la etiqueta de perdedor que inspira lástima, se convierte en un redomado imbécil, con nulas aptitudes sociales, con exageradas reacciones ante todo. Y además de eso, van y le ponen novia. Lo que le faltaba a una película adolescente: amor sobre todas las cosas, expectativas insatisfechas, promesas falsamente trágicas… En The Amazing Spider-man hay diálogos y situaciones que directamente dan vergüenza ajena. Te quedas entre la estupefacción y querer irte de la sala, incrédulo ante un Peter Parker debatiéndose en la duda con la primera chica de la que está enamorado, que al menos han tenido la decencia de que sea Gwen Stacy y no Mary Jane Watson. La escena del primer beso merece estar en el top 10 de “momentos más ridículos y humillantes del año”.

Después de Los Vengadores y justo antes de Batman, esta película queda en evidencia con una factura mediocre, con un personaje que causa vergüenza y ganas de patear en la cabeza simultáneamente, y un superhéroe que se pasa más tiempo sufriendo de felpudo que haciendo lo que tiene que hacer: que el público sueñe.

Tráiler de The Amazing Spider-man

http://youtu.be/7UI-bkemvhE

Jose Manuel Bringas

30 años siendo adicto al cine, las series de TV, los libros y los videojuegos. Creo firmemente que el gato de Schrödinger está vivo y que Shenmue 3 no existe, son los padres.

Ver todos

7 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: No soy un gran defensor de la reciente trilogía de Spider-man que Sam Reimi dirigió. Tenía cosas buenas, pero Tobey Maguire no fue un gran Peter Parker y al final eran películas que más parecían unas parodias que de su……

  • Buenas. No suelo hacer comentarios en esta pagina, pero si que suelo leerla muy a menudo. He decido comentar porque este análisis me ha dejado descolocado…
    No se que quien sea el analista (tampoco es importante) o si realmente sabe de que va Spiderman (sobre todo los tomos de Amazing Fantasy), pero hay puntos donde clama errores cuando en realidad son cosas que se pueden leer y encontrar en dichos tomos:
    Peter Parker ES un estudiante de preparatoria. No se de donde sale ese reclamo. Ni es un truco para cuajar con el publico ni nada.

    Hay problemas románticos (indiferentemente del modo del que se presente en la película) porque también los hay en el cómic (Amazing Fantasy de nuevo).

    Lo de la telaraña debió ser así desde la trilogía de Raimi, porque , de nuevo, es así. En los cómic es así. Uno de los factores de suspenso en las historias de Spiderman es que en cualquier momento el aparato de telaraña podía fallar.

    Que Peter Parker sea pareja de Gwen Stacy también es realidad en Amazing Fantasy. Fue corto, pero paso.

    Entonces ¿Es justo este análisis? No soy quien para decirlo, pero la verdad hay cosas que dejan un poco en duda si realmente el analista vio con cierto criterio la película (Vamos compararla con Crepúsculo solamente porque tiene escenas románticas entre dos adolescentes, que para colmo, dicho romance existe en el cómic, carece un poco de sentido)

  • La acabo de ver creo que objetivamente es una buena intencion que se queda a medias de lo que era su objetivo.
    Respecto de los actores,ambis protagonistas estan a años luz de lo que mos ofrecieron Kirsten Dust y Tobey y personalmente son todos los tiques que me recuerdan a la anterior saga los que la hacen excesivamente pedante.
    Respecto al localizarse en su epoca de instituto,no me parece desacertado,maxime si nos permite ver y profundizar en su historia personal en proximas peliculas.
    Aun si,tras ver los vengadores i el batman de nolan si que se queda bastante por debajo aunque pienso que por encima de la anterior trilogia del hombre araña

  • A mi me gustó bastante,yo es que con Spiderman no puedo ser objetiva ya que todas las películas son una maravilla para mí, y la verdad me divertí bastante ayer.

    Cierto es que el lagarto da bastante pena, es de los peores malos que he visto en una película de superhéroes, y no sé donde demonios dejó su maldita bata y porque cuando se vuelve el doctor Connors sigue siendo capullo(en los cómics cuando vuelve a ser humano es una persona normal atormentada pero nada más).

    Compararlo con Crepúsculo es exagerado, solo porque hay algunas escenas de amor, este nuevo Peter si que me gusta al mismo nivel que Tobbey Mcguire la verdad, me he reído mucho, tiene más chistes que en las anteriores entregas al menos cuando empieza a buscar al asesino de su tio.

    El nuevo Spiderman es más ágil que el resto aunque la verdad no demuestra mucho sus heroicidades, creo que el principal problema de la película es que prácticamente sus primeros 45 minutos se desarrollan de manera muy lenta explicando los cambios de Peter a Spiderman.

    En general si que me gustó mucho ya digo el fallo más gordo es ese Lagarto que no tiene ni hocico,por lo demás yo creo que la peli a pesar de cambiar la trama en lineas generales cumple con su cometido y está a la altura de las anteriores, no es tan buena como bien decís las de Batman de Christopher Nolan pero está entretenida.

  • Bueno, yo voy hacer mi ‘contracrítica’ a la del señor Jose Manuel:

    La cinta tiene problemas con la adaptación de personajes de los comics, como por ejemplo el Lagarto, que le han quitado parte de su encanto o Gwen, que es un tanto sosa. Lo que más me choca es el personaje del Lagarto, que es el malo de la cinta y lo han dejado diluido y sin sustancia. El royo de los comics es era su doble personalidad, su parte buena y como se sentía culpable cuando su parte de lagarto afloraba. Aquí siempre es malo, por lo que toda la base del personaje se la han cargado.

    Dicho esto, algo parecido pasa con Gwen, que si bien Emma Stone me encanta en el papel y en su actuación, no es culpa suya sino de quien ha adaptado su personaje, algo sosa y sin fundamente.

    Pero claro, aunque no me guste el actor, reconozco que está vez Peter Parker si me ha gustado y si he visto el Peter de los comics ‘bocachancla’ y con un mucha ironía, quizás a veces demasiada, pero aún así el personaje de Spiderman, su respeto a los comics volviendo a la base y sobre todo su agilidad, queda inmensamente más patente que en la trilogía anterior, me ha encantado.

    Eso si, la cinta peca de muchas cosas, como de un final tan patriótico y forzado con el momento ‘grúas’ que me dio vergüenza ajena. Así que le falta sustancia, le falta ‘algo más’ o ver más en acción a Peter.

    Esta nueva adaptación tiene muchísimos puntos a favor, de hecho, hay muchas cosas y detalles de ella que ya me gustan más que la trilogía anterior y que ponen en evidencia el trabajo que Tobey Maguire, dejandolo a la altura del betún, pero también es cierto que a la cinta le falta algo, que parece que han dando bandazos en cuanto al guión y que no han elegido bien al malo de la misma, o por lo menos no han sabido desarrollarlo como hubiera sido correcto.

    Con todo me ha sorprendido positivamente porque esperaba algo mucho peor.No es Los Vengadores, ni El Caballero Oscuro, pero visto lo visto, no lo pretendían en ningún momento. Un buen punto de partida, divertida, entretenida y con un ritmo constante, que quizás peca de contarnos una y otra vez la historia de como comenzó Spiderman, pero que es un buen comienzo y que creo que en sucesivas entregas, va a darnos muchas alegrías.

  • Buenas, hace poco más de una hora que salí del cine y aún estoy saboreando el buen gusto que me ha dejado la peli.

    La he encontrado acertada y una vez vista creo que el reboot era necesario. Han dado más profundidad y añadido un toque de misterio necesarios para engancharte a la butaca y dejarte con ganas de más.

    Quizás haya sorprendido a todos un reboot tan temprando, pues aún está fresco el amargo recuerdo de Reimi, pero que más da, bienvenido sea si lo hacen así de bien.
    El montaje me ha parecido muy acertado y deja entrever muchas opciones que va a dar el chico nuevo.

    En cuánto al mensaje “un gran poder conlleva una gran personalidad” es el lema principal de toda peli de spiderman, pero aquí lo demuestran con más hechos que palabras, y eso para mi le hace ganar puntos.
    En cuánto a que el personaje sea un sparring, no me lo ha parecido para nada. Si que es verdad que la capacidad de curación aracnida siempre ha hecho que lo viéramos menos magullado, pero no hay que olvidarse que han rehecho la historia, y para bien.
    Los puntos negativos que hacen que sea un 8 y no un 10, yo he visto 3 en conjunto perdonables, pero de forma individual podrían haberlos trabajado un poquito:El primero es la facilidad de invasión por falta de seguridad en el edificio OSCORP, es bastante cuestionable, y más con la tecnología que tienen.El segundo es la falta de un titiritero que mueva los hilos del malo y que haga que en la peli se huela la maldad tanto cómo el bien por partes iguales. El malo tiene que ser más malo.El tercero no puede haber spiderman sin el dayli bugle o cómo se llame y que Jameson no aparezca. éste último punto es perdonable pues spiderman acaba de nacer, Peter tiene que empezar a sacar fotos y dado que la historia transcurre de forma desacelerada con respecto a las otras entregas es menos cuestionable.
    En general la peli engancha, la historia engancha, y con los bodrios que hemos llegado a ver hoy en día y en tiempos pasados es una peli que a todo fan de las aventuras y de los superheroes ha de ver.
    Un saludo!!!
    p.d. al del análisis le han hecho tragarse la peli 10 veces seguidas y odia a spiderman ;-))))P

  • Ayer mismo vi Spiderman en el cine (2D y normal, nada de IMAX), y sinceramente… no me desagradó.
    Tiene sus cositas que me no me gustaron… pero en general me pareció correcta (a excepción de la escena de vergüenza ajena con las grúas… ya van dos pelos que pasa algo así con grúas de por medio…).

    Ahora los personajes son un poco más realistas (según mi opinión), y ahora Peter Parker tiene una mentalidad y forma de ser más cercana a los cómics.

    Hay cosas que me gustaban del Spiderman de Raimi, pero de éste Spiderman tambien. No me quedo con ninguna de las dos, el Spiderman definitivo, para mi es el de la serie de animación de los 90 (emitida en A3).

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* ]]> */