Portada » Disecciones » Alex Kidd – Descubre al personaje

Alex Kidd – Descubre al personaje

En los videojuegos algunos personajes pese a ser recordados, no son vistos como grandes personajes hasta que no pasa un tiempo. Esto mismo pasó con Alex Kidd, relegado a un segundo plano tras la llegada de la nueva mascota de Sega, que recogería el testigo del joven salvador del reino de Radaxian.

El nacimiento de una mascota

Tras la llegada de Super Mario Bros en 1985, Sega necesitaba su propia mascota representativa de la compañía. Así se inició la creación de Alex Kidd in Miracle World, un juego que tenía su propio estilo, con novedades jugables nunca antes vistas en un videojuego.

MiracleWorld

Del diseño de este juego se encargó Kotaro Hayashida, y no sólo introducía elementos de plataformas de scroll lateral como los vistos ya en Super Mario Bros. Pero aquí no podemos acabar con nuestros enemigos saltando sobre ellos. Alex Kidd es un juego que nos muestra la historia de un joven durante 7 años entrenó en el Monte Eterno. Por eso dispondremos de nuestra fuerza para acabar con bloques y enemigos a puñetazos. En mitad del entrenamiento un hombre le advierte del peligro que sufren en el reino de Radaxian por la tiranía del malvado Janken el Grande y sus secuaces.

alex-kidd-in-miracle-world-sega-master-systemDe una historia tan simple se sacaron 17 fases con montones de piedras que romper, enemigos que derrotar, ítems de lo más variado y enemigos finales que destruíamos con enfrentamientos a “piedra, papel o tijera”.

La variedad de situaciones que veíamos en Alex Kidd in Miracle World era tal que por entonces no se había visto nada similar. Para que os hagáis una idea, recordad como era Super Mario Bros de NES, el cual salió un año antes que éste título de Sega. En Alex Kidd las monedas que encontrábamos (en forma de sacos pequeños y grandes) valían para comprar objetos que nos facilitasen las fases. Teníamos ítems que nos daban poderes como el brazalete de fuego que acababa con todas las rocas destruibles y enemigos que encontrábamos a nuestro paso, pero no funcionaba en el agua.

Suisui-boatPor otro lado teníamos escenas acuáticas, pero no se quedaba todo ahí. También podíamos usar vehículos tales como un pequeño helicóptero a pedales que además nos permitía disparar, una motocicleta o una lancha motora. Estos vehículos permitían volar en el caso del primero o  correr y saltar en el caso de la moto y la lancha. Si por desgracia al chocar con alguna piedra irrompible se perdían, tendríamos que seguir la fase a pie, algo que normalmente era más difícil. De hecho con la lancha o el helicóptero en fases acuáticas, al perderla caíamos al agua, teniendo que acabar la zona subacuática a nado, lo que hacía que esas fases fueran como dos en una.

No sólo había enemigos con los que acabar de un puñetazo, también nos encontramos con animales que requieren varios toques para ser derrotados. El uso de objetos como el brazalete o las esferas de poder que lanzaban pequeños Alex Kidd en miniatura nos permitían derrotarlos con más facilidad, pero en general resultaban difíciles si no habíamos comprado los objetos necesarios en alguna de las tiendas que aparecían en algunas fases.

La música era muy pegadiza, siendo recordada la música de inicio y la primera fase, y la mítica de los enfrentamientos a “piedra, papel, tijera” aún por sus fans como una de esas melodías reconocibles en cuanto empiezas a tararearla.

En general el juego es recordado tanto por su dificultad como por su variedad de situaciones que hace que lo recordemos como un clásico a la altura de los tiempos en los que fue creado.

No todo fue tan bonito…

loststarsarcade2

Alex Kidd llegó a los salones recreativos con un juego que varió totalmente la jugabilidad, se perdió la gracia y carisma del mundo creado en Alex Kidd in Miracle World. Aquí teníamos que buscar los doce signos del zodiaco, manejando a Alex y en el caso del segundo jugador controlando a Stella, la novia de Alex.

Aaklsmslex Kidd: The Lost Stars es un juego de scroll horizontal en el que vamos del punto A al B, corriendo y saltando, nada más, algo que nos recuerda al clásico Adventure Island de NES. Solamente los power-ups le dan gracia al juego, permitiéndonos saltar más o disparar para eliminar algunos enemigos. ¿Divertido? A mi juicio para nada. Me parece una lástima que un juego gráficamente tan colorido y bonito quede lastrado por una jugabilidad pésima. Lo que otros juegos como el mencionado Adventure Island hacía de maravilla mezclando plataformeo y diversión, Alex Kidd The Lost Stars lo hace mal.

El juego tuvo una versión para Master System años después, que si bien no era un mal port obviando la diferencia gráfica, en cuanto a jugabilidad no lograba mejorar nada de lo ya visto en la versión recreativa. Lo que más se echa en falta con respecto al arcade fue la pérdida del modo de 2 jugadores, algo que por desgracia también veríamos en otros juegos de gran calidad como Streets of Rage. Este juego fue el primer fiasco de Alex Kidd, pero ni por asomo el único…

AKBMXY entonces llegó Alex Kidd BMX Trial, ¿o no? Sí, llegó el primer Spin-Off de la mascota de Sega. Antes de que lo hiciera Mario con Mario Kart, o Sonic con su Sonic Drift. Y lo hizo sólo en Japón, es por eso que en occidente apenas nadie lo conoce, excepto por los emuladores que en la actualidad han dado a conocer este juego a todos, al igual que muchos otros que se quedaron en su momento en Japón. Pero no nos perdemos nada, ya que exceptuando el hecho de que sale Alex Kidd como protagonista el juego podría ser cualquier título de carreras genérico de la época.

Aún quedaba otro intento de hacer un juego de Alex Kidd de la nada. 1989 fue un año marcado por el lanzamiento de la Sega Megadrive, conocida también como Sega Genesis en tierras americanas. Pero aparte de lo que se reservaba para la nueva consola de Sega, a la compañía nipona le pareció interesante coger un juego japonés titulado Anmitsu hime: From Amakara Castle y modificar sus personajes para convertirlo en un juego de la por entonces ya prostituida mascota de Sega. Así llegó Alex Kidd in High-Tech World

AKHTW

El juego es de lo más extraño, tendremos momentos de jugar puzles variados y otros de acabar con enemigos. La mayor faena era su grandísima dificultad, ya que sólo teníamos una vida para acabar el juego. La otra gran pega era sin duda su montón de texto en un juego que reconozcámoslo, no era un Zelda o un Dragon Quest… Resultaba aburrido y no ayudó para nada a mejorar la imagen de la mascota de Sega.

Alex Kidd vuelve a sus orígenes

AKIEC

Tras el fiasco producido por sus entregas sin una jugabilidad acorde a la primera entrega ni una historia que concuerde entre ellas, llega el que sí se podría llamar como sucesor del título original.

Alex Kidd in the Enchanted Castle es posiblemente el primer gran clásico de Megadrive. En este juego vemos los elementos que hicieron popular a Alex Kidd. Los puñetazos y bloques rompibles, las monedas, ítems como la moto, el helicóptero a pedales, el brazalete de poder o el bastón volador vuelven a salir, y las casas, que en esta ocasión se han sustituido las tiendas donde comprar por una especie de “salas de apuesta” donde apostamos dinero contra un enemigo en un “piedra, papel, tijeras” para ganar un objeto. Si perdemos, nos quedamos sin pasta y sin objeto. También nos enfrentaremos a enemigos finales, pero en esta ocasión la lucha es por la supervivencia, si nos ganan nos quitan una vida, obviamente, tenemos que hacer lo contrario para acabar la fase.AKIEC_screens

La historia nos cuenta que el padre de Alex ha sido secuestrado por el malvado Ashra, gobernador del planeta Paperock, por lo que Alex viaja allí para rescatarle.

Los gráficos también son dignos de mención, ya que fue el único juego de Alex Kidd en Megadrive. Tras Alex Kidd in Miracle World por fin sus seguidores logaron tener un juego interesante, que aun no teniendo tanto carisma sí resulta recordado por mucha gente.

El declive de Alex Kidd

Y llegamos a la última aventura de Alex Kidd, esta vez en el año 1990 para Master System. Alex Kidd in Shinobi World no es más que un spin-off que reciclaba el material existente en un juego cancelado para Master System llamado Shinobi King. Se trata de una parodia del clásico Shinobi, donde Alex debe rescatar a su novia de las malvadas garras del ninja Hanzo. Para conseguir llegar hasta él se fusiona con un ninja para usar sus poderes. Aunque el título resultaba quizá el más divertido de Master System tras Alex Kidd in Miracle World, no tenía nada que ver con el desarrollo de cualquier Alex Kidd.

AKshinobiworld

Luego, finalmente acabó dándose carpetazo a la mascota de Sega. Se decidió cortar por lo sano y Sega empezó a buscarle a Alex un sustituto, dejando a éste en el paro videojueguil.Ya habían sido demasiados palos de ciego con juegos que no triunfaban comercialmente. Pese a la buena acogida que hubo del juego de Megadrive por parte de los fans de Alex Kidd, hay que meterse en el contexto histórico para entender que Sega no tenía apenas cuota de mercado en una época en la que Nintendo dominaba las ventas sin un rival que le hiciese sombra como es debido… Si a eso le sumamos que la saga no terminaba de encontrar su sitio en cuanto a ventas, era lógico optar en la época. Al llegar Sonic ya se equilibró un poco más la balanza empezando (esta vez sí) una lucha sin tregua en la era de los 16 bits, pero eso ya es otra historia que no tiene cabida en este artículo.

Alex-KiddTras eso, Alex Kidd ha protagonizado algún cameo, saliendo ultimamente en Sega Superstars Tennis y Sonic & Sega All Stars Racing, pero bajo el papel de un personaje jugable más. Al menos en ese sentido se le dio un reconocimiento por la importancia que tuvo en los inicios de las consolas domésticas de la compañía.

¿Alguno se imagina un Alex Kidd adaptado a nuestros tiempos? Sinceramente, se me antoja muy complicado hacer una buena adaptación a las 3D, por lo que una vuelta con sprites en HD y una jugabilidad 2D no estaría mal. En cualquier caso es una pena pensar que para el cabezón personaje de Sega cualquier tiempo pasado fue mejor, pero a la vez pudo ser mejorable…

Sergio Amor

Sumergido en mundos inventados desde hace más de dos décadas, fan incondicional de las clásicas recreativas. Jugón, cinéfilo empedernido y a ratos persona.

Ver todos

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* ]]> */