Portada » Disecciones » Metal Gear Solid (PSX ) – Diseccionando la historia

Metal Gear Solid (PSX ) – Diseccionando la historia

Esta entrada contiene muchos spoilers sobre la trama de Metal Gear Solid:

Metal Gear Solid: Introducción

La central de armas nucleares situada en la isla de Shadow Moses, Alaska, ha sido tomada a la fuerza por un grupo armado de soldados mejorados genéticamente, liderados por el escuadrón FOXHOUND, junto a un destacamento de los Hijos del Big Boss, el ejército que sigue al soldado legendario. El grupo rebelde mantiene como rehenes al jefe de DARPA y al presidente de ArmsTech, aquellos que poseen los códigos para activar las armas presentes en el almacén. FOXHOUND amenaza al gobierno de los EEUU con un ataque nuclear a gran escala si no se les devuelven los restos del Big Boss en menos de 24 horas. En estas circunstancias de alerta, el exjefe de FOXHOUND, Roy Campbell, viaja a Alaska a sacar al soldado Solid Snake de su retiro para infiltrarse en solitario en Shadow Moses con dos objetivos: Rescatar al jefe de DARPA y al de ArmsTech y averiguar si el enemigo tiene capacidad de lanzar realmente un ataque nuclear, neutralizando la amenaza en caso afirmativo. Snake, que en un principio dudaba y no estaba muy convencido con esta misión, accede a llevarla a cabo con dos condiciones: sólo aceptará órdenes de Campbell, y este no podrá ocultarle ningún detalle sobre la misión.

Un intruso en Shadow Moses

Tan sólo una hora después, Solid Snake comienza su infiltración en la base de Shadow Moses. La aproximación inicial se realiza mediante un vehículo submarino, desde donde Snake se cuela en la base a través de un sótano bajo el agua. Antes de subir a la superficie puede ver claramente a Liquid Snake, su hermano y líder de FOXHOUND, aunque no puede acercarse a él ya que éste se marcha en un ascensor y una vez en la superficie toma un helicóptero. Solid se extraña de que el vehículo en que su hermano se marcha sea de procedencia rusa, cuando se encuentran en una base americana. En ese momento, Campbell contacta por Codec con Snake para presentarle a dos de sus colaboradores en esta misión: la analista de datos Mei Ling y a un antiguo mentor del soldado, Miller. Una vez le han comunicado los rudimentos de uso del Codec y de su radar, comienza la infiltración real.

Snake consigue colarse por los conductos de ventilación, que habían sido abiertos para solucionar un problema de ratas en la base. Mientras lo hace, es capaz de escuchar una conversación entre dos soldados, que comentan que al jefe de DARPA lo han cambiado de celda, dando al soldado la localización de su próximo objetivo. También oye cómo, al parecer, hay un intruso en la base que ha acabado con tres terroristas.

A por el jefe de DARPA 

Snake llega con bastante rapidez a la zona de celdas donde tienen encerrado al jefe de DARPA, Donald Anderson. Anderson confirma a Snake que los terroristas tienen el poder de lanzar un ataque nuclear gracias al Metal Gear REX. A Snake no le gusta nada volver a oír acerca de Metal Gear, y le dice a Anderson que pensaba que ese proyecto se iba a cancelar. El jefe de Darpa le cuenta que, lejos de cancelarse, se había acelerado el proceso de la mano de DARPA y ArmsTech hasta tal punto que estaban listos para realizar pruebas de campo con el tanque bípedo para poder comenzar su producción en masa. La aparición de los terroristas había sido muy oportuna, con un REX cargado y listo para abrir fuego, y con las dos personas con los códigos de lanzamiento presentes en Shadow Moses (Anderson y el jefe de ArmsTech). Por suerte para Snake, Anderson le confirma que existen tres llaves capaces de detener el REX aún cuando ha sido activado. Justo cuando el soldado va a poner a salvo al jefe de DARPA, este sufre un ataque al corazón y muere. Snake avisa a Campbell por Codec y queda patente que hay detalles que se están ocultando deliberadamente a Snake, aunque él no dice nada al respecto. Conforme Snake abandona la sala se encuentra con Meryl, sobrina de Campbell. Se enfrentan a varios enemigos juntos y posteriormente se separan, sin conocer cada uno las intenciones del otro.

Guiado por la información que le había dado el difunto jefe de DARPA, Snake va en busca del presidente de ArmsTech. Cuando lo encuentra, está atado a un pilar de C4. Justo en ese momento entra en escena Revolver Ocelot, especialista en tortura de FOXHOUND y experto usuario de revólveres. Tras una lucha encarnizada, que parece estar estancada, un misterioso Ciborg Ninja aparece y corta la mano a Ocelot, liberando al presidente de ArmsTech. El ninja desaparece y Ocelot consigue huir con su mano cortada. Snake puede hablar con el presidente de ArmsTech entonces, y este le confirma que es Meryl quien tiene las llaves para desactivar REX. También insta a Snake a buscar al doctor Hal Emmerich, el responsable a cargo del desarrollo del Metal Gear REX. También le cuenta que el gobierno de los EEUU ha financiado en secreto y de manera fraudulenta el desarrollo de Metal Gear REX. Finalmente, Snake pregunta por el ninja. “El ninja es el secreto más sucio de FOXHOUND.”, es la respuesta que recibe. Tras darle a Snake un disco con todos los datos sobre Metal Gear REX, y solicitarle qu lo detenga antes de que lance su ataque, el presidente de ArmsTech sufre un ataque al corazón y muere al instante.

mgs1

Tras esta escena, Snake contacta con Meryl vía Codec. La mujer se ha disfrazado como si fuera un enemigo y está camuflada. Gracias a esta táctica, consigue darle a Snake acceso a la zona del complejo donde se encuentra el Dr. Emmerich.

Snake recibe una llamada anónima de alguien que se autodenomina “Garganta  Profunda”, y le avisa de cierta zona minada y de que un tanque vigila la siguiente zona. Justo como el anónimo le dijo, Vulcan Raven, de FOXHOUND, está patrullando con un blindado. Tras un enfrentamiento, Snake destruye el tanque y continúa su camino.

Otacon

Una vez en la oficina de Hal Emmerich, Snake se vuelve a encontrar con el Ciborg Ninja, y esta vez lucha contra él. Tras la batalla, Snake reconoce a su enemigo como Gray Fox, un antiguo rival en anteriores misiones. Desde el control de misión, la doctora Naomi Hunter le confirma que se recuperó el cadáver de Gray Fox en el pasado y se mejoró genéticamente, dándole el aspecto que tiene ahora. Tras rescatar a Hal Emmerich, este le cuenta que no sabía nada acerca de que el Metal Gear REX era un arma. El hombre lo había diseñado como un escudo contra misiles nucleares. También advierte a Snake de que, si por algún motivo, las llaves de desactivación que busca no funcionan, no le quedará otra que acabar con REX. Tras esto, Emmerich se esconde con un dispositivo de camuflaje óptico.

En el antro de la Mantis

Snake se encuentra con Meryl, que sólo posee una de las llaves de desactivación del REX. En un momento de descuido, el psíquico Psycho Mantis controla a Meryl e intenta acabar con Snake. El soldado debe saltarse todos los trucos del mentalista para derrotarlo finalmente. Aunque el peligro continúa más adelante, ya que Sniper Wolf, la experta francotiradora de FOXHOUND, acecha más adelante. Meryl y Snake son capturados. En pleno cautiverio, Snake descubre de la mano de Campbell que si la creación de un arma nuclear como el Metal Gear REX se descubría, las relaciones diplomáticas entre EEUU y Rusia se podían ir al traste. Otacon aparece entonces camuflado, dando a Snake comida y kétchup, que el soldado utilizará para simular sangre, atraer al guardia y escapar de su celda.

mantis

Wolf y Raven

Tras varios problemas relacionados con un ascensor, el helicóptero pilotado por Liquid, y varios enemigos con trajes termoópticos, Snake se encuentra con Sniper Wolf. En un principio se encuentra acorralado y con pocas opciones, pero finalmente consigue derrotarla. Otacon se muestra dolido por la muerte de Wolf, ya que estaba enamorado de esta, pero Snake finalmente cumple con su deber y acaba con el sufrimiento de la mujer.

wolf

Sólo un poco más adelante, antes de llegar al lugar donde se encuentre REX, aparece de nuevo Vulcan Raven, esta vez armado con una ametralladora gatling. Tras una segunda derrota, desvela ciertos secretos a Snake, como que el primer hombre al que liberó en las celdas era en realidad el especialista de FOXHOUND en camuflaje, Decoy Octopus. En ese momento, el mentor de Snake, Miller, le avisa por Codec de que la doctora Naomi Hunter solía trabajar para FOXHOUND, y que al parecer su lealtad puede estar en entredicho en este caso. También se descubre de la mano de Campbell que Snake tiene algo que ver, de manera directa o indirecta, en las muertes del jefe de DARPA y del presidente de ArmsTech. Enfadado, Snake corta la conexión.

La guarida de REX

Una vez en el almacén donde está el Metal Gear REX, Snake necesita obtener el resto de las llaves de desactivación. Otacon puede localizarlas para él, pero obtenerlas es su trabajo. En plena investigación descubre parte del plan de Liquid y Ocelot, que traman hacer que las dos superpotencias, EEUU y Rusia, combatan entre sí a través del conflicto que ellos mismos van a iniciar. También descubre que los terroristas tenían nuevas exigencias: un billón de dólares, y vacunas para todos sus soldados mejorados genéticamente. Con todo este material, Liquid persigue el sueño del Big Boss, Outer Heaven, un estado de guerra total donde no importaran los estados, solo los soldados y el conflicto.

Mientras busca el resto de llaves, Snake hace un descubrimiento importante. Naomi Hunter es una espía. En realidad, es la hermana de Gray Fox, y ha inyectado a Snake el FOXDIE, un virus selectivo que se encarga de acabar con ciertos objetivos (como el jefe DARPA o el presidente de ArmsTech). Snake también descubre de la boca de la propia Naomi que él mismo está programado para ser destruido por el virus, a modo de venganza por haber matado a Gray Fox.

Cuando Snake tuvo por fin las tres llaves de desactivación, descubrió con frustración que lo que había hecho era activar el Metal Gear REX. En ese momento se descubre que Miller, el mentor de Snake, no era tal, sino que era Kiquid camuflado. Durante todo este tiempo, había estado usando a su hermano para conseguir la activación final del Metal Gear REX. Snake se encuentra cara a cara con Liquid, que le informa de que está siendo utilizado por el gobierno de los EEUU para sus propios fines, y le cuenta que ellos no son soldados normales, sino que son parte del proyecto “Les Enfants Terribles”, que pretendía crear clones exactos del Big Boss.

Cara a cara 

Snake no tiene otra alternativa que la de destruir el Metal Gear REX. Para ello, cuenta con la ayuda inesperada de Gray Fox. Tras una lucha que parecía no llevar a ninguna parte, y gracias a su lanzamisiles Stinger, Snake logra destruir el REX disparando dentro de la cabina. En ese momento se desvela todo el pastel, cuando Snake encuentra a Meryl inconsciente sobre el REX. El gobierno estadounidense conocía la destrucción de REX y la traición de la doctora Naomi Hunter y había decidido el exterminio de la isla de Shadow Moses mediante un ataque nuclear. Snake descubre que Campbell no era más que otra víctima, siendo chantajeado con la salud de su sobrina. Pero todo eso era trivial, puesto que lo que urgía era salir de la isla cuanto antes. Tras una lucha a muerte con Liquid, Snake recoge a Meryl y le dice a Otacon que escape con ellos, pero el programador decide quedarse para ayudarles a salir con sus capacidades para hackear puertas de seguridad.

vselrex

Huída contrarreloj

Huyendo a bordo de un vehículo a través de la isla, Snake y Meryl se enfrentan a numerosos enemigos, entre los que destaca un Liquid que no parece acabar de morir. Tras un último enfrentamiento, Snake se da cuenta de que los bombarderos llegaban con retraso. Una llamada de Campbell se encarga de aclararlo todo. El presidente de los EEUU había descubierto toda la trama y había ordenado detener a los responsables, salvando a la isla del ataque nuclear en el último segundo. Snake solicita entonces la extracción de la isla de Shadow Moses junto con Meryl y Otacon.

Pero no todo parece feliz al final. Revolver Ocelot, el único miembro superviviente de FOXHOUND, mantiene una reunión informativa con el presidente de los EEUU. En ese momento se desvela que Ocelot era un agente doble encargado de recopilar los datos sobre Metal Gear REX, y que el presidente de los EEUU no es otro que Solidus Snake, el clon perfecto del Big Boss.

Continuará en: “Diseccionando Metal Gear Solid 2”

Ignacio Reinosa

Estudiante de Filosofía. Redactor en Revogamers desde 2008. Amante de los videojuegos, y de escribir sobre ellos. Videojuegos, lectura, rol, juegos de mesa y mucho más me dejan sin tiempo para nada más.

Ver todos

1 Comentario

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* ]]> */