Portada » Disecciones » El optimismo en Cómo conocí a vuestra madre y Parks and Recreation

El optimismo en Cómo conocí a vuestra madre y Parks and Recreation

Captura

Las series evolucionan. También lo hacen sus personajes, su mensaje. Cómo conocí a vuestra madre siempre intentó ser, desde sus inicios, innovadora, fresca y ligera pero con el propósito de dejar una huella en el espectador a base de cuidadas lecciones vitales. Para aliviar el más que probable atragantón de moralina se valió de recursos como flashbacks, flashforwards, congelamientos de imagen, y demás técnicas que la encuadraban en esa Nueva Comedia.

Parks and Recreation fue inicialmente concebida como un spinoff del genial remake americano de la visionaria e inglesa, The Office. Sin embargo, Mose (el escurridizo hermano de Dwight en The Office) también conocido en la vida real como Michael Schur, se dio cuenta de que tenía entre manos algo con mucho potencial. Eso sí, se llevó el formato mockumentary y parió una primera temporada cumplidora que se llevó bastantes palos.

How-I-Met-Your-Mother-how-i-met-your-mother-10317794-1024-768

Pero se transformaron. CCVAM dejó de jugar tanto con el relato y el tiempo y dejó emerger, poco a poco un drama más profundo y maduro, rebajado con un humor cada vez más absurdo. No, la segunda mitad de la serie no es igual que la primera, ni lo intenta, quisieron cambiar. Al dejar a Ted cada vez más ansioso y lejos de La Madre, lograron que el auténtico mensaje de la serie saliera a la luz de forma más clara que nunca, sé optimista, nunca te rindas. Es simple, la promesa de que Ted será feliz está desde los primeros segundos de la serie, pero al ponerle cada vez más zancadillas consiguen reforzar la idea, aunque ahora estés hecho una mierda, todo saldrá bien. Trilogy Time encapsula este maravilloso concepto, sí, todos sufren una barbaridad, pero se tienen el uno al otro, tienen Star Wars, tienen ESA película, ESA actividad, ESA esperanza de que todo volverá a ir bien. Saldrán de esta, nosotros lo sabemos, incluso Robin, cínica entre cínicas, le da ánimos a Ted, porque es Ted Mosby, y debe volver a creer.

Parks-Rec_Cast

Amy Poehler es Parks. Es así de sencillo. No hace falta más que ver alguna de sus entrevistas o –hazte un favor ve todos- su serie de vídeos en los que habla de cosas importantes de la vida. Es amor. Es puro e inalterado optimismo. Es Parks en las últimas temporadas. No, no cambió formalmente, lo hizo en el mensaje. A medida que pasaban capítulos y los personajes se matizaban y enriquecían con descacharrantes gotas de humor, entraban poco a poco en tu corazoncito. Cada episodio se convertía en un canto a la amistad, a la verdad, al esfuerzo, a ser simple y llanamente un buen amigo, un buen compañero de trabajo, un buen novio, una buena persona. Incluso los personajes más gruñones tienen su cabida para comportarse de manera excepcional. Los villanos son tan ridículamente villanos que se contradicen, son mostrados como seres infelices y envidiosos. Por supuesto, todo se utiliza para sacar unas risas. En serio, me parto con Ralphio, Jamm y las Tammys. April ejemplifica estupendamente esa evolución en la serie. Negativa y sarcástica encontrará en Andy un motivo para sonreír de forma sincera, llegando incluso a animar y a ayudar a su mejor amiga, Leslie Knope.

(Aviso, SPOILERS de Cómo conocí a vuestra madre a partir de aquí)

29296e97ebf1ae9854ef546257f555d9

Lily no se convirtió en una pintora famosa y tenía miedo de ser madre, pero es la consultora de arte de El Capitán y le canta la mejor nana de la historia de la humanidad a su hijo. Además le llaman Marvin-wait-for-it-Eriksen maldita sea.

 Marshall tuvo que trabajar en una empresa que  odiaba y perdió a su padre, pero consiguió estar en  el puesto de sus sueños y escuchó las últimas palabras de Marvin.

“Robin nunca logró ser una saltadora de pértiga, pero fue una famosa periodista, una mujer de negocios de éxito, estuvo recorriendo el mundo. Si hay una cosa que nunca estuvo, fue estar sola”

Barney creía realmente que su padre era Bob Barker y al conocer al verdadero le decepcionó pues era mejor persona que él, le rompieron el corazón. Pero se casa. Barney se casa joder.

Ted. Mi alter-ego, no te casaste con Robin, ni con Stella, ni con Victoria (era una ganadora Mosby), no conseguiste ser un arquitecto de éxito y una cabra te pegó una paliza. Y sin embargo, la conociste amigo, te casaste con ella, tuviste dos hijos, viste la trilogía con tu pequeña, encontraste el paraguas amarillo, nos diste una lección: No dejes de creer.

Pablollero

Ver todos

2 comentarios

  • Si algo tiene esta serie es eso, un canto a la amistad más verdadera, a luchar por tus sueños y a saber improvisar sobre la marcha, y que aunque parezca que todo se trunca, al final, puede que las cosas no pasen como tu querías porque es mejor así, y lo que en principio era una alternativa que ni contemplabas resulta que es algo que agradecerás que te haya pasado.

    Muy bueno el artículo y muy buena la serie y el mensaje que nos da, si señor.

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* ]]> */