Portada » Disecciones » Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty – Diseccionando la historia

Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty – Diseccionando la historia

Tras el incidente de Shadow Moses, los implicados en dicho altercado son tratados como parias, incluido el soldado Solid Snake. Con su carrera como soldado acabada, funda la organización no gubernamental Philantropy junto con Hal Emmerich, con el objetivo de rastrear y hacer pública cualquier información sobre los Metal Gear, intentando disuadir a las superpotencias de fabricar y emplear tan letal arma.

Metal Gear Solid 2 Prólogo: El incidente del petrolero

A finales del año 2007, Philantropy recibe información clasificada acerca de un nuevo tipo de Metal Gear, llamado Metal Gear RAY. RAY será transportado a través del río Hudson de manera secreta, a bordo de un petrolero. La fuente de dicha información no es otra que Emma Emmerich, hermanastra de Otacon. El nuevo modelo es un sistema anfibio diseñado como arma anti-Metal Gear, y ha sido desarrollado por los marines de los EE.UU, apuntándose estos un gran tanto en la carrera armamentística de una sociedad mundial cada vez más centrada en la guerra.

Confiando en la información recibida por su fuente, Philantropy se pone en marcha. Solid Snake salta desde el puente George Washington justo cuando el petrolero pasa bajo el mismo. Por desgracia, el sistema de camuflaje óptico sufre daños irreversibles en la caída, quedando el veterano soldado expuesto y teniendo que recurrir a sus destrezas de infiltración. El objetivo de Snake esta vez es el de fotografiar al RAY que se está transportando para publicar las fotografías y dejar en evidencia al cuerpo de marines.

tanker

A bordo del barco sólo hay marines de los Estados Unidos, un objetivo no hostil al que Snake no debe eliminar, pero todo esto cambia cuando sin previo aviso el barco sufre una infiltración adicional. Mercenarios rusos abordan el barco de manera silenciosa, eliminando a los vigilantes de cubierta y sustituyéndolos por sus propios hombres, armados con fuerza letal. Snake consigue hacer una foto del hombre que parece el líder del ataque, y se la remite a Otacon para su identificación. Tras esto, decide que una visita al puente de mando podrá aportar información sobre el destino del petrolero.

Una vez en el puente, Snake descubre que el barco se dirige a un punto aislado del océano. Otacon deduce que RAY está listo para sus pruebas en solitario, y para ello lo llevan a un lugar remoto. Justo cuando el soldado va a salir del puente se encuentra con Olga Gurlukovich, la hija del líder del grupo que ha tomado el barco, que se ha negado a abandonar el barco a pesar de encontrarse embarazada. Snake lucha con la mujer, pero la reduce con tranquilizantes en lugar de matarla. En ese instante, y sin que nadie lo esperara, una unidad remota robotizada aparece y saca una fotografía a Solid Snake.

cipher

Snake se dirige ya hacia la bahía de carga, donde el comandante de los marines se dispone a dar un discurso a sus tropas ante el imponente Metal Gear RAY. Debido a que las conversaciones de Otacon y Snake estaban siendo intervenidas, ambos convienen que la mejor manera de enviar las fotos es a través de un ordenador situado en el propio petrolero. Cuando Snake envió la última fotografía, apareció en la habitación nada más y nada menos que Revolver Ocelot, con un nuevo brazo trasplantado. Ocelot trabaja junto con Gurlukovich, al parecer. Los terroristas retienen al comandante de los marines y explican que quieren llevar a RAY a Rusia para devolverle su antigua gloria, pero en ese instante Ocelot traiciona a los rusos, matando a Gurlukovich y al líder de los marines, declarando su lealtad hacia alguien llamado “Los Patriots”. Tras secuestrar el Metal Gear RAY y detonar las bombas situadas en el barco, se dispone a escapar, pero en ese momento sufre un ataque. El brazo que recibió en donación Ocelot no era de otro que Liquid Snake, y éste es capaz de “poseer” el cuerpo de Ocelot.

RAY

Tras robar RAY, Ocelot destruye el barco, con las consecuentes muertes de todos los que estaban a bordo del mismo. Los Patriots habían planeado este robo y lo habían preparado todo para culpar del accidente a Solid Snake, gracias a las fotos que le habían podido sacar, dejando el nombre de Philantropy al nivel del terrorismo.

Los medios de comunicación, manipulados por los Patriots, informan de que Solid Snake planeó un ataque terrorista en el petrolero, y que al verse descubierto por el cuerpo de marines, decide volarse junto al barco. Por temor a las consecuencias que podía tener un vertido de tal magnitud en las aguas del río Hudson se toma la decisión desde el gobierno de crear una planta de descontaminación: el Big Shell.

Dos años después: Big Shell

El 29 de abril de 2009, la estación de descontaminación Big Shell es tomada por el grupo terrorista conocido como Sons of Liberty mientras se llevaba a cabo una visita del cuerpo de gobierno de los EE.UU. Aparentemente, los terroristas están formados por miembros del grupo Dead Cell y ex-soldados del ejército ruso. La formación retiene a más de 30 rehenes, entre los que se encuentra el presidente de los EE.UU, James Johnson. Los secuestradores exigen 30 millones de dólares, y amenazan que si no se cumplen sus condiciones detonarán la instalación provocando no sólo un vertido petrolífero catastrófico, sino una explosión de gases tóxicos que amenazaría la vida de todo Manhattan.

Big_shell1

Un soldado, con nombre en código “Snake”, comienza su infiltración submarina en las instalaciones del Big Shell. Conforme realiza la aproximación, puede ver cómo una de las rejas que rodean el complejo está rota. El coronel Campbell le informa de que se están desplegando distintos equipos de fuerzas especiales, el equipo Alpha se tiene como objetivo rescatar al presidente, y el equipo Bravo se encargará de desactivar las bombas que amenazan el Big Shell. Sin embargo, a pesar de que a priori estos equipos podrían ser un aliado, FOXHOUND trabaja en solitario, así que no es opción ser descubierto. El coronel también informa a última hora de que por motivos que se mantienen en secreto el nombre en clave de Snake pasará a ser “Raiden”.

Una vez infiltrado, Raiden encuentra en la plataforma por la que entra claros indicios de que hay otro sujeto infiltrado en el Big Shell: la verja que vio al entrar, sumado a varios guardias inconscientes en el suelo le hacen concluir que no es el único que está en las instalaciones de incógnito. El coronel decide comunicarle a través de códec que la analista de datos de esta misión no es otra que Rosemary, la novia de Raiden.

El vampiro y la diosa fortuna

Conforme avanza por las distintas plataformas del Big Shell, Raiden y el coronel interceptan una señal de radio del Equipo Seal Alpha, que al parecer tiene al presidente. La comunicación se corta de forma muy abrupta. Cuando Raiden llega al lugar desde donde se realizó la transmisión sólo encuentra los cadáveres masacrados del equipo Alpha, y ni rastro del presidente. Entre los muertos se alza una figura que parece más un vampiro que un hombre. La criatura llamada Vamp hubiera matado a Raiden de no ser por la intervención del soldado superviviente Iroquois Pliskin. Pliskin informa a Raiden de que Vamp es uno de los miembros del grupo Dead Cell, y decide quedarse atrás para recuperarse de sus heridas de combate.

vamp

Tan sólo unos minutos después, Raiden observa oculto (decidiendo no descubrir su situación encubierta) cómo el equipo Bravo ha rodeado al líder de Dead Cell, que ha recuperado al presidente de los EE.UU para sí. La mujer que se hace llamar Fortune parece gozar de una suerte sobrenatural. Las balas evitan darle, e incluso las granadas que caen a sus pies no detonan. Con la suerte como su aliada, Fortune acaba con todos los miembros del equipo Bravo con su rifle de aceleración.

Una llamada del coronel informa a Raiden de que el ataque de los equipos Seal no era nada más que una tapadera para su infiltración en solitario. El mando comunica al soldado que las bombas C4 situadas a lo largo de toda la estructura del Big Shell deberían ser la prioridad fundamental de la misión, así que se reúne con Pliskin y Peter Stillman, un experto en explosivos.

 Ríe y engorda

Stillman explica a ambos que el especialista en bombas de Dead Cell no es otro que Fatman, un antiguo alumno suyo, y que no es precisamente un aficionado. Tras recibir un cursillo acelerado de desmantelación de explosivos, Raiden y Pliskin se separan para eliminar la amenaza de bomba cuanto antes. Sin embargo, el C4 que estaban desactivando era una trampa que accionaba bombas aún más poderosas, y demasiado alejadas para que un solo hombre pueda ir a las dos. Raiden acude hacia una de estas nuevas amenazas, mientras que Stillman se apresura en ir hacia la otra. Finalmente, la situación acaba en tragedia, porque aunque Raiden consigue finalizar su parte, Stillman cae en una trampa y muere en una explosión que destruye una de las plataformas del Big Shell, comprometiendo su estructura.

Justo cuando se disponía a continuar con su misión, Raiden se encuentra con Fortune. El enfrentamiento sólo tiene un contendiente, pues las balas parecen esquivar a la mujer. En mitad de la batalla el coronel informa a Raiden de que Fatman ha hecho una nueva amenaza: si Raiden no se reúne con él en el helipuerto de Big Shell, detonará una bomba que destruirá todo el complejo. Vamp acude ante Fortune para informarle de la traición de Fatman, y Raiden aprovecha para dispararle en la cabeza y escapar mientras que Fortune le atiende. Pero la muerte parece rehuir al vampiro, pues este abre los ojos y consuela a su jefa, que ya se lamentaba por su “muerte”.

Finalmente Raiden logra alcanzar el helipuerto, donde le espera Fatman. En este punto el soldado descubre que el terrorista no persigue el resto de objetivos de Dead Cell, sino que lo único que quiere es superar a su maestro, Peter Stillman, destruyendo el Big Shell en una gran explosión. Tras un enfrentamiento lleno de trampas en forma de explosivo, Raiden logra acabar con Fatman y todas sus bombas, manteniendo a salvo todo el complejo, por ahora.

Con la amenaza de los explosivos eliminada, Raiden debe centrarse ahora en rescatar a los rehenes, especialmente a James Johnson, presidente de los EE.UU

“Te envía La Li Lu Le Lo”

Tras la muerte de Fatman, un cyborg ninja aparece ante Raiden, y le informa de que debe encontrar a Ames, asistente del presidente, en el núcleo del edificio Shell 1. Le facilita un uniforme de soldado y pases de seguridad para dicho edificio, y le da pistas sobre cómo encontrar a Ames, usando un micrófono direccional para escuchar su marcapasos. Por último el ninja advierte a Raiden: los terroristas disponen de una bomba nuclear que pueden detonar, y lo peor de todo es que la bomba no vino con ellos, sino que ya estaba en el Big Shell, porque la planta no era una instalación de descontaminación, sino un almacén para un nuevo modelo de Metal Gear.

ninja

Con esta nueva información en mente, Raiden se infiltra en Shell 1 y encuentra allí a Ames. Richard Ames es el encargado de desvelar información vital al miembro de FOXHOUND. El incidente en el petrolero dos años antes estaba orquestrado, para que el vertido de combustible obligara a crear una estación de descontaminación que en realidad serviría para desarrollar un nuevo modelo de Metal Gear. También desvela que la bomba atómica, así como el nuevo Metal Gear, necesitan los datos biométricos del presidente para activarse, y que para hacerlo, el mismo presidente debe estar colaborando de manera voluntaria. En ése instante entran en escena Ocelot y el líder del ataque terrorista (que Raiden tenía entendido por su información recibida que no era otro que Solid Snake). Gracias al micrófono direccional, puede captar la conversación entre ambos, que conversan sobre el surgimiento de “Outer Heaven”. De nuevo con Ames, Raiden descubre que no existe ninguna petición de 30 billones de dólares, y que el auténtico objetivo de Dead Cell es detonar una cabeza nuclear a kilómetros sobre Manhattan, creando así un impulso electromagnético para “liberarla”. Ocelot descubre a Ames y a Raiden, e identifica al asistente del presidente como un guardián enviado por “ellos” para asegurarse de que el presidente no “les traiciona”. Justo antes de poder decir nada más, sufre un ataque al corazón y muere.

El soldado legendario

Raiden se encuentra en una situación bastante comprometida, descubierto por su enemigo y a punto de ser tomado prisionero o ejecutado. Pero en el último instante el cyborg ninja aparece de nuevo para salvarle, creando la distracción necesaria para que Raiden escape. De camino al departamento donde retienen al presidente, Raiden encuentra al líder de los terroristas, que se identifica como Solid Snake. Enfurecido, Pliskin aparece montado en un helicóptero y ataca al terrorista, recalcando que él es el auténtico Solid Snake. El líder de Dead Cell esquiva el ataque gracias a un poderoso exoesqueleto y monta en un Harrier, que está co-pilotado por Vamp. Raiden y Pliskin (ya reconocido como Solid Snake) se enfrentan al Harrier y consiguen derribarlo, pero en el último momento aparece en escena nada más y nada menos que el Metal Gear RAY que se robara dos años antes, recoge al Harrier a punto de estrellarse y desaparece bajo el agua, tras lanzar un poderoso ataque que destruye gran parte de la estructura donde combatían.

Harrier

Cuando por fin pueden respirar aliviados, Snake presenta a su compañero Otacon (que pilotaba el helicóptero) a Raiden, y le explica cómo pudo fingir su muerte hace dos años usando un cadáver que pertenecía a Liquid Snake, genéticamente idéntico al suyo. Desvelan a Raiden sus dos motivos para estar en el Big Shell: impedir a los terroristas hacerse con RAY y rescatar a la hermana de Otacon, Emma Emmerich, que se encuentra entre los rehenes.

Metal Gear Solid 2: La verdad tras el presidente

Cuando Raiden llega a Shell 2, donde está encerrado el presidente Johnson, puede escuchar una conversación entre Olga Gurlukovich (líder de los soldados que han tomado el Big Shell) y el líder terrorista. Olga revela su intención de sacar a sus hombres del complejo en cuanto “resuelva un asunto pendiente con Solid Snake”.

Tras eliminar todas las trampas alrededor de la celda del presidente, Raiden puede tener una conversación muy reveladora con James Johnson. Raiden oye hablar por primera vez de una organización llamada “Los Patriots”, una organización que en secreto tiene el poder total sobre los EE.UU, incluso colocando y moviendo a los presidentes como sus peones. También descubre que el líder de Dead Cell es el anterior presidente de los EE.UU, George Sears, también conocido como Solidus Snake, uno de los experimentos genéticos del proyecto “Les Enfants Terribles”. Solidus también fue el responsable del incidente de Shadow Moses. Solidus quería rebelarse contra los Patriots, aunque Johnson quería ser uno de ellos, por eso se cesó a Sears como presidente. Finalmente, Raiden descubre el oscuro motivo en la creación de todo este montaje: el Big Shell es una tapadera para la construcción del Arsenal Gear, una estación de combate gigantesca que emplea escuadrones de Metal Gear RAY como seguridad, con capacidad nuclear hacia cualquier punto del globo y acceso a las redes de control militar internacionales, teniendo el control militar global en la palma de la mano. Arsenal Gear también tiene el objetivo de filtrar a internet y las redes de comunicación información que ayudará a los Patriots a moldear la realidad a su antojo, mientras encubren su propia existencia. Todo esto es posible gracias a GW, la inteligencia artificial que controla Arsenal Gear.

patriots

El presidente da su última orden como comandante en jefe pidiendo a Raiden que encuentre a la principal programadora de GW, Emma Emmerich, para que destruya la inteligencia artificial con ayuda de un virus gusano. En ése momento se abalanza sobre Raiden, intentando que éste lo mate, pero no es necesario, porque Ocelot aparece y dispara al presidente.

E.E

Snake decide contar a Raiden que conocía la existencia de Arsenal Gear, y de todo el montaje que lo rodeaba. También le explica cómo los Patriots usaron el incidente del petrolero para difamar el nombre de Solid Snake y cómo el Metal Gear RAY de los marines había entrado en conflicto con los planes de los Patriots, haciendo necesario su robo.

De camino hacia donde se encuentra Emma Emmerich, Raiden combate una vez más con Vamp, lanzándolo de nuevo a lo que parecía ser una muerte segura, aunque tratándose de Vamp nunca se sabe…

Una vez ante Emma, esta le cuenta a Raiden que dado que GW no está totalmente instalado en el sistema de Arsenal Gear puede ser destruido si se inserta en el mismo un virus gusano. Juntos, emprenden un complicado viaje a través de secciones inundadas del Big Shell hacia la sala de ordenadores donde podrán acabar con GW. Dado que el camino había sido destruido en el enfrentamiento contra el Harrier y RAY, Emma debe cruzar una pasarela totalmente expuesta a un ataque, pero cuenta con la cobertura de Snake y Otacon, que actúan como francotiradores. En mitad del camino, Emma sufre una emboscada por parte de Vamp, y aunque Raiden consigue una vez más meterle una bala en el cerebro, la programadora ha recibido una puñalada letal en la espalda.

Cargando con la malherida Emma, Snake, Otacon y Raiden llegan a la sala de programación donde logran introducir el virus en el sistema de GW. Por desgracia, era demasiado tarde para Emma, que muere en brazos de su hermano. A pesar de la tragedia, no hay ningún tiempo que perder, porque para colmo, el virus no ha podido destruir totalmente a GW. Snake trama un plan para infiltrarse en Arsenal Gear, mientras que un Otacon compungido se encargará de sacar a los rehenes de Big Shell. Cuando están solos, Snake le dice a Raiden que necesitarán algo de ayuda para entrar a Arsenal Gear. En ese momento, aparece el cyborg ninja y deja inconsciente a Raiden.

Dentro del arsenal

Raiden se despierta desnudo en una sala de interrogatorios, junto a Ocelot y Solidus. Solidus le recuerda que fue él quien le enseñó todo lo que sabe cuando era un niño soldado, un recuerdo que Raiden intentaba bloquear. El joven Jack había resultado ser un soldado excelente, ganando reputación y apodos como “Jack el destripador” en su unidad. Ocelot ensalza la imagen de Solidus, identificándolo con el Big Boss, y dejan a solas a Raiden.

Olga es la siguiente en visitar al soldado cautivo. Le explica que su hijo le fue robado por los Patriots, y que lo ejecutarán si Raiden fracasa su misión. Es por eso por lo que le dice que es una enviada de los Patriots para ayudarle, y que Snake está esperándole más adelante. Tras esto, lo libera, sin comprometer su tapadera como líder de los mercenarios rusos.

Las convicciones de Raiden se desmoronan mientras avanza por los pasillos atestados de Metal Gear RAY del arsenal. Los recuerdos que Solidos ha resucitado en su mente se hacen demasiado dolorosos para el soldado. Rosemary habla con Raiden por códec y le confiesa que en un principio ella era también una espía de los Patriots, pero que acabó enamorándose de él y que ahora estaba embarazada.

Sin saber qué pensar, Raiden se reúne con Snake, que le devuelve su equipo. Ambos son descubiertos, pero aun así logran abrirse paso a través de los pasillos de Arsenal Gear. También descubren de la mano de Otacon que el “coronel” que lleva todo el tiempo ayudando a Raiden no es más que una inteligencia artificial controlada por GW. En mitad de la refriega aparece Fortune, que revela su identidad como la hija del comandante de los marines que murió dos años atrás en el petrolero. Culpando a Solid Snake por la muerte de su padre, proclama que por fin le va a vengar. Snake decide que debe retener a Fortune mientras Raiden continúa su avance, y así le ordena seguir sin él.

fortune

Raiden se encuentra cara a cara con Solidus Snake, que le habla del programa de Simulación de Solid Snake, un sistema de entrenamiento que busca realizar réplicas del legendario soldado, y de cómo el propio Raiden ha recibido este entrenamiento. Entonces Raiden lucha contra una masa de modelos RAY, y a pesar de dañar a unos cuantos, la tarea es titánica para un solo soldado, así que se rinde y se resigna a la muerte. Cuando Solidus estaba a punto de ejecutarle, Olga aparece y le protege a costa de su propia vida. En el momento en que Olga, con su identidad desvelada como el nuevo cyborg ninja, muere, el virus de Emma toma el control de GW y destruye a los Metal Gear Ray que Solidus controlaba. Enfadado por el transcurso de los acontecimientos, Solidus destruye los RAY y maldice a los Patriots, justo cuando entra en escena Fortune con un Solid Snake que está derrotado y esposado.

Sólo habrá un Big Boss

Raiden despierta de su inconsciencia junto a Snake, como presos de Fortune, Ocelot y Solidus. Solidus desvela entonces la pieza maestra de su verdadero plan: pretende buscar en GW información que le de la identidad de los 12 miembros del Comité de los Sabios, cabezas gobernantes de los Patriots, mientras dejaba que el asedio de Arsenal Gear por parte de los Sons of Liberty fuera una distracción de su verdadero plan. Ocelot se extraña al descubrir este plan, y desvela que todo lo ocurrido hasta el momento podría haber estado planeado por los Patriots, como una simulación del incidente de Shadow Moses (recalcando las coincidencias entre ambos casos) capaz de convertir a Raiden en un soldado perfecto. Lo único que escapaba al control de los Patriots en esta mascarada era la presencia del auténtico Solid Snake, aunque ya no era un problema, al estar preso y desarmado. Ocelot mata entonces a Fortune, demostrando que incluso la “suerte” que protegía a la mujer era un complot más de los Patriots, y toma el control de un RAY para acabar con Snake y Raiden, aunque en el último instante, Fortune desvía los disparos de RAY, salvando a los dos soldados, y muere.

Justo cuando Ocelot se estaba preparando una vez más para acabar con Raiden y Snake, sufre un ataque en el cual Liquid le “posee” y, armado con los conocimientos de Ocelot sobre los Patriots, marcha con un RAY dispuesto a acabar con ellos. Snake, que ha conseguido liberarse de sus esposas, se lanza al océano para perseguirle.

Arsenal Gear choca contra la costa de Manhattan, quedando justo frente a Federal Hall. Allí, Solidus le cuenta a Raiden que su intención no era otra que la de destruir a los Patriots, no por un ideal egoísta o por poder, sino para devolver al país la libertad que no sabe que ha perdido. Raiden recibe una llamada de los Patriots por códec en la que le recuerdan que tanto la vida del hijo de Olga como Rosemary dependen del resultado de la batalla que va a librar contra Solidus. También le revelan que el plan S3 no tiene como objetivo crear un soldado perfecto, sino hacer un test de la capacidad de los Patriots para manipular la información global y mantener así su poder sobre la sociedad, encubriendo su propia existencia. Tras un duelo a espada, Solidus cae por el tejado de Federal Hall ante la estatua de George Washington y muere.

solidus

Metal Gear Solid 2 Epílogo: ¿cuál es mi cometido?

Raiden se reúne con Snake en la base de Federal Hall. Éste le informa de que han obtenido una lista de nombres que identifican a los Patriots gracias al virus de Emma, y que Otacon está cotejando la información. Snake le dice a Raiden que sólo él puede decidir cuál es su cometido, y le insta a no acompañarle en su misión ya que “tiene cosas más importantes que hacer”. Cuando Snake se marcha, Raiden se reúne con su novia embarazada.

Snake continúa su camino mientras recibe una llamada de Otacon. El programador ha localizado los doce nombres que han podido robar de la interfaz de GW, pero todos habían muerto a lo largo del último siglo. Así es como Philantropy se queda de momento sin ninguna pista con la que rastrear a los Patriots, que continúan su dominio de los EE.UU en secreto.

Continuará en “Diseccionando: Metal Gear Solid 3 – Snake Eater”

 

Información extraída de la Metal Gear Wiki y la Metal Gear Database para PS3.

Ilustraciones extraídas de la Metal Gear Wiki

Ignacio Reinosa

Estudiante de Filosofía. Redactor en Revogamers desde 2008. Amante de los videojuegos, y de escribir sobre ellos. Videojuegos, lectura, rol, juegos de mesa y mucho más me dejan sin tiempo para nada más.

Ver todos

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* ]]> */