Portada » Disecciones » Metal Gear Solid 3: Snake Eater – Diseccionando la historia

Metal Gear Solid 3: Snake Eater – Diseccionando la historia


“Tras el fin de la 2ª Guerra Mundial el mundo se dividió en dos, el Este y el Oeste. Esto marcó el inicio de la etapa conocida como la Guerra Fría.”
– Inicio de Metal Gear Solid 3

 

La Misión Virtuosa – Informe

En 1962 un reputado científico de la Unión Soviética llamado Nikolai Stepanovich Sokolov logró contactar con la CIA para manifestarle su deseo de desertar hacia los EE.UU. Sokolov era un famoso ingeniero espacial que había sido transferido al diseño de armas con cohetes, pero al parecer se había cansado de esta vida al intentar desertar. Se estableció una operación encubierta para trasladar a Sokolov y a su familia a Occidente, y finalmente se logró que los exiliados atravesaran el muro de Berlín.

Sokolov_mission_file

Pero justo después la URSS hizo su movimiento, enviando misiles de alcance medio a Cuba, desde donde podrían alcanzar los Estados Unidos. Las negociaciones con el Kremlin no dieron ningún fruto, y ni siquiera el bloqueo naval a la isla pudo detener a los soviéticos. Así que ambas naciones tuvieron que llegar a un trato para evitar una guerra nuclear. En los libros de historia constaría que para solucionar la Crisis de los Misiles de Cuba, EE.UU eliminó algunos de sus silos en Turquía, pero la realidad era muy distinta: los soviéticos sólo querían a Sokolov de vuelta.

El ingeniero fue forzado a volver a su país y a continuar con sus proyectos armamentísticos, hasta que la inteligencia militar estadounidense lo localizó, y además halló información preocupante: fuera cual fuese el trabajo de Sokolov, estaba casi finalizado. Pensando que esta misteriosa arma rompería el equilibrio de poder entre el Este y el Oeste, la CIA preparó una nueva operación, que sería llevada a cabo por la nueva unidad FOX, una infiltración en solitario con el objetivo de recuperar a Sokolov. El tiempo límite para esta operación era cuatro horas, ya que los americanos no podían arriesgarse a que encontraran uno de sus aviones o a un soldado en territorio ruso. El equipo de FOX elegido para dicha misión está formado por el Mayor Zero (que cambió su nombre en clave para esta operación por el de Mayor Tom), líder de la misma, Para-Medic, asistente de campo, y finalmente, el soldado encargado de infiltrarse en el suelo enemigo, Naked Snake.

Virtuous_team

Tres bandas en esta guerra

Tras un salto en paracaídas algo accidentado, Snake comienza la operación con nombre en clave “Misión Virtuosa”. La infiltración preliminar es bastante sencilla, y consigue eludir a los miembros del KGB que guardan la zona hasta encontrar a Sokolov. El científico está quemando documentos relacionados con su nueva arma, y aunque al principio desconfía de Snake, ve su conexión con el Mayor Tom (el hombre que lo sacó de la URSS por primera vez) y cree finalmente en que Snake es un aliado. Pero no todo va a ser tan sencillo, como Sokolov se encarga de explicar. Al parecer, los ánimos no están nada calmados en la URSS. Existe una facción que está en contra del presidente Khrushchev, y que planea secuestrar a Sokolov para usar su arma para imponerse sobre el ejército en un golpe de estado. El líder de este movimiento separatista es un coronel del GRU llamado Volgin.

Snake_Sokolov_Virtuous

Justo cuando parecía que Snake y Sokolov iban a llegar con éxito al punto de extracción son emboscados por hombres del KGB, pero con un oportunismo exquisito aparece el Mayor Ocelot del GRU, con su unidad especial, que acaban con los soldados del KGB y pretenden llevarse a Sokolov. Por suerte para el científico, la habilidad de Snake prevalece en la batalla y consiguen escapar de un Ocelot que es derrotado con facilidad.

El Shagohod y la traición

Desde un puente colgante, una buena zona de observación, la pareja puede ver de lejos el arma que ha causado todo este conflicto. El Shagohod, un tanque enorme con capacidad para lanzar un misil nuclear por sí mismo. Es ese instante, Snake encuentra a The Boss, su mentora y una de las personas que más peso habían tenido a la hora de organizar la Misión Virtuosa. Por desgracia para el soldado, Boss le cuenta que ha decidido desertar, y que sus nuevos aliados la valorarían más si les entregaba a Sokolov y dos Davy Crockett (bombas nucleares en miniatura). La Unidad Cobra, la escuadra personal de The Boss, es la encargada de tomar la custodia de Sokolov mientras que ella misma derrota a su alumno, Snake, y lo lanza por el puente. Justo después aparece en escena gracias a un helicóptero el Coronel Volgin, desvelándose como el nuevo aliado de The Boss. Una vez a salvo en el vehículo, Ocelot, Volgin y The Boss conversan acerca de un rehén que han tomado, una chica del KGB que al parecer es la amante de Sokolov. Tras decidir que las instalaciones armamentísticas no le servían más, Volgin se dispone a disparar una de las cabezas nucleares hacia la misma. Ocelot se opone abiertamente a su superior, alegando que no pueden destruir a su propio país, aunque se posicione en el bando equivocado. A Volgin se le ocurre una idea mucho mejor, que sea su nueva amiga, Boss, quien apriete el gatillo. La soldado legendaria no duda y destruye toda la fábrica con la explosión, aunque hay un superviviente que nadie esperaba, un malherido Snake que tras darse unos primeros auxilios muy improvisados consigue la extracción de la zona antes de que su situación empeorase.

Metal-gear-solid-3-snake-eater-20041116023703432

Misión Fallida

A pesar de que no fue el fin para Snake, las consecuencias para los EE.UU fueron muy graves. Kruschev acusó a los EE.UU de lanzar una bomba atómica contra su suelo, y todos los miembros de FOX se encuentran bajo detención y a punto de ser ejecutados por culpa de la deserción de The Boss. La Misión Virtuosa había sido un fracaso absoluto y el mundo estaba al borde de una nueva guerra mundial, y todos aquellos responsables de esa situación iban a pagarlo caro.

El presidente de los EE.UU intentaba explicar a su homólogo soviético que los culpables de la explosión nuclear no eran otros que The Boss y Volgin, pero Kruschev exigía pruebas de ello, ya que aunque sospechaba de la facción de Volgin, no la creía capaz de un movimiento tan osado. La prueba que pidió el presidente soviético al gobierno de los EE.UU era que asesinaran a The Boss y al coronel Volgin, así la URSS sacaría la basura y los Estados Unidos demostrarían su inocencia, quedando la débil situación diplomática solucionada.

Así fue como la unidad FOX evitó por el momento su desmantelación, aunque la situación de sus miembros era algo precaria. Se les había dado una última oportunidad para limpiar el nombre de los EE.UU y el suyo propio, aunque la misión que les encomendaban era para opinión de muchos, peor que un suicidio.

Con la reputación de los Estados Unidos por los suelos y las superpotencias al borde de una nueva guerra, Naked Snake se infiltrará de nuevo en el suelo soviético con un nuevo objetivo: eliminar a The Boss, al coronel Volgin, a la Unidad Cobra y rescatar a Sokolov, destruyendo el Shagohod si fuera necesario. El KGB brindará apoyo a la misión dando acceso a los americanos a uno de sus satélites de comunicaciones y poniendo a Snake en contacto con dos programadores de seguridad de seguridad que huyeron de los EE.UU hacia la unión soviética, con nombres en clave Adán y Eva. Adán era además un infiltrado en el GRU y sería el encargado de sacar a Snake de la zona cuando la misión finalizase. Comenzaba así la operación Snake Eater.

Who are the Patriots?

Al amparo de la noche, se despliega a Naked Snake de nuevo en territorio hostil, esta vez mediante un dron del cual se eyectaría antes de que el mismo se estrellara contra el suelo ruso. El equipo de FOX encargado de asesorarle está formado por el Mayor Tom, Para-Medic y Sigint, un especialista en armamento y técnicas de combate. El primer objetivo de Snake es el de encontrarse con Adán, al que reconocería gracias a la consigna “Who are the patriots?”, a lo que el infiltrado le contestaría “La Li Lu Le Lo”.

Pero el comienzo de la operación no iba a estar falto de complicaciones imprevistas. Al poco de desplegarse, Snake se encuentra con The Boss, que se sorprende de que su aprendiz haya sobrevivido. En un instante, la soldado ha reducido a Snake y le ha destrozado el arma, alertando a los soldados circundantes, pero dando a su pupilo una última oportunidad para abandonar su misión y salvar su vida. Para Snake eso no es opción, así que continúa adelante tras su reunión con The Boss, en busca de Adán.

Tytyn

Al poco de emprender la marcha, Snake encuentra a una mujer en moto que se identifica como Eva, la compañera de Adán. A pesar de no poder darle respuesta a la consigna secreta, Snake se convence de que la mujer es una aliada cuando le ayuda a deshacerse de una emboscada de soldados del GRU. Eva da a Snake una nueva arma, así como un uniforme de científico que podrá usar para infiltrarse en la instalación de investigación de más allá del bosque. La mujer también se ofreció a montar guardia mientras Snake descansaba durante la noche.

Conociendo el Dolor

El despertar de Snake es un tanto abrupto, ya que se encuentra ante una emboscada de la unidad de Ocelot. El enfrentamiento finaliza cuando el mismo Ocelot toma como rehén a Eva, pero Snake se da cuenta de que el novato ha gastado todas las balas de su nuevo revolver, y aprovecha la situación para liberar a Eva y que esta escape en su motocicleta. El soldado se pone en marcha hacia la última localización de Sokolov, de la cual le había informado Eva.

Pero el avance de Snake se ve interrumpido una vez más por Ocelot. Mientras protagonizan un duelo a pistola, la escena se llena de unas abejas con un carácter más agresivo del habitual. Ocelot se ve forzado a retirarse, y Snake cae por un desfiladero por culpa del virulento ataque de los insectos.

Bolshaya_Past_Crevice

Snake se ve forzado a avanzar a través de oscuras cavernas hasta que se cruza con uno de los miembros de la Unidad Cobra, un hombre capaz de controlar los avispones llamado The Pain. Snake logra imponerse en el enfrentamiento, eliminando a uno de los objetivos de su misión. Justo a la salida de las cuevas, frente a un almacén, Snake espía una reunión entre The End, The Fear (miembros de Cobra), The Boss, Volgin, Sokolov, Ocelot y la mujer que al parecer era la amante de Sokolov, a la que Snake identifica como Eva disfrazada. The Boss informa de que The Pain ha muerto, y encarga a The Fear la misión de ocuparse de Snake. Cuando empieza a llover la reunión se disuelve y Snake puede continuar hacia el laboratorio donde se encuentra Sokolov.

El fin, el miedo y la furia

Una vez en las instalaciones armamentísticas de Graniny Gorki, Snake emplea el traje de científico que Eva le facilitó para poder adentrarse en el complejo sin levantar sospechas. Así es capaz de llegar a la misma habitación del director, un hombre llamado Granin que se encuentra en estado de embriaguez. Granin está furioso con el coronel Volgin por haber invertido su cuantiosa fortuna en la construcción del Shagohod, y no en el desarrollo de su modelo de tanque bípedo, según él un gran avance en la industria armamentística, a medio camino entre la infantería y el vehículo, con nombre en clave “Metal Gear”. Granin parece haberse desquitado de sus males tras haber enviado todos los datos sobre su proyecto a un amigo en los Estados Unidos. Granin explica a Snake que todo el dinero de Volgin proviene de un enorme tesoro denominado el Legado de los Filósofos, y que gracias a todo ese dinero puede desarrollar el Shagohod o la propia fortaleza donde lo construye. Intentando demostrar que su arma es mejor, y como venganza contra el coronel, Granin da a Snake una llave e información sobre cómo colarse en la fortaleza de Groznyj Grad a través de las montañas que la rodean.

Granin_&_Emmerich

Antes de llegar a la cordillera donde debe reunirse con Eva de nuevo, Snake afronta dos peligros a cual más duro. En primer lugar está The Fear, un sujeto capaz de escalar árboles a una velocidad de vértigo, y que posee un traje de camuflaje casi perfecto. Más adelante Snake debe enfrentarse en un duelo de francotiradores a The End, un anciano tirador del que se dice que es capaz de mimetizarse con su entorno. A pesar del poder de sus rivales, Snake prevalece una vez más, eliminando a los dos miembros de la Unidad Cobra.

Finalmente la reunión con Eva se produce en un refugio en las montañas. Allí Snake recibe la llave de un túnel subterráneo que le llevará a Groznyj Grad. También descubre de la mano de la espía dónde está encerrado Sokolov. El científico se encuentra preso en una de las alas de mayor seguridad de la fortaleza, así que Snake tendrá que robar el uniforme a cierto oficial del GRU que cae en especial gracia al coronel. Eva confirma a Snake que ha obtenido un medio para escapar, un avión que emplearán cuando acabe la operación Snake Eater. Ambos se separan y, justo antes de comenzar su infiltración por los túneles subterráneos, Snake descubre que Volgin ha ejecutado a Granin, quizá conociendo su traición.

Groznyj_Grad

En los túneles que le conducen a Groznyj Grad, Snake se encuentra con el penúltimo miembro de la Unidad Cobra, The Fury, un ex-astronauta soviético que emplea un lanzallamas para acabar con sus enemigos. A pesar de sufrir alguna que otra quemadura, Snake vence el combate y continúa su camino.

Cazador cazado

Una vez en Groznyj Grad, el primer objetivo de Snake es el de obtener el uniforme del oficial Raikov, para poder acceder al ala de máxima seguridad. La tarea es bien sencilla, y cuando Snake accede a la habitación donde se encuentra encerrado Sokolov, puede ver como Tatyana (la identidad encubierta de Eva) se lleva algo del científico. Sokolov reconoce a Snake al instante y le pone al día de la difícil situación en la que se encuentran. Gracias a un novedoso sistema de cohetes, han encontrado la forma de ampliar el alcance de los misiles nucleares de Shagohod de manera que alcancen cualquier punto de los EE.UU desde cualquier punto de la Unión Soviética, y Volgin está preparándolo todo para su distribución en masa, disponiendo así su alzamiento contra el gobierno de la URSS y contra el bloque occidental. Sokolov explica que el Shagohod no es del todo invencible, y que un poco de C3 bien situado puede hacerlo volar por los aíres. También revela que la mujer llamada Tatyana era en realidad supervisora de su proyecto antes de que Volgin tomara el mando.

Justo cuando Snake y Sokolov se disponen a escapar, son descubiertos por un Volgin que, tras reconocer a Snake, entra en furia y reduce a ambos, disparando a Sokolov en las piernas y llevando a Snake a una celda para su posterior interrogatorio y tortura.

Cuando Snake despierta, se encuentra preso y esposado, mientras ve impotente como Volgin acaba a puñetazos con Sokolov. Cuando le llega su turno, comienza su tortura, pero The Boss, que está presente en la misma, explica a Volgin que entrenó al soldado para que nunca cediera, así que no obtendrá nada de información de Snake. Volgin, ansioso por saber si Snake va tras el Legado de los Filósofos, la fortuna que se encuentra en un pequeño film, acusa a The Boss de ser una traidora tras ver que había puesto un rastreador en Snake. The Boss explica que era para que la Unidad Cobra pudiera rastrearle, y la tortura continúa. En cierto momento, Tatyana intenta interceder por Snake, pero Ocelot, que ya se había cruzado con Eva tiempo atrás, cree haber descubierto su identidad secreta, y se dispone a dispararle, pero Snake se interpone y recibe un disparo en el ojo derecho. Ocelot se enfada por la situación, pero no puede hacer más, ya que ha sido reprendido por The Boss por su comportamiento. Tras devolver el rastreador a Snake a través de una de sus heridas, abandona la sala. The Boss no ha acabado con el soldado, y le dispara en una pierna, para darle el revólver descargado sin que nadie se dé cuenta. Una vez en su celda, Snake logra sacarse la bala con un tenedor y, tras charlar un rato con su carcelero, lo distrae lo suficiente como para escapar.

Sufre tus penas

Snake intenta huir de la fortaleza por el único lugar que le queda, los desagües subterráneos. Pero la unidad de Ocelot le persigue de cerca. Acorralado contra una inmensa caída de agua, Snake decide saltar antes que enfrentarse a la muerte, lanzándose desde una altura más que mortal.

A su caída, Snake sufre una ensoñación en la que se enfrenta a The Sorrow, miembro de la Unidad Cobra muerto hace años, con grandes poderes psíquicos como médium. The Sorrow invoca las almas de aquellos a los que Snake ha matado, pero finalmente el soldado consigue eludir el peligro y recupera la consciencia, para darse cuenta de que la corriente le ha arrastrado río abajo.

Tras reunirse con Eva en una caverna cercana, ésta le da a Snake un parche para cubrir su ojo destrozado, así como el explosivo C3 con el que será capaz de destruir el Shagohod. Tras descansar y darle instrucciones de cómo debía colocar el explosivo en las bombas de combustible que alimentan el Shagohod, la pareja se separa una vez más.

El Legado

Una vez de vuelta en Groznyj Grad, Snake se infiltra en el hangar donde se alimenta el Shagohod y coloca los explosivos en los mismos. Cuando ha acabado, es descubierto por Volgin, Ocelot y The Boss. Volgin reconoce a Tatyana como una espía y la acusa de intentar robarle el Legado de los Filósofos. Snake, que aún no tiene nada claro, pregunta qué es el legado. El Legado de los Filósofos es la gran fortuna que los hombres más influyentes de Rusia, EE.UU y China amasaron durante la Segunda Guerra Mundial. Estos hombres formaron un grupo llamado los Filósofos, y dispusieron su dinero en esfuerzos para ganar la guerra: la bomba nuclear, la tecnología de cohetes o la Unidad Cobra fueron creaciones financiadas con el dinero de los Filósofos. Una vez finalizada la guerra, los distintos países discutieron sobre el destino del Legado, pero el dinero se había blanqueado a través de diversas cuentas en distintas localizaciones, y los informes de esas cuentas permanecen en un microfilm, el mismo que Tatyana había robado. El padre de Volgin fue miembro de los Filósofos, y así se explica cómo el coronel pudo hacerse con el Legado.

Volginmad

Volgin también explica a Snake cómo gracias al Legado construyó Groznyj Grad, y se sumergió en el proyecto de desarrollo del Metal Gear de Granin y luego en el Shagohod de Sokolov. También comenta que nada de esto hubiera sido posible sin la deserción de The Boss a su bando. La soldado decide marcharse, llevándose a Eva y avisando a Volgin de que Snake puede que hubiera colocado explosivos por la zona.

Choque final

Volgin desafía a Snake a un duelo, y ambos comienzan a luchar mientras que Ocelot les observa. Más de una vez, el oficial del GRU se niega a acatar las órdenes de Volgin de participar en el combate, pues al parecer había prometido a The Boss no hacer nada por el estilo. En cierto momento de la pelea, suena una alarma que advierte a todo el personal de la presencia de explosivos, urgiendo a todo el mundo a salir ordenadamente del complejo. Tras derrotar a Volgin, Snake consigue salir del almacén justo a tiempo de la explosión.

Mgs_hd_thumb

Fuera de las instalaciones Snake encuentra a Eva en una moto, que le ofrece que suba. Ambos se dirigen hacia un lago cercano, donde se encuentra el avión que los sacará de allí, así como The Boss, de intenciones inciertas. Para dar más salsa al asunto, el Shagohod aparece en escena, pilotado por Volgin, así como un Ocelot que les persigue desde una moto. Se llega a una extraña conclusión en la que Snake salva la vida a un Ocelot que conducía de una forma prácticamente suicida.

Snake y Eva idean un plan: atraerán el Shagohod hasta un puente cercano y lo derribarán, esperando destruir el vehículo en el proceso. En un principio la trampa parece funcionar, pero Volgin y el Shagohod sobreviven al impacto y plantan cara en un desafío final, que sólo se resuelve cuando, tras recibir numerosos impactos, Volgin es impactado por un rayo y muere al instante.

Volgins_Death

Aún perseguidos por tropas enemigas, los protagonistas sufren un accidente con su moto, que resulta en una Eva herida de gravedad. Snake consigue abrirse paso a través de la jungla acarreando con su compañera. Una vez en el lago al que habían de llegar, Snake manda a Eva a preparar el avión para escapar mientras se dispone a encontrarse con The Boss para descubrir la verdad de una vez por todas.

Maestro y alumno

The Boss entra en escena y comienza a hablar con Snake de sus motivos. Le explica que sólo quería ver al mundo unido de nuevo, sin fronteras estúpidas como el Este o el Oeste. Quería que las naciones vieran más allá de competiciones sin sentido como la carrera espacial o la armamentística, y espera que en el futuro la humanidad alcance este estado de armonía.

A través de distintas experiencias traumáticas, algunas de ellas incluso en el espacio, The Boss explica cómo alcanzó esta visión del mundo. Incluso desvela que incluso tuvo un hijo durante la Segunda Guerra Mundial, niño que los Filósofos se quedaron para sí. El padre del niño era The Sorrow, el mismo hombre al que después se vió obligada a matar.

The Boss explica también cómo los miembros originales de los Filósofos murieron a lo largo de los años 30. El padre de la propia Boss era uno de esos miembros primigenios, y ella recibió todo el conocimiento sobre la organización, aunque a su padre le costó la vida. Los nuevos miembros de los Filósofos defendían que cada guerra realizaba un poderoso cambio en la forma de pensar de las naciones, y pretendían controlar este ciclo a su favor, para dominar el mundo en secreto, pero su cometido se perdió, al ser Boss “el último de los hijos de los Filósofos”.

The Boss comenta a Snake que dos bombarderos se aproximan a su posición para destruir toda la zona, y tras animarle a que este sea el mayor combate de sus vidas, comienzan un duelo del que sólo uno podrá salir con vida. Tras una batalla intensa, Snake consigue sobreponerse a su maestra.

En un último momento de complicidad, Boss da a Snake el microfilm que contiene el Legado de los Filósofos, así como su arma característica, la Patriot. Finalmente, anima a Snake a que acabe con su vida, cumpliendo así de una vez por todas su misión, mientras se despide de él con las palabras “Sólo hay lugar para un Boss, y para un Snake.” A pesar de las dudas del soldado, finalmente dispara a su mentora, acabando con la vida de The Boss.

Metal_gear_solid_1

Adamska

Snake y Eva montan en el avión para escapar de la zona antes de que lleguen los bombarderos. Justo conforme despegan, Ocelot aborda el avión y entabla combate con Snake. Se puede ver por momentos una relación amor/odio desarrollada entre los dos hombres, que han vivido durante los últimos días tanto momentos de disputa como momentos de fraternidad, una relación extraña. En el último momento, Oceltot pide a Snake conocer su verdadero nombre, desvelando que el suyo es Adamska. Snake le miente y le dice que se llama John (en referencia a John Doe), cuando en realidad se llama Jack. Ocelot le promete no olvidar su nombre y huye, al ver que dos aviones se acercaban hacia ellos. Justo cuando todo parecía perdido para Snake y Eva los aviones enemigos cambian su rumbo. Al parecer, Kruschev había recibido información de que la operación había sido un éxito, y estaba cubriendo la retirada de los agentes.

Metal_gear_solid_hd_collection_new_screenshot_021

La última misión de The Boss

Snake y Eva llegan a un refugio en Alaska, donde comparten algo más que palabras y una botella de vino. Cuando Snake despierta por la mañana, no hay ni rastro de Eva salvo una grabación. Cuando la reproduce, descubre que la mujer era en realidad una espía del Ejército de Liberación de China, con el objetivo de recuperar el Legado para dicho país. Adán y Eva, los dos contactos con los que Snake debía encontrarse, eran ambos hombres. Eva le explica a Snake que en un principio pensó en eliminar a Adán antes de encontrare con él, pero Adán no apareció en la escena. Con esta misión, China esperaba volver a ser una potencia a considerar en el equilibrio de poder, pero Snake se confunde cuando descubre que aún posee el microfilm que Eva debía haberle robado.

Eva habla en su grabación de cómo era una agente al servicio de los Filósofos, y cómo en teoría debía haber eliminado a Snake, pero no lo hizo porque The Boss, la antigua instructora de Eva, así se lo pidió.

La cinta también desvela la horrible verdad sobre la última misión de The Boss. Todo había sido un montaje según el cual Boss tuvo que morir por su país. En un principio, la misión de The Boss era recuperar el Legado y destruir el Shagohod haciendo ver que desertaba, pero tras el uso de Volgin de un arma nuclear en suelo ruso la situaciñon cambió. Boss tuvo que cargar inmerecidamente con la culpa, y coordinó una operación según la cual se enviaría a su alumno, Naked Snake, a acabar con su propia vida y a recuperar el Legado. Así The Boss quedaría ante todo el mundo como una traidora y una criminal, a pesar de que su misión se habría completado con éxito. Nadie conocería jamás la verdad, salvo Snake, aquel que la conoció mejor que nadie.

El Big Boss

Ya en Estados Unidos, Snake se reúne con el presidente y con dignatarios de la CIA, así como con sus superiores de FOX, para una ostentosa entrega de medallas. Mientras le otorga la Cruz de Servicios Distinguidos, el presidente le adjudica a Snake el título de Big Boss, aquél que pudo superar a The Boss. Cuando el director de la CIA acude a estrechar su mano, Snake se la niega, conocedor de la verdad en torno a The Boss y la farsa que le obligaron a interpretar. Snake se marcha sin decir nada, y los peces gordos se quedan discutiendo sobre una nueva unidad especial que pretenden crear a partir de FOX.

Lyndon_Johnson_3

Snake se dirigía hacia un cementerio, frente a una lápida que reza “En memoria un patriota que salvó el mundo.” Snake coloca frente a la tumba flores y la Patriot, el arma de su maestra. Finalmente, el Big Boss realiza su último saludo a The Boss con la desesperación de ser el único que conoce el portentoso acto de heroísmo que protagonizó la soldado.

3569058353_0426dd4aee

Epílogo: El ocelote siempre llama dos veces

A través de una llamada telefónica, Ocelot informa al KGB de la destrucción de Groznyj Grad. También explica que sus superiores podrían chantajear a los EE.UU con la información que han compartido sobre la Operación Snake Eater en un futuro. Ocelot confirma que informará al KGB de futuros progresos, dando a entender que trabajaba para ellos durante todo el tiempo.

Pero justo después de colgar, Ocelot realiza otra llamada, esta vez al director de la CIA. El sargento confirma que la copia del Legado entregada a Eva era una falsa, y que el dinero ha llegado con éxito a los EE.UU, aunque se excusa porque sólo la mitad del dinero ha llegado a América, para no levantar sospechas por parte del KGB. También confirma la destrucción del Shagohod y de Groznyj Grad, así como la obtención de material informativo sobre Metal Gear de Granin. Ocelot califica este material como “útil para los EE.UU en el futuro”. Finalmente, Ocelot se muestra abierto a continuar su cooperación con la CIA, desvelándose así como el auténtico Adán, encargado de asegurar el éxito de Snake, y un agente triple al servicio de Volgin, de la CIA y de los Filósofos, pretendiendo usar su parte del Legado para revivir la facción en los EE.UU, proyecto que acabará con la creación de los Patriots.

Continúa en: Diseccionando Metal Gear Solid 4 – Guns of the Patriots

 

Información extraída de la Metal Gear Wiki y la Metal Gear Database de PS3
Imágenes extraídas de la Metal Gear Wiki 

 

Ignacio Reinosa

Estudiante de Filosofía. Redactor en Revogamers desde 2008. Amante de los videojuegos, y de escribir sobre ellos. Videojuegos, lectura, rol, juegos de mesa y mucho más me dejan sin tiempo para nada más.

Ver todos

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* ]]> */