Portada » Disecciones » Diseccionando The Sandman

Diseccionando The Sandman

Con The Sandman uno se da cuenta de la tremenda brecha que hay entre DC Comics y Marvel. A mi me gusta comparar a la segunda como ese restaurante que hace comida muy sabrosa, pero tampoco es el sitio al que llevarías a alguien a una primera cita para impresionar. Hacen comics divertidos, amenos, con mucha acción y se han franquiciado de maravilla, consiguiendo grandes productos multimedia.

DC Comics, en cambio, es mucho más irregular. Sus héroes son menos conocidos (salvo Batman y Superman), sus historias más confusas y, por qué no decirlo, en muchos casos son más pueriles, menos cohesionadas y más chapuceras. Pero, y este pero es muy importante, DC Comics siempre se las ha arreglado para tener a los mejores guionistas del mundo de los videojuegos. Frank Miller, Alan Moore, Neil Gaiman, Grant Morrison… Puede que no os suenen si os los suelto de sopetón, pero si os digo El Caballero Oscuro, 300, Sin City, V de Vendetta, La Liga de los Hombres Extraordinarios, Año 1, La Cosa del Pantano, Arkham City, Watchmen, Para el Hombre que lo tiene todo, Crisis Final o The Sandman puede que aquí cambie la cosa.

The Sandman 01

Y es que si DC Comics es irregular en cuanto a la calidad de sus historias, no lo es en absoluto Vertigo, su colección de comics más seria y oscura, donde tiene cabida toda la producción que no encaja en el mundo más luminoso (normalmente) de sus héroes tradicionales. The Sandman ocupa un lugar de honor en esta colección por muchas de sus particularidades, entre ellas lo dilatado de su publicación, a lo largo de siete años.

The Sandman tiene la extraordinaria facultad de crear una mitología propia a lo largo de todas sus historias. Coge prestado de todas las historias de la humanidad, de las leyendas, los mitos y cuentos clásicos tanto nórdicos, como griegos, árabes o cristianos y los mezcla en un crisol único, que consigue tener carácter propio.

El protagonista de la historia es Sueño, uno de los siete Eternos que habitan en el mundo desde su creación. Unos seres de enorme poder ante los que los mismos dioses se inclinan y respetan. Sueño es un personaje frío e implacable, inmortal y que es tan viejo como la misma existencia… y entonces es capturado por accidente por una sociedad secreta, que lo mantienen cautivo durante décadas.

The Sandman 02

Así comienza esta colección de comics, cada cual más mágico que el anterior. Si las primeras historias se centran en el cautiverio de Morfeo (uno de los muchos nombres de Sueño) y en su posterior liberación y sus intentos por devolver el orden al caos que se ha producido durante su ausencia, poco a poco nos vamos sumergiendo en la larga historia del personaje, en las personas con las que se ha relacionado el Eterno a lo largo de los siglos de historia.

Los arcos argumentales poco a poco abandonan a Morfeo y se convierten en una amalgama de personajes, siempre relacionados con el mundo de los sueños, que muestran una u otra faceta del personaje. Porque The Sandman es una colección de personajes y de cómo se relacionan, con la mitología de la humanidad de fondo.

The Sandman 04

Los diálogos van cobrando profundidad a medida que avanzamos y vemos una lenta, pero clara, evolución. Si se lee seguido estos cambios se introducen poco a poco, pasando de una acción más directa a otra más sutil y delicada, basada más en el diálogo y en la composición de las viñetas más que en lo que hacen los personajes en sí.

De la misma forma, la simbología se va haciendo más sutil a medida que avanzamos en la trama. En las primeras historias no hay el nivel de narrativa tan profundo que encontramos más adelante, con elementos cíclicos, que se repiten al principio y al final de las historias, e incluso de arcos argumentales enteros. No es raro que haya dos personajes totalmente relacionados aun a pesar de que hayan transcurrido varios años entre sus concepciones.

Posiblemente el cambio más abrupto sea cuando se presenta al lector a los Eternos, porque es cuando la historia comienza a adquirir tintes cosmológicos. De la historia de un simple ente (increíblemente poderoso, eso sí) pasamos a ver a los seres más antiguos de la creación: Destino, Muerte, Sueño, Desesperación, Delirio (antes Deleite), Deseo y Destrucción. Los Eternos, hermanos, son criaturas que responden a su dominio y que también van apareciendo a lo largo de las historias, especialmente Muerte, que es la hermana a la que todos suelen acudir para charlar de forma animada, y Delirio, que tiene su propio arco argumental en compañía de Sueño.

The Sandman 05

Y es que The Sandman, como ya hemos explicado, es un cómic de personajes, no de historias, ya que esta se va contando sola a través de los diálogos. Todo encaja, desde una leyenda que ocurrió en la antigua Bagdad hasta los pensamientos del Emperador Augusto, un cuento japonés o la locura del primer Emperador de los EE.UU.

No hay ninguno superfluo, ya que todos ellos aportan algo a Morfeo, le hacen reflexionar o le muestran una faceta nueva de la vida. La historia más nimia es importante, ya que refleja algo de lo que le que ocurre al personaje, ya sea de forma directa o indirecta, sumergiéndonos en los dominios de los sueños, reflejo de Morfeo.

Neil Gaiman, prestándose del dibujo de decenas de artistas, va macerando así una increíble historia que refleja como pocas cómo deben ser los sentimientos y la voluntad de un ser prácticamente todopoderoso e inmortal. En vez de someterlo a trances físicos, se centra en el conflicto emocional, en la lucha de voluntades y en fascinar al lector con las extraordinarias ambientaciones.

The Sandman 03

Es, ante todo, una colección que sorprende y arriesga, nunca conformándose con enseñar lo establecido. La miseria humana se mezcla con la divina, los dioses se ligan a sus creaciones con otros lazos diferentes y sus penas no son transitorias, sino que se alargan a lo largo de los milenios. Morfeo evoluciona y poco a poco vemos cómo estos cambios afectan a lo que le rodea, enmendando errores del pasado y cerrando poco a poco los flecos de su torturada vida como Eterno.

The Sandman es, y no exagero en absoluto, una obra maestra. Una de las razones por las que los comics son considerados un arte y, en cualquier caso, una lectura más que recomendable para cualquier amante de las buenas historias. Eso sí, si queréis haceros con él vais a tener que esperar un poco, los derechos de publicación acaban de pasar de manos en España justo cuando habían terminado de editar una colección de lujo en siete tomos (mas uno adicional centrado en Muerte) y ya es prácticamente imposible encontrar la colección completa en librerías. Pero ya sabéis lo que se dice: lo bueno se hace esperar…

http://youtu.be/oNuX7bs2qAM

Jose Manuel Bringas

30 años siendo adicto al cine, las series de TV, los libros y los videojuegos. Creo firmemente que el gato de Schrödinger está vivo y que Shenmue 3 no existe, son los padres.

Ver todos

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* ]]> */